Estas son las nuevas bases mínimas para los autónomos en 2018

Publicado · 4 minutos de lectura

El Gobierno ha remitido esta semana al Parlamento los Presupuestos Generales del Estado de 2018 para iniciar su tramitación. Entre otras medidas, a través de este documento, se fijan las bases mínimas de cotización para los autónomos en 2018. Hasta su aprobación y entrada en vigor, este colectivo seguirá como hasta ahora, con la base aprobada en los PGE de 2017.

En el mejor de los casos, los Presupuestos remitidos a las Cortes acabarán entrando en vigor a primeros de julio de 2018

También se fijan las bases máximas y, si se aprueban, la base de cotización de los autónomos societarios quedará desligada del SMI, por lo que podrían ver cómo tienen una rebaja en su cuota. Con la entrada en vigor de la Ley de Autónomos, ambos conceptos se separaban, pero para que esto ocurra antes se deben aprobar los Presupuestos en los que se fija el nuevo índice de cálculo.

Si quieres estar al día de las novedades fiscales y legales para autónomos que nos depara 2018, descarga gratuitamente “La guía de cambios fiscales y legales para autónomos 2018” .

Bases mínimas de cotización para los autónomos en 2018

La base mínima quedará fijada en 932,78 euros para 2018. Esto supone un incremento del 1,4% respecto al año anterior, cuya cuantía era de 919,90 euros. Algo menos de la mitad de subida que sufrieron el año pasado, que fue del 3%. Pero hay que tener en cuenta que, en caso de conseguir los apoyos necesarios para aprobar los Presupuestos, solo afectarán como máximo a un semestre del año.

Aunque parezca un incremento pequeño, hay que tener en cuenta que el año anterior sufrieron una subida realmente importante, que se arrastra también en 2018. Un nuevo incremento, por pequeño que sea, supone un inconveniente. Lo único positivo es que, si ya es complicado aprobar estos presupuestos, más aún lo serán los de 2019, con la cercanía de las elecciones y la complicada aritmética parlamentaria actual.

¡Tuitea el dato! La base mínima para los autónomos quedará fijada en 932,78 euros para 2018.

Esto significaría que la cuota que tienen que pagar la mayoría de los inscritos en el RETA que eligen esta base mínima será de 278,90 euros, en el caso de elegir cotizar únicamente por contingencias comunes con un 29,9% a aplicar sobre la base de cotización. Serán casi 4 euros más al mes que en 2017.

Si se elige también cotizar por cese de actividad, tendrán que añadir un 2,2%, pero esta sigue siendo una opción poco atractiva para la mayoría de los trabajadores por cuenta propia. Sobre todo porque se siguen rechazando una de cada dos solicitudes presentadas en el llamado paro de los autónomos.

Bases máximas de cotización para 2018

En el caso de la base máxima de cotización se ha optado por incrementarla también en un 1,4%, quedando fijada en 3.803,77 euros. Se han desoído algunas peticiones para levantar el límite máximo de cotización como fórmula para aumentar la recaudación de la Seguridad Social. La cuota a pagar será de 1.137,32 euros, casi 16 euros más que el año 2017.

Hay que recordar que, a partir de los 47 años de edad, los autónomos ya no pueden elegir libremente aumentar su base, sino que se encuentran limitados. Esto es debido a que tienden a compensar en estos años haber pasado los anteriores cotizando por la base mínima. Pueden aumentar su base pero dentro de unos límites prefijados, que ahora están en los 1.964,70 euros.

¿Y qué pasa con los autónomos societarios?

Los autónomos societarios y aquellos que tengan 10 o más trabajadores contratados tienen que cotizar de forma obligatoria por una base mínima más elevada. En 2018, esta base ha sufrido un incremento del 4%, el mismo que el SMI, pasando a ser de 1.198,08 euros. Esto ha supuesto una cuota de 357 euros, con un aumento de 13 euros al mes respecto al año anterior.

La ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo desvinculaba la subida de sus bases del SMI y se fijaría vía Presupuestos. Como todavía no se han aprobado, este año todavía han visto como su base seguía incrementándose. Y si no llegan a salir adelante y en 2019 se continúa con los de 2017 prorrogados, sufrirán otro nuevo incremento.

Hay que recordar que estos autónomos tampoco pueden acogerse a bonificaciones como la tarifa plana, por lo que supone que pagan aproximadamente un 30% más que un autónomo que cotice por la base mínima.

¿Y cuándo entran en vigor?

En el mejor de los casos, los Presupuestos remitidos a las Cortes acabarán entrando en vigor a primeros de julio de 2018. Desde luego no parece nada claro que tengan los apoyos para sacarlos adelante, por lo que casi se descartaría esta primera fecha como la de su aprobación y sería ya para otoño.

Los más beneficiados a corto plazo son aquellos autónomos que cotizan por la base mínima, al no ver incrementada su cuota. Porque a largo plazo también significa menos prestaciones, menos pensión o menor cobertura ante un accidente o enfermedad de larga duración.

¿Eres autónomo o tienes un negocio emprendedor? Descubre las soluciones de Sage con las que gestionar tu negocio con total control y seguridad.

La guía de cambios fiscales y legales para autónomos 2018

Descubre cuáles son los principales cambios para los autónomos en 2018.

Descarga gratuita

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta