Playing now

Playing now

Cómo utilizar el método Grönholm en la selección de personal

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Conocer a priori las habilidades de los fichajes estrella de tu empresa es posible aplicando el método Grönholm, una técnica de selección de personal en grupo que te explicamos en este post.

  • Quienes pasen por una entrevista de trabajo pueden encontrarse con técnicas de selección grupal que permiten conocer al aspirante más allá de sus conocimientos técnicos.
  • Es el caso del “Método Grönholm”, un sistema que revela al departamento RRHH cómo se desenvuelve el candidato en situaciones difíciles.

¿Por qué quieres trabajar con nosotros? ¿Qué virtudes destacarías de ti? ¿Cuáles crees que son tus limitaciones o principales áreas de mejora? Quien haya pasado por un proceso de selección de personal, se ha enfrentado a este tipo de preguntas, muy enfocadas a conocer al aspirante. Y es que, en el departamento de Recursos Humanos, las técnicas de selección de personal tienen como misión principal conocer a fondo al individuo para encontrar el perfil perfecto para un puesto determinado.

Sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que, para sorpresa del aspirante, las preguntas individuales se sustituyen por una entrevista grupal. Es el sistema conocido como “Método Grönholm”, una técnica que nace en forma de obra de teatro y que hoy, en cambio, muchas empresas utilizan para medir específicamente la capacidad de liderazgo del aspirante.

¿Cómo ha dado el salto el Método Grönholm de la ficción al mundo real? ¿De qué forma ayuda esta técnica a las empresas a dar con el candidato ideal? ¿Cómo aplicarlo con éxito? En este post, te damos todas las respuestas.

Método Grönholm: de obra de teatro a realidad

El Método Grönholm ha sido el hilo conductor en infinidad de obras teatrales, películas y libros en los últimos años. La idea nace del dramaturgo y guionista Jordi Galceran, bajo el título “El mètode Grönholm”. La historia comienza con cuatro personas citadas en la antesala de una empresa sueca para una entrevista de trabajo.

El Método Grönholm analiza las interacciones humanas en situaciones emocionales extremas.

El método Grönholm en la ficción

Este es el argumento. En un escenario bélico, previo a la segunda guerra mundial, Alemania decide aplicar técnicas de selección de personal poco ortodoxas para dar con el oficial de guerra perfecto. Este sistema, conocido como Método Grönholm, empieza a extenderse a Inglaterra y Estados Unidos, y acaba siendo adoptado por una empresa sueca, a la vanguardia varias décadas después.

Así, una técnica, en principio diseñada para elegir altos mandos de guerra, acaba convirtiéndose en una fórmula para seleccionar directivos dentro de una gran corporación. Pero ¿en qué consiste realmente el Método Grönholm?

  • Los candidatos deben superar pruebas que escapan de lo convencional.
  • Una especie de “gran hermano” plantea dichas pruebas a los aspirantes, que quieren acceder (a toda costa algunos de ellos) a un puesto de trabajo de condiciones muy jugosas.
  • El resultado de las pruebas revelará habilidades, carencias, capacidad de trabajo en equipo, voluntad de ayudar o dejar caer al resto de aspirantes, etc.
  • A medida que avanza la entrevista, las pruebas se tornan cada vez más duras, llevando a algunos de los candidatos a aplicar el juego sucio para “sobrevivir” al proceso selectivo.
  • Uno a uno, los aspirantes son eliminados (ya sea por voluntad propia o por decisión del resto del grupo), hasta que solo queda uno.
  • El último aspirante será quien acceda al puesto.

El método en la ficción incluye varias pruebas (formulario, elegir a un líder entre el grupo, identificar al topo, hora de comida, etc.), pero todas tienen el mismo objetivo: conocer a los candidatos en situaciones límite.

El método Grönholm en la vida real

De la ficción damos el salto a la realidad. Y es que, actualmente, muchas empresas que quieren crecer se están despidiendo de métodos tradicionales de selección de personal. Hoy se buscan, más que nunca, estrategias enfocadas a conocer al individuo en un entorno grupal.

De modo que, ahora, el Método Grönholm sirve de inspiración a muchas compañías para conocer aspectos del candidato difíciles de detectar mediante sistemas convencionales.

Sage

El método Grönholm se basa en entrevistas grupales, donde se valora la capacidad de tomar decisiones acertadas en situaciones difíciles.

¿Cómo utilizar el método Grönholm en la selección de personal?

El Método Grönholm se presenta como una de las estrategias más eficaces en la selección de personal en el mundo real. ¿Cómo utilizarlo?

1. Desde un prisma grupal

La entrevista encaja en un contexto de objetivos comunes, donde cada aspirante debe comportarse de una forma concreta para alcanzar una meta que beneficie a todo el grupo. Y este grupo representa a la compañía en cuestión. Por tanto, se valora el equilibrio entre lo personal y lo colectivo, una situación nada fácil de gestionar.

2. Combinando los aspectos emocionales y profesionales

Dado que este sistema está dirigido a escoger perfiles directivos, la inteligencia emocional juega un papel fundamental. Hablamos de habilidades como la capacidad de escucha, el trabajo en equipo, empatía, rapidez de adaptación a diferentes situaciones, etc.

En este sentido, el Método Grönholm utiliza técnicas en las que se insta al candidato a buscar soluciones eficaces a problemas extremos. Estas soluciones deberán ser, además, compatibles con los intereses de la compañía.

Liderazgo, convivencia y compromiso son las habilidades que se requieren en los buenos jefes y directivos.

3. Asignando roles para identificar al líder

Las pruebas del método Grönholm evalúan la capacidad de actuación y decisión del aspirante. Así, se recrearán situaciones para que el grupo identifique al líder, a un delator, al eslabón más débil…

Cada uno de los candidatos ocuparán diferentes roles, lo que permite ver cómo se desenvuelven en cada papel, qué habilidades de liderazgo y compromiso tiene cada uno en diferentes situaciones, etc.

Método Grönholm, ¿cómo beneficia a las empresas?

Este método de selección de personal permite ver qué candidatos son capaces de mantener la calma en situaciones complicadas. Y, dado que el objetivo es dar con directivos y jefes “ideales”, las empresas podrán ver el grado de implicación y honestidad que tiene cada aspirante.

Además, las técnicas Grönholm ayudan al departamento RRHH a detectar mentiras en el currículum, además de actitudes de superioridad o malos comportamientos. En consecuencia, gracias a este método es posible dar con el líder perfecto.

Aunque la idea original se limita a las grandes corporaciones, cualquier empresa que busque capacidad de liderazgo y buena comunicación en su equipo puede utilizar el Método Grönholm.

Asimismo, combinando este sistema con un software de gestión de recursos humanos basados en tecnología punta, las compañías pueden dar el salto hacia la excelencia en la gestión del reclutamiento.

Sage HR

  • Conoce la solución de recursos humanos
    para PYMES
  • Gestiona fácilmente todos los procesos
    laborales de forma centralizada
Quiero más información