Marca personal: pon a las redes sociales a trabajar para ti y para tu negocio

Publicado · 3 minutos de lectura

Llevo años en el mundo de la comunicación corporativa de grandes empresas y participando en la evolución de sus estrategias digitales. Desde un modelo analógico (mundo papel) pasando por la era digital (primera Internet, 1.0) hasta llegar a un momento en donde las redes sociales son un componente imprescindible (web 2.0).

La reputación, notoriedad, presencia de marca, captación, fidelización… son sólo algunos de los beneficios tangibles e intangibles que las grandes corporaciones llevan años explotando tanto en el off line como en el online. Pero es un modelo que, sobre todo a través de las redes sociales, la pyme, el autónomo, el desempleado puede poner en marcha y desarrollar con grandes beneficios.

Las técnicas que durante años se han empleado para comunicar una compañía o una marca, las podemos poner en práctica en nuestra persona. Es lo que llamamos marca personal (personal branding) y que tan útil nos puede resultar si lo que queremos es aumentar nuestro reconocimiento y visibilidad, o la de nuestro negocio.

Las tecnologías y plataformas actuales posibilitan que cada individuo construya y distribuya sus propios contenidos por la Red, lo que en un entorno cada vez más digitalizado, hará que puedas posicionarte como experto en tu ámbito de especialización. No hay que olvidar que nuestra identidad digital está formada por todas las interacciones que realicemos en los medios online.

Nuestra marca personal está formada por nuestra identidad y nuestra reputación online, ya que es la suma de lo que nosotros hacemos y decimos, más lo que los demás dicen de nosotros. Una vez que nos lanzamos al mundo online no hay vuelta atrás, ya que siempre quedará nuestra huella digital. Por eso, antes de volvernos locos abriendo perfiles, deberíamos realizar una reflexión previa y poco a poco dar los siguientes pasos.

Para construir tu marca personal puedes empezar por:

  • Pensar en ti como una marca
  • Identificar tus valores, fijar tus metas, encontrar a tu público objetivo, estudiar el mercado, a tu sector y a tus competidores, diseñar tu estrategia de marketing personal, posicionarte en el mercado con tus palabras claves
  • Crear un DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades)
  • Reservar con tu nombre dominios web, blogs, perfiles de Facebook, Twitter
  • Generar tu propio contenido como experto (blog, ebook, presentaciones, tutoriales, videos, participación en foros, redes sociales…)
  • Diseñar tu CV enlazando todo tu contenido y actividad a modo de hub
  • Construye y desarrolla un plan que recoja todo lo anterior

Quizás lo más importante de la construcción de la marca personal es conseguir credibilidad. Para ello deberás cuidar la coherencia y el estilo en todos los medios a la hora de conseguir reconocimiento y visibilidad. La confianza de los usuarios (clientes potenciales, headhunters…) la obtendrás creando y distribuyendo contenido de valor. La conversación y participación activa y permanente te ayudará a aumentar tu prestigio y notoriedad.

Tus lectores también deberán conocer tu personalidad, lo que lograrás con un avatar coherente y un equilibrio entre lo personal y lo profesional. Si tu objetivo es mejorar tu desarrollo profesional quizás no debas aportar demasiada información personal a través de tus perfiles profesionales pero determinados detalles ayudarán a “humanizarte”.

Las redes sociales son únicas para relacionarse e interactuar. No pierdas la oportunidad de conversar con líderes de opinión e influenciadores. Escucha, escucha mucho. Siempre encontrarás en las redes sociales alguien de quien aprender. Y por último, existen normas de integridad y etiqueta en la Red: compartir, agradecer, citar las fuentes, no apropiarse de contenido ajeno… Lo contrario, irá en contra de tu reputación online.

No podemos olvidar que las grandes empresas se acercan al mundo online y a las redes sociales, fortaleciendo sus estrategias digitales, porque allí es donde están sus clientes. Y si están los clientes, las audiencias, y los públicos objetivos de los grandes; si en realidad, en el ámbito digital ya estamos casi todos; quizá sea hora de que tú, si eres una pyme, un autónomo, un emprendedor o estás buscando incorporarte a la vida laboral utilices las mismas estrategias comunicativas y las redes sociales a tu favor.

 

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta