Playing now

Playing now

Modalidades y tipos de contratos de trabajo que quedan en vigor en 2021

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Modalidades y tipos de contratos de trabajo que quedan en vigor en 2021

En esta entrada con contenido actualizado describimos cuáles son las modalidades de contratos de trabajo y los diferentes tipos de cada una de ellas.

  • Con motivo de la pandemia, a lo largo de 2020 se han aprobado un sinfín de leyes que afectan al ámbito laboral, pero no se han producido grandes cambios en las formas de contratación.
  • En todo caso, siguen siendo cuatro las modalidades de contratos de trabajo de cara a 2021: la indefinida, la temporal, la realizada para la formación y el aprendizaje y el contrato en prácticas.

Prohibición del despido objetivo como respuesta al COVID-19, aprobación de la ley del trabajo a distancia, prórroga de los ERTE’s hasta enero de 2021… La evolución de la crisis sanitaria ha llevado a legislar en materia laboral, casi compulsivamente. Y no es para menos.

Sin embargo, los numerosos cambios producidos en materia laboral no han afectado a las modalidades y tipos de contrato laboral, que se mantienen estables de cara al nuevo año. En todo caso, lo que cambia son las circunstancias que envuelven al desempeño de la actividad (por ejemplo, en lo que se refiere al teletrabajo), pero no a los contratos de trabajo en sí.

Software de nóminas y recursos humanos

¿Conoces Sage 200 Laboral?

Descubre los beneficios de esta
solución de nóminas y recursos humanos.

Más información

El estado del debate sobre las condiciones de trabajo

El debate sobre las modalidades de contratos de trabajo siempre se mantiene activo. De cara a 2021, el gobierno aborda la aprobación de una ley para limitar la subcontratación, y se compromete con Bruselas a simplificar los contratos laborales. Dos objetivos que, como en legislaturas precedentes, pretenden frenar la precariedad laboral o la exclusión social.

En esta legislatura, el despido por bajas médicas justificadas y del despido objetivo por absentismo han sido derogados de la reforma de 2012.

Como novedad, el ejecutivo busca derogar progresivamente la reforma laboral de 2021, donde las modalidades de contratos de trabajo se regirán por las siguientes medidas.

1. Primacía de los convenios colectivos frente a los de la empresa.

Se pretende recuperar la ultraactividad de los convenios colectivos, una fórmula eliminada con la reforma laboral de 2012. Esta supresión supuso priorizar los convenios de empresa respecto a los sectoriales.

2. Regular las subcontratas

Regulando las subcontratas se pretende evitar que las empresas, con el fin de ahorrar en costes, paguen salarios por debajo de lo que marca su convenio respectivo. Esta medida obligará a las empresas a contratar a “externos” (subcontratados, autónomos o colaboradores).

No obstante, esta fórmula está levantando ampollas en la patronal, que ve la medida como un escollo a la descentralización de la actividad y al proceso de subcontratación.

De salir adelante, esta medida incidirá directamente sobre las condiciones de trabajo de repartidores o conductores de VTC. La razón principal es que estos profesionales suelen ser contratados a través de pymes que dependen, a su vez, de grandes cadenas.

3. Evitar cambios unilaterales de condiciones

El debate también se centra en limitar la capacidad de modificación unilateral de las condiciones de trabajo por parte de la empresa, una práctica que favorece la precarización del empleo.

Temporalidad y pandemia: dos conceptos que se retroalimentan

Los datos del INE son reveladores: con la destrucción de empleo derivada de la crisis sanitaria, la tasa de temporalidad ha bajado casi tres puntos de golpe en el segundo trimestre de 2020. Esta estrepitosa caída al 22,4 % es una consecuencia de la dualidad del mercado laboral en nuestro país, que debe corregirse según los expertos.

De hecho, en España, cuando la actividad económica se resiente, muchas empresas utilizan como mecanismo de ajuste la extinción o no renovación de los contratos temporales, que conllevan indemnizaciones más bajas en comparación con los indefinidos.

La realidad es que, en el tercer trimestre de 2020, tres de cada cuatro empleos destruidos han sido temporales. Así lo refleja el siguiente gráfico de la EPA.

EPA

Las cuatro modalidades de contrato laboral

Aunque es más que probable que en los próximos años se vivan más reformas legislativas en materia laboral, en la actualidad están vigentes cuatro modalidades y tipos de contratos de trabajo:

  • Indefinido.
  • Temporal.
  • Para la formación y el aprendizaje.
  • En prácticas.

El contrato indefinido

Se concierta sin establecer límites de tiempo, lo que le confiere una estabilidad que le convierte en el más codiciado por los trabajadores y el más empleado por las empresas cuando buscan relaciones a largo plazo. En la actualidad, hay diversos tipos de contrato indefinido vigentes:

  • De personas con discapacidad.
  • De personas con discapacidad en centros especiales de empleo.
  • Para personas con discapacidad procedentes de enclaves laborales.
  • De personas desempleadas de larga duración.
  • Para trabajadores en situación de exclusión social
  • Para trabajadores que tengan acreditada por la administración competente la condición de víctima de violencia de género, doméstica, víctima del terrorismo o víctima de trata de seres humanos.
  • Con trabajadores en situación de exclusión social por empresas de inserción.
  • De familiar de trabajador autónomo.
  • Para trabajadores mayores de cincuenta y dos años beneficiarios de los subsidios por desempleo.
  • De servicio del hogar familiar.
  • Trabajo en grupo.
  • De alta dirección.
  • Otros contratos indefinidos que no puedan incluirse en ninguna categoría del listado.

El contrato temporal

En la contratación temporal, destacan tres tipos principales:

  • De obra o servicio determinado, que deben contar con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa. Además, su ejecución, aunque limitada en el tiempo, debe ser, en principio, de duración incierta.
  • Eventualpor circunstancias de la producciónSe puede concertar cuando las circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos así lo exigieran, aun tratándose de la actividad normal de la empresa.
  • De interinidad, enfocado a sustituir a trabajadores con derecho a reserva del puesto de trabajo, siempre que en el contrato de trabajo se especifique el nombre del sustituido y la causa de sustitución.

Tipos especiales de contratos temporales

Junto a los tres tipos principales, existen muchos otros que, generalmente, son un subtipo de alguno de los principales adaptado a unas determinadas circunstancias. Son los siguientes:

  • De interinidad para sustituir al trabajador en excedencia por cuidado de
  • Para sustituir a trabajadores en formación por beneficiarios de prestaciones por desempleo.
  • De interinidad para sustituir a trabajadores durante los períodos de descanso por maternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural o suspensión por paternidad.
  • Para sustituir bajas por incapacidad temporal de personas con discapacidad.
  • De interinidad para sustituir a trabajadoras víctimas de violencia de género.
  • Para trabajadores en situación de exclusión social.
  • Para trabajadores que tengan acreditada la condición de víctima de violencia de género, doméstica, víctima del terrorismo o víctima de trata de seres humanos.
  • De fomento de empleo para trabajadores en situación de exclusión social en empresas de inserción.
  • Para trabajadores en situación de exclusión social por empresas de inserción.
  • Para trabajadores mayores de 52 años beneficiarios de los subsidios por desempleo.
  • De situación de jubilación parcial.
  • De relevo.
  • De trabajos de interés social / fomento de empleo agrario.
  • De servicio del hogar familiar.
  • De personas con discapacidad.
  • De personas con discapacidad en centros especiales de empleo.
  • Para la realización de un proyecto específico de investigación científica y técnica.
  • De acceso al sistema español de ciencia, tecnología e innovación.
  • Del Personal investigador predoctoral en formación.
  • Para penados en instituciones penitenciarias.
  • De menores y jóvenes, en centros de menores sometidos a medidas de internamiento.
  • De trabajo en grupo.
  • Alta dirección.
  • De sustitución por anticipación de la edad de jubilación.

Contrato para la formación y el aprendizaje

Busca la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo. Existen varios tipos de contrato para la formación y el aprendizaje:

  • Celebrado por empresas de trabajo temporal (ETT).
  • Realizado en programas de empleo y formación.
  • Celebrado con personas con discapacidad.
Sage

Las modalidades y tipos de contrato de trabajo para la formación y el aprendizaje está orientado a la compatibilización de estudios y empleo.

Contrato en prácticas

El contrato en prácticas se concibe como un complemento de experiencia laboral a la formación académica. Por lo tanto, se concierta con personas que han obtenido un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior u otros oficialmente reconocidos como equivalentes en los últimos cinco años (siete en el caso de discapacitados).

Busca relacionar esta experiencia laboral con los estudios recientemente cursados. Las modalidades y tipos de contrato de trabajo en prácticas son:

  • Celebrado por ETT.
  • Para personas con discapacidad.

De momento, cuestiones como la indemnización por despido de 45 días por año trabajado o la regulación de las condiciones laborales de los becarios se quedan fuera del debate.

Especial mención a los contratos fijos discontinuos

A diferencia de otros países europeos, en España existe un tipo de relación laboral muy particular, debido a una economía que depende fundamentalmente del sector servicios.

Nos referimos a los contratos fijos discontinuos, una modalidad aparentemente definida por dos conceptos contradictorios. Estas son sus características:

  • Es un contrato indefinido y fijo, donde debe figurar la duración estimada de la actividad, así como la forma y orden de llamamiento que establezca el convenio colectivo respectivo.
  • La empresa contrata al trabajador durante un periodo concreto en el que se desarrolla la actividad.
  • Es cíclico, es decir, que se formaliza cuando surge la necesidad por parte de la empresa.

La falta de turistas por la pandemia ha limitado la actividad de los trabajadores fijos discontinuos, pero el gobierno ha diseñado ayudas para que este colectivo pueda acceder a los ERTE.

Como ves, existen muchos tipos de contrato de trabajo que responden a circunstancias diferentes. En todo caso, para saber cuál es el que más indicado para cada puesto, hay que contar con las herramientas que nos permitan manejar la información laboral y los datos de los trabajadores que desarrollan o pueden desarrollar unas determinadas labores.

Nota del editor: Este artículo fue publicado por primera vez en 2019 y actualizado en diciembre de 2020 por su relevancia.

Fuentes

https://www.sepe.es/HomeSepe/que-es-el-sepe/estadisticas/datos-avance/contratos.html

https://www.epdata.es/asalariados-contrato-temporal-2019-2020/dcfe78fe-6789-4538-9e7e-8300d3ba9666

Software de nóminas y recursos humanos

¿Conoces Sage 200 Laboral?

Descubre los beneficios de esta
solución de nóminas y recursos humanos.

Más información