Playing now

Playing now

Subida del SMI, ¿qué coste supondrá para las pequeñas empresas?

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros es una de las medidas políticas recientes de mayor impacto en la empresa. Te contamos en este post cómo afectará a las pequeñas empresas.

  • La subida del SMI a 900 euros obligará a revisar los salarios de todos los empleados que estén por debajo de esa cuantía.
  • Para los trabajadores eventuales y temporeros se fija un salario de 42,62 euros por jornada legal. Respecto a los empleados del hogar, el salario mínimo se sitúa en 7,04 euros la hora

Para pymes y autónomos con asalariados supondrá un esfuerzo extra, pero también hay que tener en cuenta posibles incrementos futuros para equiparar el SMI con la media europea. Es lógico que nos preguntemos qué coste supondrá para las pequeñas empresas.

Esta subida supone un aumento del 22,2%, el más elevado de la historia del SMI. Por eso, para muchos organismos internacionales, como la Comisión Europea, supone poner en peligro entre 70.000 y 80.000 puestos de trabajo en 2019 y 2020. Otras instituciones, como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), rebajan dicha cuantía y la cifran en torno a 40.000 empleos menos de los que se podrían crear con un incremento más moderado.

Es cierto que una subida del SMI no solo afectaría a los empleados que tienen un salario más bajo, sino también a aquellos que estaban justo por encima, que reclamarán a su vez mejoras salariales. Esto supondría un aumento de su renta disponible que podría favorecer el consumo y el empleo. El balance entre ambas posiciones solo lo veremos pasado el tiempo, ya que las experiencias en otros países de medidas similares no han sido tan preocupantes como podría deducirse de los análisis iniciales.

Aumento del SMI, el sobrecoste que debe soportar la pyme

  • La realidad es que la medida va a suponer un esfuerzo en salarios para las pequeñas empresas. Al incremento en el SMI hay que sumar el que supone en la cotización a la Seguridad Social a cargo de la empresa. Entre ambos conceptos, el coste para la empresa se situará, al menos, en 16.380 euros anuales.
  • Además, los trabajadores que cobren el SMI tienen derecho a cobrar complementos salariales. Algunos de ellos pueden estar fijados tomando como módulo el salario base y, por lo tanto, la subida de este último puede incidir en un incremento mayor en los costes salariales.
  • Para una empresa que contrata a cuatro o cinco trabajadores, el sobrecoste va a suponer el sueldo del año anterior de otro trabajador más. Puede parecer alarmante, aunque la realidad es otra.
  • Lo cierto es que la empresa tendrá que actualizar todos los salarios que estén por debajo de esta cantidad. Y aquí sí que se puede notar que muchos salarios por convenio eran ligeramente superiores al salario mínimo, y en este sentido se reflejará en las cuentas a final de año, aunque la subida total será menor del 22%
¡Comparte! Este post sobre cómo afectará a los trabajadores y empresas la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros.

A quién afectará la subida del SMI

  • La subida del SMI afectará, sobre todo, a los trabajadores con una cualificación profesional más baja. A la vez, suelen ser los que soportan un índice de precariedad más alto, por lo que en un país que depende del factor estacional del turismo puede provocar que se acorte la duración de dichos contratos para compensar esta subida del SMI.
  • También muchas personas que pertenecen a colectivos que, en media, ganan menos, como mujeres y extranjeros, verán mejorados sus sueldos a final de mes.
  • Pero, en realidad, está lejos de ser una medida que afecte de forma notable a las empresas. Los contratos que se formalizan con un sueldo igual al SMI suponen el 1,75% del total, por lo que no debería suponer un problema para la mayoría de las empresas. Es cierto que el coste salarial va a suponer un esfuerzo para las diferentes organizaciones, pero también lo es que la mayoría de ellas ya contrataban por encima de dicha cantidad.

Por último, ¿puede desincentivar la contratación? Pues quizá lo que pueda provocar es que la duración de los contratos sea más corta. Pero, a la vez, es importante tener en cuenta que supondrá un empujón para la recaudación de la Seguridad Social, que el Gobierno ha cifrado en unos 1500 millones de euros, aunque otras instituciones rebajan dicho optimismo y lo cifran en torno a los 1.000 millones.