Playing now

Playing now

Principales beneficios de la hiperautomatización para los empleados

Volver a los resultados de búsqueda

margen de beneficio

En este post te contamos qué es la hiperautomatización y por qué se ha convertido en un imprescindible para la empresa y los empleados.

  • La transformación digital ha supuesto la adopción de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning.
  • La automatización de los procesos permite dedicar más esfuerzos a lo que realmente interesa en la empresa.

Hasta hace poco, era impensable imaginar que un trabajador llegaría a firmar su contrato con hacer simplemente un par de clics. Se desconocía el potencial de la firma electrónica ni su utilidad en el mundo laboral. Lo mismo ocurría con los chatbots, que ahora se han convertido en los grandes aliados del servicio de atención al cliente. Esta herramienta permite dar respuesta rápida a las necesidades recurrentes de los clientes.

La tecnología y la automatización se han convertido en una gran ayuda para los trabajadores y, en este artículo, analizaremos sus ventajas.

Qué es la hiperautomatización

La hiperautomatización es una de las tendencias tecnológicas que marcará la próxima década. Contrariamente a lo que se cree, no solo se basa en la mecanización de tareas manuales repetitivas, sino que se puede aplicar a cualquier proceso empresarial. Para ello, se combinan tecnologías avanzadas como la Inteligencia Artificial o el Machine Learning.

Las empresas aplican ya la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para hacer más sencillos sus procesos empresariales.

Gracias a la tecnología, se pueden automatizar infinidad de tareas repetitivas. Ese es, precisamente uno de los beneficios de la hiperautomatización para los empleados. Ya hay empresas que han aprovechado esta tecnología para facilitar la ejecución de ciertas tareas a la plantilla.

La hiperautomatización es una pieza clave en la transformación digital que están experimentando las empresas. Permite eliminar la intervención humana en los procesos de bajo valor. Esto quiere decir, que el personal puede centrarse en el desarrollo de tareas que requieran una mayor intervención humana. Mientras, la tecnología se ocupa de proporcionar datos que brindan un nivel de inteligencia empresarial que antes no estaba disponible.

Beneficios de la hiperautomatización para los empleados

El uso de la tecnología siempre supone un plus para los empleados. A menudo, se traduce en una mayor productividad laboral, pero ésta no es la única ventaja de la llamada hiperautomatización.

Reducción de tiempos en los procesos

La hiperautomatización sirve para acelerar procesos que a priori resultan más complejos. Se trata de una vía rápida para involucrar a distintas partes en la transformación digital de la empresa. El objetivo aquí es automatizar aquellos procesos que sean complejos y repetitivos y que dependan del conocimiento de las personas. De esta manera, se consiguen acortar los tiempos.

Fomento de los trabajadores digitales

Cuando una empresa quiere digitalizarse, no solo debe invertir en tecnología de última generación, sino que debe fomentar la digitalización entre su personal. Con la hiperautomatización se consigue el desarrollo de las habilidades digitales de los trabajadores.

Se crea una fuerza de trabajo digital inteligente que realiza tareas repetitivas con el fin de aumentar el rendimiento de los empleados. Una vez esos trabajadores se acostumbren al uso de este sistema en su día a día, su labor será mucho más fluida en la empresa. Además, los trabajadores podrán conectar diversas aplicaciones empresariales, operar con datos estructurados y no estructurados, analizar datos y tomar decisiones, y descubrir procesos y nuevas oportunidades de automatización.

A través de la hiperautomatización se consigue desarrollar las habilidades digitales de los trabajadores.

Mejora de la satisfacción del empleado.

Independientemente de lo anterior, la hiperautomatización también afecta al estado anímico del trabajador y lo hace de manera positiva. Su introducción en la empresa supone una mejora de la satisfacción de los empleados, que se mueven en un entorno de trabajo inteligente. Desde ese momento, el personal no tendrá que invertir su tiempo en realizar tareas tediosas y repetitivas que no aporten valor. Además, supone un aumento de la capacidad de la fuerza de trabajo al mejorar la productividad y la competitividad empresarial.

Se toman mejores decisiones

El empleo del Big Data en el ámbito laboral siempre es un beneficio para la empresa. En este sentido, los datos que se obtienen con la automatización de procesos permiten extraer valiosa información empresarial y tomar decisiones con mayor efectividad. Un estudio de Gartner señala además que, si las empresas combinan el uso de tecnologías de hiperautomatización, pueden reducir en un 30% sus costes operativos.

Sectores que emplean con éxito la hiperautomatización

Aunque la palabra éxito tiene varias acepciones, lo principal está claro: es el “resultado feliz de un negocio”. Actualmente, ya hay empresas de muy diversos sectores que están empleando la hiperautomatización en sus procesos. Repsol, Santalucía, NH… La lista podría ser interminable. Sin embargo, todos ellos han extraído algo positivo en el empleo de esta tecnología en su organización.

Por ejemplo, en los últimos años, Repsol ha conseguido que las más de 25.000 consultas mensuales de clientes que recibe el centro de atención se analicen y se deriven al experto que mejor puede solucionar el problema.

En NH han ganado calidad en la operativa del negocio. De esta forma, los trabajadores pueden centrarse en el cliente y, además, que haya procesos, como el check-in, que se puedan automatizar.

Por su parte, en Santalucía se han robotizado tareas relacionadas con las compras y la gestión de peticiones de material o las modificaciones sobre las pólizas.

La transformación digital de las organizaciones ha acelerado la adopción de nuevas tecnologías que facilitan los procesos empresariales. Miles de compañías ya están descubriendo las ventajas de la hiperautomatización. Ya no hay vuelta atrás para seguir mejorando a nivel empresarial.