Playing now

Playing now

¿Todavía no te han devuelto el IRPF?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En esta entrada de contenido actualizado describimos los principios que rigen en las devolución de la declaración de la Renta, sus plazos y las razones por las que pueden retrasarse

  • Conoce los motivos por los que se puede retrasar tu devolución.
  • Si todavía no te han devuelto, no quiere decir que te vayan a realizar una inspección.

Los retrasos en la devolución de la declaración de la Renta son todo un reto para la tesorería de los autónomos. Muchos no saben cuándo recibirán un cobro que, dependiendo de las circunstancias personales, puede ser elevado.

Ante una situación de este tipo, las preguntas sobre cuándo cobraremos, cuánto nos tendrán que pagar y dónde podemos consultar el estado de tramitación se agolpan. Veamos cuáles son las respuestas a las principales dudas.

¡Comparte! Averigua las principales razones por las que puede retrasarse la devolución de la declaración de la Renta.

Cómo consultar el estado de tramitación de la devolución

Cuando nos inquieta no haber recibido la devolución, podemos consultar su estado en la web de la Agencia Tributaria. Para ello, accederemos al banner de la campaña «Renta 2019. Avanzando contigo» y entraremos en nuestro expediente a través de la opción «Servicios de tramitación borrador / declaración (Renta WEB)».

Para identificarnos, tendremos tres opciones:

Encontraremos un apartado en el que se indicará el estado de tramitación. Ahí es donde nos indicarán qué es lo que está pasando con nuestra declaración. Una de las opciones es que haya alguna incidencia que pueda minorar la devolución. En ese caso, podremos realizar la corrección por nosotros mismos a través del sistema llamado “VERIFICA”, a fin de agilizar la devolución de la declaración.

“Podemos consultar el estado de tramitación de la declaración en la web de la Agencia Tributaria”

Los datos de devoluciones

Aunque la Agencia Tributaria suele emitir comunicados resaltando que un gran número de devoluciones del IRPF se realiza en pocos días, lo cierto es que hay una cierta cantidad de contribuyentes que tardan en recibir noticias de su devolución pendiente.

Este año, en una nota de prensa de la Agencia Tributaria del 3 de julio relativa a las devoluciones del IRPF  —solo 3 días después del fin del plazo para la presentación de la declaración— la Agencia Tributaria explicaba que ya había devuelto 7.547 millones de euros a 11.492.000 contribuyentes.

Estas cifras son algo más elevadas que las que se comunicaron el año pasado por las mismas fechas. Suponen que se habían devuelto un 4,77% más de declaraciones que el año anterior que representan un importe total devuelto un 6,66% superior al del pasado ejercicio.

Plazos para efectuar la devolución de la declaración de la Renta

La ley da a la Agencia Tributaria un plazo de seis meses después de terminado el plazo de presentación de declaraciones para practicar la devolución. Por lo tanto, como hemos podido presentar la declaración hasta el 30 de junio de 2020, Hacienda tiene tiempo para pagarnos hasta el 30 de diciembre de 2020.

Como excepción, si hemos presentado la declaración fuera de plazo, Hacienda tiene seis meses desde el día que presentamos la declaración de la renta. Si, por ejemplo, la presentamos el 15 de julio, tendrá hasta el 15 de enero.

“El plazo para la devolución del IRPF termina a fin de año”

Por otro lado, es conveniente recordar que la devolución del IRPF no exime de futuras comprobaciones. Hacienda nos puede practicar nuevas liquidaciones, provisionales o definitivas, si lo estima conveniente.

Sage

Trabajadora autónoma consultando y anotando el estado de tramitación de la devolución de su declaración.

Siete motivos de retraso en la devolución

En realidad, no todas las declaraciones de la renta son iguales. Algunas son muy sencillas, relativas a trabajadores con una nómina sujeta a retención, una hipoteca y poco más; pero otras son más complejas, como, por ejemplo, si hay actividades económicas, rentas por alquileres vacacionales, etcétera.

“La mayoría de las devoluciones de la declaración de la Renta se producen en los primeros días tras su presentación”

Las más complejas pueden ser objeto de una mayor revisión por parte de la Agencia Tributaria, mientras que las más sencillas se devuelven mucho más rápido, muchas ya a los pocos días de haberse presentado.

En definitiva, la devolución de la declaración puede retrasarse por muchos motivos. Entre ellos, podemos citar:

  1. En el caso de que se realicen modificaciones sobre los datos que tiene la Agencia Tributaria, se puede demorar la devolución, ya que la Agencia Tributaria tiene que comprobar los nuevos datos aportados.
  2. Si la declaración de IRPF es objeto de comprobación y los datos tienen que ser contrastados con otras fuentes de información, como declaraciones de otros contribuyentes, entidades bancarias, etc.
  3. Si existen diferencias significativas con respecto a declaraciones de otros años.
  4. En el caso de que existan ingresos atípicos, como los relativos a viviendas de alquiler turístico que la Agencia Tributaria tiene que contrastar.
  5. En el caso de existir errores, como en el caso de datos personales, cambios de domicilio no comunicados, errores en el traslado de los datos a la declaración, etc.
  6. Si la cantidad a devolver es muy elevada.
  7. Presentar la declaración al final del periodo de la campaña de la renta, ya que se pondrá a la cola de todas las presentadas con anterioridad.

¿Qué pasa si no se realiza la devolución del IRPF en el plazo legalmente establecido?

Si pasan más de seis meses desde que finalizó el plazo de presentación de declaraciones sin que Hacienda nos haya devuelto lo que nos corresponda, entonces deberá pagarnos los intereses de demora desde el día que finalice este plazo de seis meses hasta la fecha de la devolución.

Recordemos que el interés de demora puede venir fijado por los presupuestos generales del Estado. Si no lo está, será el interés legal del dinero incrementado en un 25%. En estos momentos, se cifra en un 3,75%.

“Si la demora no nos es imputable, una devolución fuera de plazo implica que nos deben pagar adicionalmente los intereses de demora correspondientes”

En resumen, queda poco tiempo para la finalización del plazo. Debemos mantener la calma y tener claro que, si nos corresponde, Hacienda deberá devolvernos el IRPF conforme a las reglas establecidas. En todo caso, hay que tener presente que puedan estar en marcha determinadas operaciones de comprobación.

Nota del autor: Este artículo fue publicado por primera vez en octubre de 2018 y ha sido actualizado en octubre de 2020 por su relevancia.

Consejos para cerrar tu año contable y fiscal

Descarga tu guía gratuita en PDF para conocer:

- Las claves para un buen cierre
contable y fiscal.
- Cómo afecta el COVID-19 a la
presentación de las cuentas anuales.

Descarga gratis