Playing now

Playing now

Estas son las principales funciones del asesor fiscal

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Para minimizar las multas, sanciones o recargos con Hacienda y optimizar la tributación de las empresas y autónomos es necesario conocer cuáles son las principales funciones del asesor fiscal.

  • Conoce mejor la figura del asesor fiscal, su responsabilidad y los tipos de asesoramiento que se pueden recibir.
  • Te detallamos las principales funciones del asesor fiscal.

Contratar los servicios de una asesoría fiscal low cost puede no ser una buena idea si el asesoramiento es de baja calidad. Los mejores profesionales del asesoramiento fiscal puede que no se especialicen en este tipo de asesoramiento, que no va mucho más allá de presentar liquidaciones tributarias.

Tampoco parece que sea la mejor opción, elegir un asesor que incumple la normativa tributaria para reducir el pago de impuestos. Cada vez es más frecuente ver noticias de famosos mal asesorados, que incluso acaban con sus huesos en la cárcel por delitos fiscales.

No siempre es mejor el asesor que consigue que su cliente pague menos al fisco. En muchas ocasiones, si ese menor pago no se ajusta a las leyes tributarias, las consecuencias para el contribuyente pueden ser a la larga muy costosas y tortuosas.

El buen asesor fiscal buscará optimizar la carga fiscal de su cliente, pero siempre dentro de la legalidad. Evitará así riesgos que acaben creando graves trastornos a sus clientes.

Dentro de la asesoría fiscal hay diversos tipos de asesores. Tenemos desde los que se limitan a cumplimentar liquidaciones tributarias, a los que ofrecen un servicio de asesoría integral. Involucrándose estos últimos en la buena marcha del negocio de sus clientes.

Principales funciones de un asesor fiscal integral

Entre las principales funciones que puede prestar una aseria fiscal integral, podemos destacar las siguientes:

  • Proporcionar información, asistencia y representación a los contribuyentes en sus relaciones con la Administración Tributaria. Para así hacer valer sus derechos frente a Hacienda en los diferentes procedimientos de gestión e inspección tributaria.
  • Contestar a la Agencia Tributaria cuando demande cualquier tipo de información en los plazos establecidos y de la forma adecuada.
  • Recopilar toda la información necesaria del contribuyente, bien sea en formato físico o digital, para poder presentar correctamente las liquidaciones tributarias.
  • Cumplimentación de las liquidaciones tributarias periódicas en tiempo y forma. El asesor fiscal presentará todo tipo de impuestos, tanto directos como indirectos. Principalmente autoliquidaciones de IVA, IRPF, Impuesto de Sociedades y declaraciones informativas.
  • Dar de alta, baja y realizar modificaciones relativas a la actividad económica de la empresa en la Agencia Tributaria.
  • Asesoramiento en la elección de la forma jurídica que debe adoptar una empresa (Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, etc.), para así optimizar las obligaciones y cargas fiscales.
  • Identificar las responsabilidades tributarias relacionadas con la incorrecta calificación de las operaciones y el incumplimiento de las obligaciones tributarias formales y materiales.
  • Asesoramiento en relación al hecho imponible de los derechos aduaneros y los impuestos que gravan las operaciones de comercio exterior.
  • Asesoramiento en materia de tributos locales y cedidos a las comunidades autónomas.
  • Realización de una planificación fiscal adecuada en relación con la transmisión de bienes y derechos de los contribuyentes, la sucesión de las personas físicas o la estructura y composición de un patrimonio personal.

Evitar el delito fiscal

Un buen asesor debe evitar sobre todas las cosas que el contribuyente incurra en delito fiscal. De manera que debe advertirle de planificaciones fiscales agresivas o fraudes que puedan derivar en la imputación de este delito.

Según el artículo 305 del Código Penal, se considerarán delito fiscal todas las conductas en las que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de 120.000 euros. Además, el sujeto pasivo puede ser condenado a penas de prisión de entre 1 a 5 años, aparte de la multa pecuniaria, que como mínimo será igual a la cantidad defraudada con un máximo de hasta 6 veces dicha cantidad.

Responsabilidad del asesor fiscal

La Ley General Tributaria en su artículo 42 especifica que los asesores fiscales pueden ser responsables solidarios de la deuda tributaria, si son causantes o colaboran activamente en la realización de una infracción tributaria. Además, su responsabilidad se puede extender a la sanción.

Según el artículo 1.101 del Código Civil, responden frente a sus clientes de los perjuicios causados por dolo, negligencia o morosidad.

Además, desde mediados de mayo de 2021 los asesores tienen la responsabilidad de delatar a sus clientes que quieran sacar dinero fuera de España, siempre que hayan diseñado, comercializado, organizado, prestado asistencia o puesto a disposición de sus clientes mecanismos transfronterizos sujetos a la obligación de comunicación.

En cualquier caso, Hacienda siempre se dirigirá en primer lugar contra el sujeto pasivo del impuesto, por lo que conviene contar con buenos profesionales del asesoramiento fiscal para evitar tener problemas con la Agencia Tributaria.

Sage Despachos Connected

La mejor gestión fiscal del impuesto de Sociedades, Renta y mucho más con la solución más completa para asesorías y despachos.

Descúbrela ya