Playing now

Playing now

¿Cuánto cuesta a la empresa contratar a un trabajador con el nuevo SMI?

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Analizamos el impacto de la subida del salario mínimo a 950 euros mensuales en 14 pagas en los costes laborales.

  • Con las pagas prorrateadas, el salario mínimo llega hasta los 1108 euros
  • Después de esta subida, los trabajadores que cobran el salario mínimo también pagarán algo más en cotizaciones sociales y retenciones

Tras el acuerdo alcanzado el pasado mes de enero entre Gobierno y agentes sociales, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha quedado fijado en 950 euros brutos, lo que supone un incremento del 5,5% respecto al año anterior. Para las empresas, supone que contratar a un empleado puede resultar más caro, sobre todo en los puestos que tenían salarios más bajos.

¡Comparte! Contratar un trabajador puede costar algo más con la subida del salario mínimo. Descubre cuándo es así y cuánto habrán de pagar.

Porque no todos los puestos de trabajo se ven afectados en igual medida por la subida del salario mínimo. Solo afecta a aquellos que tenían un salario bruto por debajo de los 13.300 euros anuales, que verán cómo su sueldo aumenta hasta alcanzar dicha cifra.

Así queda el SMI en 2020

Tras la subida aplicada en 2020, el salario mínimo diario será de 31,66€, el mensual de 950 euros y el anual en 13.300 euros brutos. Estas cifras están calculadas para una jornada de 40 horas semanales, por lo que si se realizan contratos a tiempo parcial habrá que hacer el cálculo en función de las horas mensuales trabajadas.

Para muchas empresas, contratar resultará más caro que en años precedentes

Cualquier empleado que tenga un sueldo superior a los 13.300 euros anuales brutos no se verá afectado por la subida de dicho salario. Pero hay que tener en cuenta que la hoja de ruta gubernamental marca fututas subidas del SMI en años sucesivos hasta alcanzar el 60% del sueldo medio a final de legislatura, lo que podría situar este salario mínimo en torno a los 1.200 euros mensuales.

Por tanto, la medida afecta en especial a las empresas que contratan personal con menor cualificación, que son los que tienen un salario más bajo. También a los autónomos que contratan personal, si lo hacían por el mínimo.

Diferencias entre salario base y salario mínimo

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo el salario base que el salario mínimo. El salario base será la cuantía a cobrar según la categoría profesional, de acuerdo al convenio colectivo en el que se encuadra la empresa. A esta cantidad hay que sumarle los conceptos que marque el convenio.

El salario mínimo es la cuantía mínima de salario que puede percibir un trabajador. Por debajo de esta no debería haber ningún salario, teniendo siempre en cuenta a las horas de jornada que se trabajen, ya que está calculado para una jornada completa. Para valorar si el salario está o no por debajo del SMI no basta con comparar el salario base, también hay que revisar los pluses de carácter salarial. Otros como horas extra o nocturnidad no se pueden asimilar.

¿Sabes qué entra y qué no dentro del salario mínimo? Conócelo en este post.

Pero en algunas ocasiones sí hay algunos pluses extrasalariales que se convierten en salariales, con lo cual el trabajador cobra lo mismo y se cumple con la subida del SMI. Esta práctica se puede realizar siempre que se ajuste a lo estipulado en el convenio y no supondrá un sobrecoste para la empresa.

Conceptos por los que empresas y trabajadores tendrán que pagar más

No solo las empresas tendrán que pagar más, los empleados también tendrán que abonar más dinero por diferentes partidas que les descuentan tras el aumento del SMI, desde el IRPF a la Seguridad Social. Vamos a verlo un poco más en detalle:

Costes del empleado

  • Contingencias comunes (4,70%), pagará 52,8 euros
  • Formación (0,10%), pagará 1,11 euros
  • Desempleo (1,55%), pagará 17,17 euros
  • Incremento total respecto a 2019: 3,68 euros

A esta cantidad habría que sumarle el porcentaje de IRPF aplicado que puede variar en función de las circunstancias de cada trabajador.

Costes de la empresa

  • Contingencias comunes  (23,60%), pagará 261,49 euros
  • Desempleo (5,50%), pagará 60,94 euros
  • Formación profesional (0,60%), pagará 6,65 euros
  • FOGASA (0,20%), pagará 2,22 euros
  • Accidentes de trabajo o enfermedad profesional, (1,50%), pagará 16,62 euros
  • Incremento: 18,22 euros

A esta cantidad hay que sumarle la diferencia del SMI, que con pagas prorrateadas ha pasado de 1050 en 2019 a los 1108, en 2020.

El coste de contratar un trabajador por el SMI sería de 1.474.14 euros para la empresa

Hay que tener en cuenta que las empresas más perjudicadas por esta circunstancia son las más pequeñas, puesto que según el INE, el 80% de los asalariados con un sueldo menor a los 950 euros trabajan en pymes, que precisamente son las que menos capacidad  tienen para absorber los sucesivos incrementos que vienen sufriendo en el SMI, razón por la cual la creación de empleo se puede ver afectada.