Ad-valorem

Se trata de una locución latina que significa “de acuerdo con su valor”. Designa los derechos de aduana impuestos según el valor de la mercancía.

Un arancel ad-valorem se expresa en porcentaje del precio o del valor. Es la forma de tipo impositivo más común. En este caso, la Base Imponible viene constituida por el valor en aduana. El valor en Aduana, a su vez, viene determinado por el valor de importación CIF (Código Incoterms) que incluye coste, seguro y fletes. No se tiene en cuenta las unidades de peso o medida.

Este método se caracteriza por su progresividad en la cantidad recaudada por el Estado porque a mayor valor de la mercancía, se tiene que pagar más de arancel. Además, asegura un mayor nivel de ingresos en los casos de mercancías que tengan añadido más tecnología, dado que éstas se van a corresponder con mercancías de mayor precio y, por lo tanto, suponen un aumento de la recaudación.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.