Playing now

Playing now

Baja por depresión en la empresa: conoce tus derechos

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Muchas personas se niegan a reconocer que padecen depresión debido al estigma social que acompaña a esta enfermedad. Sin embargo, debe considerarse una dolencia más y, por lo tanto, motivo de baja laboral.  

  • La depresión es un trastorno mental frecuente que dificulta el desempeño del trabajo y la capacidad para afrontar la vida diaria, por lo que es un caso plenamente justificado de baja médica.  
  • ¿Conoces tus derechos laborales en materia de bajas por depresión? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber

Tristeza, desgana en las tareas diarias, falta de autoestima, trastornos del sueño  Son innumerables los síntomas que puede presentar la depresión, un trastorno mental frecuente en España. De hechola Encuesta Nacional de Salud advierte que la depresión afecta al 6,7% de la población en nuestro país  

Como es lógicoestas cifras también afectan al mercado laboral, donde los problemas psiquiátricos, entre los que se encuadra la depresión, son la segunda causa de absentismo laboral en nuestro país (11%).  


¡TE INTERESA!

¿Sabes si pueden despedirte estando de baja laboral? Y si te despiden, ¿sería un despido objetivo? En este post te contamos qué es un despido objetivo y cuáles pueden ser sus causas. Leer el artículo.

 


Baja laboral por depresión, ¿qué es?  

Del mismo modo que cuando estamos con gripe o nos tienen que operar no podemos desempeñar nuestras funciones laborales con normalidad, la depresión es otro un motivo de baja laboral  

Requisitos para obtener una baja por depresión  

La baja por depresión se da cuando un trabajador está imposibilitado temporalmente para desempeñar funciones laborales por motivos psicológicos. Asimismo, este tipo de baja recibe un tratamiento idéntico al de cualquier tipo de baja por enfermedad común.   

Sin embargo, existen unorequisitos que debes cumplir para poder solicitarla:  

  1. Estar dado de alta en la Seguridad Social y al corriente de pago de las cuotas en el caso de los trabajadores autónomos. 
  2. En el caso de baja por contingencia común es necesarias una cotización previa de 180 días en los 5 años anteriores. 
  3. Si se trata de una baja laboral por depresión en caso de contingencia profesional, no se requiere un período de cotización previo. 

Click to tweet¡Comparte! Los problemas psiquiátricos, entre los que se encuadra la depresión, son la segunda causa de absentismo laboral en España.  

¿Quién concede este tipo de baja?  

Como sucede con cualquier incapacidad temporal, la baja por depresión puede ser concedida, bien por el médico de familia que diagnostique la enfermedad, bien por la mutua, dependiendo del motivo que la haya provocado.  

La depresión afecta en España a más del 6,7% de la población, siendo más del doble en mujeres (9.2%) que en hombres (4%).

¿Qué particularidades tiene cada baja por depresión en función de las causas que la originan?  

Por causas personales 

  • Entre otras, son causas personales la muerte de un ser querido, enfermedad grave, problemas de pareja, etc.  
  • Es el médico de familia quien ha de considerar si uno necesita la bajaestableciendo el período inicial y realizando el seguimiento correspondiente.  
  • En este caso, se concederá la baja por contingencias comunes

Por causas laborales  

  • Son causas laborales sufrir mobbing, acoso, mala relación con los compañeros, etc. 
  • En este caso, es la mutua la que debe decidirlo.  
  • Si la causa es laboral, se concederá la baja por contingencias profesionales

“Como sucede con cualquier IT, la baja por depresión puede ser concedida, bien por el médico de familia, bien por la mutua.”  

Conoce tus derechos en una baja por depresión  

Mientras dure la baja laboral por depresión, el trabajador tendrá derecho a recibir una compensación económica. Esta está destinada a cubrir la falta de ingresos que sufre el trabajador durante el tiempo que está indispuesto temporalmente para asistir al trabajo.   

Prestaciones que te corresponden durante la baja  

Tras obtener la baja por depresión, seguro que te preguntas las condiciones laborales en las que se queda el trabajador. En primer lugar, hay que destacar que las bajas laborales tienen el mismo tratamiento salarial que el resto de bajas médicas concedidas por cualquier otra patología  

Es erróneo pensar que el trabajador verá reducido su sueldo. Lo que ocurre es que se deja de percibir el habitual salario que paga la empresa para cobrar una prestación por incapacidad temporal de enfermedad común. Todo esto,  ¿cuánto supone en cifras?  

  • Los tres primeros días de baja no se cobra nada.  
  • Del día 4 al 20, inclusive, se percibe el 60% de la base reguladora. 
  • A partir del día 21 se percibe el 75% de la base reguladora. 

No obstante, existe la posibilidad de que la cantidad percibida sea mayor en los casos que el convenio colectivo contemple alguna mejora.   

Click to tweet: Los tres primeros días de baja no se cobra nada; del día 4 al 20 inclusive, se percibe el 60% de la base reguladora. 

Las abstenciones justificadas por baja médica ya no son un motivo de despido en las empresas.

En caso de que sea el médico de la mutua de trabajo quien conceda la baja laboral por depresión, las retribuciones serán las aplicables a las bajas laborales y no a las de enfermedad común, correspondiendo al 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja en el trabajo.  

Llegados a este punto, es interesante saber quién tiene que pagar la baja médica  

  • El pago entre el 4 y 15 día de la baja corresponde a cargo del empresario (con la misma periodicidad que los salarios)
  • A partir del día 16 la responsabilidad del pago será del INSS (Instituto Nacional de Seguridad Social) o de la mutua.
  • En caso de ser un trabajador por cuenta propia, el pago lo realiza directamente la entidad gestora o mutua competente. 

Duración de la baja: ¿qué sucede cuando se prolonga más allá de los 12 meses?  

En caso de que la baja por depresión se prolongue en el tiempo, es decirentre 12 y 18 meses después de que comenzara el periodo de baja, el afectado pasará a ser evaluado por un tribunal médico  

Y es que las enfermedades de la mente son mucho más complejas que las provocadas por un simple virus o rotura, que sí tienen duración limitada. No obstante, se debe subrayar que la duración máxima de la IT es de 12 meses de duración (prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que, durante ellos, el trabajador pueda ser dado de alta médica por curación), de ahí que a partir de entonces se llame al trabajador a pasar por un tribunal médico.   

Este último puede concluir el alta, en cuyo caso se requerirá la incorporación inmediata al puesto de trabajo por parte del trabajador, o bien una incapacidad laboral permanente o temporal.   

Novedades laborales relacionadas con la abstención  

El nuevo gobierno ha introducido cambios en la legislación laboral. Específicamente, desde el pasado mes de febrero el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores queda derogado.   

Este precepto respaldaba como motivo objetivo de despido “las faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o bien, el 25% en 4 meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses. 

¿Cómo afecta la derogación del artículo 52 a las bajas por depresión?  

La derogación del apartado d del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores conlleva la nulidad del despido por falta de asistencia al trabajo justificada 

No obstante, no se computaban diversas situaciones concretas para que la empresa pudiera acudir al despido objetivo por absentismocomo la maternidad, el riesgo durante el embarazo y la lactancia o las ausencias derivadas de un tratamiento médico de cáncer 

Sin embargo, en este listado de excepciones no se contemplaba la depresión. Por lo tanto, la derogación de este apartado supone una victoria para muchos trabajadores, que ven sus derechos fundamentales más protegidos en materia de salud.   

Bajas laborales y otras ausencias en el trabajo

Una guía práctica con lo que necesitas saber sobre las bajas laborales, vacaciones, excedencias y otras ausencias en el trabajo de tus empleados.

Descarga gratis