Playing now

Playing now

¿Cómo puede afectar la inflación a tu empresa? (y qué hacer para combatirla)

Finanzas

¿Cómo puede afectar la inflación a tu empresa? (y qué hacer para combatirla)

Sage

Nuestros políticos nos avisan de que tendremos un otoño caliente, principalmente por la inflación. Por lo tanto, tendremos que preparar a nuestras empresas para competir en un contexto inflacionista.

  • Te explicamos qué es la estanflación y por qué se suben los tipos de interés para contener la inflación.
  • Conoce qué puede hacer tu empresa para luchar contra la inflación y mantenerse en el mercado. ¿Conoces el término reduflación?

La inflación está afectando, ya de forma notable, a los consumidores y empresas. Nos anuncian un otoño caliente por la escalada de precios, y un invierno en el que pasaremos frío por el elevado coste de la energía y el petróleo.

Contenido del post

  1. ¿Qué es la estanflación?
  2. ¿Por qué suben los tipos de interés para contener la inflación y cómo afecta esta subida?
  3. ¿Cómo se pueden preparar las empresas para combatir la inflación?
  4. Consejos para sobrevivir en un entorno inflacionista
  5. ¿Qué escenarios se le plantean a las empresas en un contexto inflacionista?

Pero esto no es todo, la recesión se asoma a las puertas de Unión Europea y nuestro país afronta todos estos retos con un fuerte endeudamiento. Además, nos encontramos con la necesidad de incrementar el gasto en defensa, lo que supone endeudarse aún más para comprar armas, o detraer recursos de otras partidas presupuestarias.

En este contexto existe el riesgo de entrar en estanflación.

¡TUITEALO! ¿Estás notando en tu empresa los efectos de la inflación? Toma nota de algunos consejos para sobrevivir en un entorno inflacionista.

1) ¿Qué es la estanflación?

La estanflación hace referencia a la coyuntura económica en que, dentro de una situación inflacionaria, se produce un estancamiento de la economía y el ritmo de la inflación no cede.

Estanflación combina los términos estancamiento o recesión con inflación. Una situación muy peligrosa para cualquier economía. En esta situación se produce simultáneamente:

  • una subida de precios,
  • el aumento del desempleo
  • y el estancamiento económico,

entrando la economía en crisis o incluso recesión.

2) ¿Por qué suben los tipos de interés para contener la inflación y cómo afecta esta subida?

En marzo de este mismo año, el BCE negaba que fuera a subir los tipos de interés. Pero estos han pasado del 0% al 1,25% en apenas unos meses, incluyendo la mayor subida en la historia de la institución, con la reciente subida del 0,75%.

Esta subida de tipos de interés es dramática para muchas empresas y particulares, ya que si a una inflación histórica de dos dígitos en España, le sumamos el encarecimiento de la deuda, tenemos una tormenta perfecta.

Según informa el Banco Central Europeo en su web, uno de sus mandatos es  mantener los precios estables. Por lo tanto, cuando los precios de nuestra economía aumentan con demasiada rapidez, es decir, cuando la inflación es demasiado elevada, subir los tipos de interés ayuda a que la inflación vuelva a situarse en el objetivo del 2 % a medio plazo.

Por eso, el Banco Central Europeo sube los tipos de interés, para transmitir el mensaje de que no permitirá que la inflación permanezca por encima del 2 %. Y así contribuir a mantener las expectativas bajo control. 

3) ¿Cómo se pueden preparar las empresas para combatir la inflación?

Si quieres participar en una carrera de atletismo y no has entrenado lo suficiente, lo más probable es que ocupes el último lugar. Si es que llegas a la meta. Aunque te esfuerces las últimas semanas, difícilmente superarás a aquellos que llevan años entrenando.

Otro ejemplo similar sería el de los estudios. Si no estudias a lo largo del curso, es muy difícil que, aunque te esfuerces las últimas semanas antes de los exámenes, consigas buenos resultados.

En el mundo de las empresas sucede lo mismo. Si tu empresa ya va mal y pende de un hilo, con el incremento de la inflación, lo más probable es que el hilo se rompa y acabe cayendo al abismo.

Algunas empresas ya son zombis que se mantienen en pie gracias a las medidas de apoyo a la solvencia empresarial por el COVID-19. Mientras que otras aspiran a unirse a este grupo por problemas de solvencia o de gestión. Este tipo de empresas en un contexto inflacionista agravarán sus problemas.

Pero no todo está perdido, las empresas intentarán sobrevivir y jugarán al terrible juego de la inflación. Que es algo parecido al juego del calamar de la popular serie coreana. Ya que, si fallas en tus cálculos, puedes acabar muerto o, lo que aplica en este caso, cerrando tu empresa.

4) Consejos para sobrevivir en un entorno inflacionista

No tienes tiempo que perder si quieres ganar la batalla a la inflación. Toma nota de algunos consejos que aquí te dejamos para sobrevivir en un entorno inflacionista:

  • Si tienes liquidez, utilízala para mejorar tus procesos productivos y tu eficiencia.
  • Si tienes deudas a tipo variable, intenta pasarlas a tipo fijo o cancelarlas, ya que los tipos de interés están subiendo. Debes intentar mejorar tu ratio de endeudamiento.
  • Si ves que tu negocio ya atravesaba dificultades y que la situación de tu negocio se deteriora aceleradamente, a veces es mejor liquidar el negocio con orden, que agravar la situación de la empresa e incluso personal por intentar mantenerlo a flote contra viento y marea.
  • Refuerza tu departamento de compras. A partir de ahora, la negociación de los precios cobra especial importancia.
  • Vincula incrementos salariales a incrementos de productividad. Tus trabajadores necesitarán ganar más para mantener su poder adquisitivo, pero tú necesitas que la empresa mejore su productividad para poder subir los salarios.
  • Reducir la cantidad de producto manteniendo el precio. Esta práctica recibe el nombre reduflación. En periodos de alta inflación, algunas empresas reducen la cantidad de sus productos en lugar de aumentar su precio de venta. De forma que el consumidor pasa a recibir menos por el mismo precio. Esta práctica, aunque es legal, es cada vez más cuestionada por los consumidores, por lo que hay que valorar sus ventajas e inconvenientes.
  • Reforzar el concepto de equipo. Las dificultades se afrontan mejor involucrando a todo el equipo de la empresa. En plena tempestad, todos los brazos son necesarios para mantener el rumbo y el negocio a flote. 
  • Realiza unos presupuestos anuales realistas en donde tengas en cuenta la inflación y revísalos periódicamente para detectar desviaciones y tomar decisiones.
  • Si no utilizas la contabilidad analítica, deberías plantearte empezar a utilizarla. Ya que gracias a ella podrás llegar a un grado de detalle y análisis al que no llega la contabilidad financiera. Cuanto mayor sea el control que tengas de tu empresa en tiempos turbulentos, mejor te irá.

5) ¿Qué escenarios se le plantean a las empresas en un contexto inflacionista?

Estos son algunos de los escenarios que se pueden plantear:

  • Si subes los precios por encima de la subida de precios de tus costos, puede que tus competidores no los suban tanto y estés muerto.
  • Si suben tus costos por la inflación y no subes tus precios, perderás margen. Aquí pueden darse dos situaciones:
    • Si tenías un alto margen, puede que incrementes tus ventas y mantengas tu competitividad. Sacrificarías algo de margen, pero puedes incrementar tus ventas y tu beneficio, en el caso de que tus competidores suban sus precios y les comas cuota de mercado.
    • Si tu margen era escaso y no repercutes el incremento de tus costos, es probable que acabes cerrando tu empresa. Pero si lo repercutes y hay otro competidor en la situación anterior que no los sube, tendrás problemas.
  • Si todos los competidores suben los precios en la misma proporción que se incrementan sus costes, la situación de estas empresas no debería variar significativamente.

Aprovechar el contexto inflacionista para intentar mejorar tus beneficios puede salirte muy caro, ya que tus clientes pueden buscar otras empresas que ofrezcan productos similares a los tuyos a mejor precio.

Pero ahora entramos en un problema de difícil solución: el sector al que pertenece tu empresa. Si se siguen subiendo los tipos de interés, los sueldos pierden poder adquisitivo y siguen subiendo productos y servicios básicos, como la energía, entonces los consumidores entrarán en modo supervivencia. En esta situación solo comprarán productos y servicios básicos, tanto los particulares como las empresas. Por lo que, dependiendo del sector en el que estés, puede afectarte en mayor o menor medida.

La mejor situación sería que varias empresas que controlen una parte importante del mercado pacten subidas de precios por encima de la subida de sus costos, incrementando así sus beneficios. Pero esta situación, aunque sucede en la práctica más de lo que debiera, supondría un incumplimiento de la Ley de Competencia y, de vez en cuando, aparecen en las noticias algunas empresas sancionadas por incumplir estas leyes.

Por lo tanto, no pierdas ni un minuto y empieza a preparar tu negocio para un contexto inflacionista que se puede agravar y prolongar en el tiempo.