Pagos a cuenta en el impuesto de sociedades: modificaciones a grandes empresas

Publicado · 2 minutos de lectura

Tal y como habíamos anunciado, el Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó un nuevo paquete de medidas económicas para paliar la situación de déficit como bien nos adelantó Mister Empresa en este post. De todas las medidas aprobadas, la modificación en el cálculo de los pagos a cuenta del impuesto de sociedades es la que mayor trascendencia tiene para el sector empresarial, dejando fuera al sector farmacéutico claro, que ha sido otro de los sectores afectados por la nueva normativa.

En este nuevo sistema de cálculo, no se alteran los tipos efectivos del impuesto de sociedades y se mantienen los niveles correspondientes, aunque sí se altera la compensación de bases negativas de ejercicios anteriores y las dotaciones para la amortización del fondo de comercio.

Cálculos de los pagos fraccionados en el impuesto de sociedades

La modificación que se ha llevado a cabo sólo repercute a las grandes empresas que tengan un importe neto de cifra de negocios por encima de los 20 millones de euros y están obligadas al pago fraccionado en función del propio resultado del ejercicio tal y como explicamos en el post anterior.

No se alteran ni las fechas a realizar los pagos fraccionados, 20 de abril, julio y diciembre; ni el número de pagos que sigue siendo de 3. Respecto a los porcentajes que se aplican para cada pago fraccionado se ha realizado un sistema progresivo en función de la siguiente tabla:

Tal y como podemos ver, las empresas con mayor facturación son las que ingresarán una mayor cuantía en cada pago fraccionado.

Medidas de compensación de bases imponibles negativas

La compensación de bases imponibles negativas está limitada al 75 por ciento de la base imponible previa a dicha compensación, cuando en esos doce meses el importe neto de la cifra de negocios sea al menos veinte millones de euros pero inferior a sesenta
millones de euros.

La compensación de bases imponibles negativas está limitada al 50 por ciento de la base imponible previa a dicha compensación, cuando en esos doce meses el importe neto de la cifra de negocios sea al menos sesenta millones de euros.

Esta modificación repercute directamente en la cuantía de impuestos a pagar y afecta directamente al traslado a ejercicios posteriores los porcentajes no compensados en bases imponibles negativas.

Conclusiones

En ambos casos, no se persigue mejorar la liquidez del estado perjudicando la tesorería de la empresa aumentando los pagos fraccionados y reduciendo la fórmula de compensación de bases imponibles negativas. Medidas que restan liquidez y capacidad de maniobra a las empresas en todos los casos.

Más Información | BOE – Real Decreto-ley 9/2011
En Blog Sage | Las medidas económicas aprobadas por el Gobierno el 19 de agosto, Hacienda plantea cambiar los pagos fraccionados en el impuesto de sociedades
Imagen | agrilifetoday

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta