Playing now

Playing now

Para qué sirve el Modelo 130. Obligación de presentarlo

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

El Modelo 130 es una declaración trimestral del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) en el que se liquida el pago fraccionado de este impuesto, a cuenta de la declaración anual que se realiza el año siguiente.

Este modelo es el medio que utiliza Hacienda para recaudar el IRPF de autónomos que no son objeto de retención en sus ingresos a lo largo del año. De esta forma, el contribuyente paga el impuesto trimestralmente en lugar de tener que pagar todo de una vez al año siguiente.

Modelo 130 ¿Obligatorio para quién?

La presentación del modelo 130 es obligatoria para los autónomos que desarrollan actividades económicas y declaran su IRPF mediante estimación directa normal o simplificada. También para socios de sociedades civiles y comunidades de bienes en ese mismo supuesto, que deberán declarar cada uno individualmente por el porcentaje que les corresponde en el reparto de beneficios.

El modelo consiste en la liquidación a cuenta de un porcentaje de los beneficios obtenidos a lo largo del trimestre.

No es obligatorio para los autónomos que realizan actividades profesionales, siempre que al menos el 70% de sus ingresos por dicha actividad hayan tenido retención o ingreso a cuenta.

Lo que se declara en este modelo de Hacienda es el rendimiento neto acumulado del ejercicio. De esta forma, el primer trimestre tienes que declarar el rendimiento neto del 1 de enero al 31 de marzo, y en el segundo trimestre le sumas la cantidad correspondiente.

El rendimiento neto es la diferencia entre los ingresos obtenidos y los gastos fiscalmente deducibles de la actividad. En cada trimestre se suman los rendimientos netos acumulados del ejercicio, pero el porcentaje que tienes que pagar, un 20%, se aplicará sólo al trimestre al que corresponde la declaración.

Si el resultado sale a pagar, puedes entregarlo en cualquier banco y hacer el ingreso en efectivo, o bien presentarlo de forma telemática para que sea cobrado directamente de tu cuenta.

Si el resultado no sale a pagar, también puedes entregarlo personalmente en cualquier oficina de la Agencia Tributaria o en Correos.

Recuerda: Si eres autónomo y tributas en régimen de estimación directa, debes entregar el modelo 130 al finalizar cada trimestre.

Aquí tienes información sobre cómo rellenar el modelo 130.

Prueba Sage Contabilidad y Facturación

Tendrás a tu alcance una potente solución de contabilidad y facturación en modalidad cloud. Pruébala gratis sin compromiso.

Quiero una prueba gratis

Dejar una respuesta