Playing now

Playing now

Buenas prácticas de desconexión digital para las pymes

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post, te contamos cómo las empresas están implementando cada vez más buenas prácticas de desconexión digital y algunos consejos para hacerlo posible.

  • Un 56% de las empresas ya ha adoptado buenas prácticas para favorecer la desconexión fuera del horario laboral.
  • Un 41% de empresas aplica políticas para no molestar a los trabajadores durante las vacaciones.

La tecnología mantiene a las personas más conectadas a la oficina que nunca. Sin embargo, saber desconectar una vez terminada la jornada laboral es necesario e imprescindible para no quemar al trabajador. No saber hacerlo puede resultar tan perjudicial que la productividad y el ánimo del empleado podrían disminuir.

Todo surgió cuando se empezó a extender el uso de los dispositivos móviles. Los smartphones, por ejemplo, han cambiado tanto la forma en que se trabaja como en la que se emplea el tiempo libre. ¿Cuántas veces debe el usuario responder a correos electrónicos fuera de su jornada laboral y atender a llamadas del trabajo? Seguro que más de una y más de dos. Pero eso puede acabar. La desconexión digital es un derecho de los trabajadores. Y ya hay empresas que están aplicando políticas específicas para garantizarlo.

El derecho a la desconexión digital

La ley de Protección de Datos pone de manifiesto el derecho de los trabajadores a desconectarse digitalmente fuera de su horario. La normativa aprueba que los empleados eviten prestar atención a cuestiones laborales cuando estén fuera del horario laboral, estén de vacaciones o tengan algún día libre.

Según los artículos de la ley, los trabajadores y empleados públicos deben tener derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del horario laboral legal o convencionalmente establecido, “el respeto a su tiempo de descanso, licencia y vacaciones, así como su privacidad”.

La ley ratifica que los empleados no tienen por qué prestar atención a cuestiones laborales fuera de su horario.

Asimismo, la ley destaca que los empresarios deben aplicar una política interna hacia los empleados para establecer la forma de aplicar este derecho. Los empresarios tienen, por tanto, que disponer de la sensibilidad necesaria en cuanto al uso adecuado de las herramientas digitales para evitar la amenaza del cansancio tecnológico.

Buenas prácticas de desconexión digital

Más de la mitad de las empresas españolas ya cuentan con un manual de buenas prácticas para promover esa desconexión digital una vez ha concluido la jornada. Datos del Top Employers HR Best Practice Survey ponen de manifiesto que el 56% de las 103 compañías Top Employers en España han adoptado buenas prácticas en este sentido. La cifra supone un 23% más que el año pasado.

Algunas de las acciones planteadas por las empresas son no molestar a los trabajadores durante las vacaciones o la realización de campañas de sensibilización. De acuerdo a los datos de Top Employers, un 41 % de las empresas aplica políticas de no molestar durante las vacaciones. También han decidido acortar los horarios de las reuniones. El dato supone un incremento del 16% con respecto al año anterior.

Este tipo de iniciativas se han adoptado para favorecer no solo la conciliación, sino también el equilibrio emocional de los empleados. Igualmente, las empresas que emplean buenas prácticas de desconexión digital buscan un mejor clima laboral.

Consejos para la desconexión digital

1. Derecho a la privacidad

La ley reconoce el derecho a la privacidad cuando se utilizan teléfonos móviles y PC de la empresa. Del mismo modo se debe garantizar la privacidad en relación con el uso de videovigilancia y geolocalización.

En este sentido, el empresario podrá acceder a estos dispositivos, pero con restricciones. Específicamente, puede hacerlo solo para asegurarse de que el trabajador esté cumpliendo con sus obligaciones laborales y para garantizar la integridad de estos dispositivos.

Aparte de eso, se avala que el trabajador fuera de su horario laboral tenga el teléfono de empresa apagado. 

Un 23% de empresas más que el año anterior adoptan buenas prácticas que favorecen la desconexión digital.

2. Establecer límites

Una de las mejores prácticas a considerar por las empresas es establecer ciertos límites. Esto significa determinar cuándo se espera que la otra persona realice el trabajo. La empresa debe tener en cuenta también cuándo comienza y termina la jornada laboral de sus empleados. En este sentido, los empleados apreciarán saber cuál es su posición con respecto a la desconexión digital. Por su parte, el responsable empresarial también puede tener la discreción de solicitar horas adicionales o compromiso de tiempo para proyectos especiales, pero siempre con el consentimiento del empleado.

3. Evitar las represalias

Una característica clave de las regulaciones para favorecer la desconexión digital es evitar las represalias en caso de que un empleado no conteste a un e-mail fuera de su horario. En ese sentido, una buena práctica consiste en evitar posibles represalias si no se atiende a cuestiones laborales cuando se está disfrutando del tiempo libre.

4. Seguir la regla del “si puede esperar…”

Los empresarios pueden ayudar a que sus empleados no se sientan culpables al establecer una política que dé a los trabajadores la discreción de decidir si deben responder a un correo electrónico o una tarea fuera del horario de atención. Dicha regla empodera al empleado, refuerza la flexibilidad laboral y adopta la desconexión digital fuera del lugar de trabajo como una política aceptada de la empresa.

En definitiva, las buenas políticas para favorecer la desconexión digital deben partir siempre del empresario. Cuando se cuida a los trabajadores y se respeta su descanso, estos rinden más. Se consigue así una armonía en la organización y la satisfacción de los profesionales que trabajan en la empresa.

Teletrabajo en tu empresa

Mucho más fácil de lo que crees.

Teletrabaja con un software de última
generación y eleva tu productividad.

Más información