Playing now

Playing now

10 preguntas que debemos hacer para valorar una franquicia

Volver a los resultados de búsqueda

sage

Emprender abriendo una franquicia puede ser una buena opción, ya que no implica empezar desde cero y el empresario cuenta con el apoyo y la experiencia de la marca.

En un negocio de franquicia, como en cualquier inversión, hay que realizar un análisis importante de las condiciones y el negocio que nos están ofreciendo. Y la mejor manera de conocer es preguntar y comprobar la veracidad de las respuestas en varias fuentes. El Registro de Franquiciados recoge buena parte de los datos que necesitas.

10 preguntas que debes hacer para valorar una franquicia

  1. ¿Tiene canon de apertura? Es la cantidad que debes pagar al franquiciador para poder hacer uso legalmente de su imagen, signos distintivos…
  2. ¿A cuánto asciende la cuota de franquicia y para qué conceptos se paga? Es el precio que tendrás que pagar de forma periódica a la central por ser franquiciado. También se conoce como ‘royalty’ o regalía.
  3. ¿De cuánto será la inversión total incluyendo local y producto? Al canon de apertura tendrás que sumar la inversión en el local (siempre hay que acondicionarlo según las exigencias del franquiciador), las tasas públicas…y las existencias. Comprueba que el producto es de la calidad esperada, tiene un factor diferencial por originalidad o precio y las cantidades mínimas que debes adquirir para abrir tu negocio.
  4. ¿Cuál es la duración del contrato? No existe texto legal que regule cuánto debe durar la relación entre franquiciador y franquiciado. Si en el contrato no se especifica, significa se puede rescindir en cualquier momento siempre que haya acuerdo entre ambas partes. Fíjate también si establece penalización por cierre de la franquicia.
  5. ¿Qué territorios están disponibles? Por norma general, las franquicias de una misma cadena deben respetar una distancia mínima entre ellas. El territorio o zona de exclusividad se marca en kilómetros, número de habitantes o por número máximo de franquicias en una ciudad o localidad. Recuerda que el franquiciante debe tener la capacidad de asesorarte en la elección de la mejor zona, debe tener la capacidad estudiar el nivel de demanda y la oportunidad de negocio.
  6. ¿Qué asistencia te ofrecerá el franquiciante? No es ni tu jefe ni tu socio, pero el franquiciador tiene una serie de deberes que cumplir como la promoción de la marca, transmitir el conocimiento de negocio, etc.
  7. ¿El acuerdo incluye formación? Uno de los aspectos más importantes es saber si la formación va a ser continuada en el tiempo o   se limita sólo a los primeros momentos. Lo ideal es que preste formación continua de producto, información de cambios de estrategia, nueva expansión, campañas de marketing, etc.
  8. ¿Quién paga la publicidad? La promoción de la marca es común a todos los franquiciados. Normalmente se financia con un fondo común al que aportan la misma cantidad todos los franquiciados  que gestiona el franquiciante. En algunos casos existe además la promoción local de manera individual (cada franquiciado decide lo que invierte en buzoneo, anuncios en medios locales…).
  9. ¿Cuál es la previsión de facturación y beneficios? Muy importante. El franquiciante debe facilitar las cuentas de explotación de su negocio, e informarte de su estimación de ingresos, qué gastos vas a tener y qué beneficio puede ser previsto. Debe ofrecerte un plan de viabilidad para tu negocio. Siempre serán cifras aproximadas que debes analizar en detalle y siempre considerando que  pueden existir diferencias entre franquicias de la misma marca, en nucles de población y zonas similares.
  10. ¿Cuántas franquicias de esa cadena han cerrado el último año y por qué? Te dará una idea de la rentabilidad del negocio y tus posibilidades de éxito.

En cualquier caso, las estimaciones son absolutamente necesarias para hacer un plan de negocio y tomar una decisión.

Consulta webs especializadas y organismos, habla con otros franquiciados e incluso visita los foros de opinión en los que se hable de la marca que estás considerando.

Montar una franquicia no asegura el éxito, pero puede ser una forma más sencilla de emprender. La clave está en elegir bien y recopilar toda la información necesaria antes de poner en marcha la ‘aventura’.