Playing now

Playing now

Métodos para medir la productividad y mejorar el rendimiento

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

La mayor productividad en una empresa es una de las ambiciones de cualquier líder. Para encontrar la fórmula perfecta, hay técnicas y métodos que nos pueden ayudar.

  • Las soluciones tecnológicas de gestión empresarial aglutinan y ordenan los datos que nos permiten evaluar el rendimiento.
  • Del diagrama de Pareto al método Ivy Lee, hay muchas maneras de fomentar la productividad entre los empleados.

Hacer crecer la productividad en las empresas es ahora más fácil que nunca. ¿Cómo? Gracias a los avances tecnológicos. Además, sigue siendo tan vital como el primer día; la productividad es una medida económica que usamos para calcular cuántos bienes o servicios se producen por cada factor durante un período determinado. Los factores pueden ser los trabajadores o los recursos materiales. Por ejemplo la productividad de una máquina en una fábrica, de un campo para la actividad agrícola, etc.

Factores clave para mejorar la productividad de una pyme

Si nos centramos en la mayor productividad en una empresa, el factor más importante es el equipo humano. No hay una fórmula de productividad en pymes que funcione en todos los negocios. Sí es cierto que la incorporación de soluciones tecnológicas agiliza la medición de resultados y la evaluación del desempeño.

Un ERP completo como Sage 200 te permite llevar un seguimiento de la producción de la empresa. Te ayuda con el avance temporal de los proyectos, la trazabilidad de las acciones de los empleados y el alineamiento de los resultados con los KPIs de negocio. Por eso cada vez más empresas apuestan por convertirse en consultorías tecnológicas. La demanda de software empresarial es alta, entre otros motivos porque facilita el cálculo de la rentabilidad del negocio.

Más allá de la ayuda a la productividad del ERP, hay técnicas y métodos que se pueden aplicar. El objetivo es medir el rendimiento de un equipo o para empezar a corregir los errores. Sin mejorar la productividad y optimizar procesos, tu empresa probablemente se quede estancada. Así que toma nota:

Técnicas para mejorar la productividad en una empresa

Técnica Pareto

El diagrama de Pareto es una gráfica para organizar las prioridades en la toma de decisiones dentro de un equipo. Así clasificamos los retos a resolver según su gravedad y prioridad. Fue inventado por el ingeniero y economista italiano Vilfredo Pareto. En su estudio concluyó que el 80% de la riqueza estaba en manos del 20% de la población, y el 20% de la riqueza en el 80% restante.

La regla 80/20 funciona igual aplicada a proyectos. El 80% de los resultados que se obtienen dependen del 20% total del esfuerzo empleado. La clave es identificar las tareas que más influyen en los beneficios de la empresa y darles prioridad. Dejamos para más adelante el grueso de acciones que ocupan el 80% de nuestro tiempo, pero solo se reflejan en un 20% de las ganancias.

Método Ivy Lee

El método Ivy Lee es un sistema dirigido a aumentar la productividad en el trabajo. Su mecánica es sencilla. Al final de cada jornada, hay que listar las 6 tareas más importantes que deben realizarse el día posterior.

La jerarquización de la actividad es muy importante. También lo es no extenderse con más de 6 tareas diarias para no perder el foco. El día siguiente, el objetivo es realizar la primera tarea con el máximo nivel de concentración y no empezar la siguiente hasta haber finalizado la anterior, hasta completar la lista. Un método para medir la productividad es calcular el nivel de cumplimiento a lo largo de un determinado período. Hay que poner en común los objetivos de todos los miembros del equipo.

Técnica Pomodoro

Una de las metodologías más populares para incrementar la productividad en el puesto de trabajo. La técnica Pomodoro fue inventada por el ingeniero informático Francisco Cirillo en los años 80. Se centra en la gestión del tiempo efectiva para aprovechar cada minuto de concentración.

El funcionamiento de este método es muy sencillo. Elegimos una tarea a realizar. Programamos una alarma a los 25 minutos y trabajamos sin interrupción alguna y con la máxima concentración posible. A los 25 minutos, cuando suene la alarma, realizamos un descanso de 5 minutos. Y después, vuelta a empezar. La filosofía detrás de este método es que trabajar en períodos cortos de concentración y con múltiples descansos es más productivo para los empleados y, por ende, para la empresa.

Tras la aplicación de todas estas técnicas se necesitan indicadores de productividad en una empresa que evalúen los resultados. Las herramientas tecnológicas te ofrecen las mejores soluciones. Recopilan datos de todas tus fuentes y los procesan simultáneamente gracias a CRM y ERPs de contabilidad, facturación, recursos humanos… que trabajan en la nube para dar mayor accesibilidad. Es una apuesta firme por elevar el éxito de las empresas. Los negocios que se dediquen a la implementación y adopción de software de gestión tienen muchas posibilidades de triunfar.

Venta de software para empresas

Descarga tu guía gratuita en PDF
para descubrir:

- Cómo ser partner de Sage y triunfar
vendiendo soluciones de software

Descarga gratis tu guía