Playing now

Playing now

Los tres modelos de monetización más utilizados en los negocios digitales

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

A menudo, cuando un emprendedor tiene una idea y quiere ponerla en práctica, piensa en cómo va a contribuir a resolver una necesidad, o va a crear tendencia entre las gente. Piensa en las grandes dimensiones que va a alcanzar, o en la revolución que va a suponer para la sociedad.

Pero pocos son los que, de verdad, piensan detenidamente en cómo se va materializar el modelo de negocio y en cómo se van a lograr beneficios.

Si vamos al terreno de los negocios en internet, nos encontramos con multitud de proyectos que han podido desarrollarse gracias a la capacidad de un emprendedor con buenos recursos, y que ha aprovechado las grandes posibilidades “low cost” de la red. Pero también es necesario tener en cuenta las expectativas que tiene el público internauta respecto a un proyecto de este tipo, sobre todo en la cuestión del precio, pues en Internet hay muchas aplicaciones gratuitas con las que competir.

La pregunta está clara: “¿Cómo vas a ganar dinero con esto?”

Repasamos los tres modelos, más extendidos y utilizados, para obtener beneficios en los negocios digitales basados en internet.

Modelo de suscripción

Por una cuota periódica, el usuario puede disfrutar de un producto o servicio sin necesidad de adquirirlo de forma completa, con el valor añadido de contar con un mantenimiento o actualización constante. Generalmente, esta cuota es pequeña, y permite al usuario acceder a productos o servicios a los que no podría acceder si tuviera que realizar la inversión según modelos tradicionales. Una ventaja importante para el emprendedor, es que puede analizar la evolución del negocio con una actualización casi constante, pues no debe esperar todo un ciclo de vida del producto para saber si la gente está dispuesta a seguir pagando por ello o no.

También permite ir escalando el negocio de forma progresiva, según la evolución del número de suscriptores.

Dos ejemplos sobre este modelo son las aplicaciones en la nube, como es el caso de Sage Contabilidad y Facturación,  o las cajas de selección de muestras en comercio electrónico, como, por ejemplo, 5mimitos.

Modelo basado en Publicidad

Ha sido la opción más utilizada desde la popularización de internet poco antes del año 2000 y la burbuja de las punto com. Ahora no está en su mejor momento, pero ha sido un modelo que ha hecho ganar mucho dinero a multitud de emprendedores en la última década.

El ejemplo más representativo de esto es el que trajo Google con su AdSense, para webmasters que tenían una web con mucho tráfico, de calidad, y que podían monetizar esto sirviendo de soporte para que otras empresas se anunciaran en su web.

Muchas webs y blogs han sabido vender “espacio” para poner banners u otro tipo de display y esto constituye la principal fuente de ingresos del proyecto. En realidad, los usuarios disfrutan del servicio de forma gratuita, pero están aceptando la visualización de publicidad.

Modelo Freemium

Ha sido una de las opciones que contribuyó a armonizar, en su momento, la tendencia del “todo gratis” de internet con el verdadero valor de las aplicaciones o servicios que se ofrecen en la red.

Es el caso de Dropbox.

Con este modelo, los usuarios pueden hacer uso de un servicio o producto virtual de forma gratuita pero con funcionalidades limitadas. Para poder disfrutar del producto completo o con mayor grado de calidad, existen unas tarifas con las que se entra en un modelo de suscripción.

Hay aplicaciones que optan por el modelo freemium, pero incluyendo el modelo publicitario en la versión gratuita, como ocurre con Spotify.

Estos son algunos ejemplos de modelos de negocios basados en Internet, pero cada día el panorama empresarial se modifica con la llegada de nuevos modelos, ideas y funcionales. Y todo, a una velocidad increíble.