Contrato único: qué es y cuáles son sus ventajas e inconvenientes

Publicado · 3 minutos de lectura

Ya en la antigüedad se formalizaban acuerdos de trabajo, los cuales podían ser de palabra o escritos, en donde se especificaban las principales condiciones del empleo. Sin embargo, desde los esclavos de la Edad Antigua a los trabajadores con contrato de hoy en día, se ha recorrido un abismo en materia de derechos laborales, siendo una de las últimas propuestas en materia laboral en nuestro país el contrato único.

Podemos definir el contrato de trabajo como un acuerdo entre empresario y trabajador, por el que este último se obliga a prestar determinados servicios por cuenta del empresario y bajo su dirección, a cambio de una retribución.

En relación a la formalización del contrato de trabajo, el artículo 8 del Estatuto de los trabajadores especifica que el contrato de trabajo puede formalizarse por escrito o de palabra, existiendo entre todo el que presta un servicio por cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de otro y el que lo recibe a cambio de una retribución.

El contrato de trabajo debe ser obligatoriamente por escrito cuando así lo exija una disposición legal, y siempre en los siguientes contratos:

  • Prácticas
  • Formación
  • Para la realización de una obra o servicio determinado
  • A tiempo parcial, fijo discontinuo y de relevo
  • A domicilio
  • Trabajadores contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero
  • Los contratos por tiempo determinado, cuya duración sea superior a cuatro semanas

De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

¿Cuántos tipos de contratos existen en España?

En la actualidad existen en España infinidad de contratos, de hecho son tantos que el SEPE ha elaborado una guía de más de 100 páginas donde se recogen los diferentes contratos existentes con las clausulas legalmente establecidas para cada tipo de contrato.

Los más de 50 contratos que existen en la actualidad se engloban dentro de cuatro grandes bloques:

  • Indefinidos
  • Temporales
  • Para la formación y el aprendizaje
  • En prácticas

¿Qué es el contrato único?

Ya han pasado más de tres años desde que el comisario europeo de Empleo, László Ándor, sugiriera que en España debería implementarse un único contrato laboral, con el fin de acabar con la dualidad contractual entre trabajadores temporales e indefinidos, y reducir las elevadas tasas de desempleo.

En este modelo de contrato la indemnización variaría en función de la antigüedad.

En contra de este modelo se posicionan los sindicatos, ya que piensan que se incrementaría la precariedad laboral, el Gobierno que considera que la medida no encaja en la legislación española y el Partido Socialista que considera que una medida de este tipo solo crearía «más paro, más déficit y más deuda pública».

A favor del contrato único se sitúa Fedea, que se define como una fábrica de ideas cuya finalidad es influir positivamente en la sociedad, investigando sobre las cuestiones económicas y sociales más importantes de nuestro tiempo y divulgando con posterioridad esa investigación, desde donde se sostiene que este contrato sería de gran utilidad para reducir la temporalidad en España, así como las diferencias entre los trabajadores que llevan tiempo en el sistema y gozan de una elevada protección y los que tienen un contrato temporal y se encuentran en situaciones de precariedad laboral.

Esta medida es más conocida, por estar dentro del programa de Ciudadanos, que propugna un contrato único indefinido con indemnización creciente.

Dentro de Europa, Dinamarca es uno de los pocos países de la UE que ha apostado por un contrato único, con un notable éxito que ha permitido reducir la tasa de desempleo de manera notable desde su implantación.

 

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta