Playing now

Playing now

Todas las deducciones que puedes aplicar a una nómina (infografía)

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

El conocimiento de las nóminas es algo que afecta tanto al que percibe la remuneración como al empresario que paga el salario. Una de las confusiones más habituales es confundir el salario bruto con el salario neto, siendo de gran importancia que tanto el trabajador como el empresario tengan claros ambos conceptos, para así evitar malentendidos a la hora de pactar la remuneración a percibir por parte del trabajador.

Teniendo en cuenta que todos los conceptos que integran el salario bruto, forman parte de la retribución, lo más correcto por parte de los gerentes y los responsables de administración de personal es pactar salarios brutos, ya que el salario neto puede variar en función de lo que declare el trabajador en el modelo 145, siendo posible que el trabajador no manifieste su situación familiar.

Para calcular el salario bruto, se suman percepciones salariales y no salariales, cotizando las primeras a la Seguridad Social. Las percepciones salariales serían las siguientes:

  • Salario base
  • Plus de transporte y otros pluses
  • Remuneraciones voluntarias
  • Horas extraordinarias y complementarias
  • Salario en especie
  • Prorratas de pagas extras
  • Comisiones, etc.

Las percepciones no salariales, que no cotizan a la seguridad social serían:

  • Indemnizaciones o suplidos
  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social
  • Indemnizaciones por traslados, suspensiones o despidos
  • Otras percepciones no salariales

La suma de estas remuneraciones suele aparecer en la nómina como total devengado.

Por su parte, el salario neto será el salario bruto menos la suma de las deducciones que figuran en la nómina.

¿Cuáles son las deducciones que se aplican en la nómina?

La deducciones que pueden aparecer reflejadas en la nómina son principalmente las siguientes:

-Al trabajador se le deducen la cuotas a la Seguridad Social a cuenta del trabajador que el empresario ingresará todos los meses, junto con las cantidades a cuenta de la empresa. Correrá, pues, a cargo del trabajador lo siguiente:

  • Deducciones por contingencias comunes: 4,70 % sobre la base de cotización de contingencias comunes.
  • Deducciones por desempleo: 1,55%, sobre la base de cotización de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, si el contrato es indefinido, en prácticas, de relevo, de interinidad o celebrado con un discapacitado. 1,60% si el contrato es de duración determinada.
  • Deducciones por Formación Profesional: 0,1%, sobre la base de cotización de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

-La retención a cuenta del IRPF, que dependerá de los datos que ha facilitado el trabajador en el modelo 145. La retención estará en función de la situación personal del trabajador: casado o no, tipo de contrato, hijos o ascendientes a su cargo, o algún tipo de discapacidad.

¡Comparte! Y descarga la infografía «Todas las deducciones que puedes aplicar a tu nómina».

Anticipos. Los trabajadores que hayan percibido algún anticipo durante el mes, verán que el importe del anticipo se deduce en su nómina.

Embargos. Otra cantidad que las empresas están obligadas a deducir son los embargos que pueden llegar a la empresa por diferentes motivos. Embargos de la Agencia Tributaria, por multas de tráfico, por impago de pensiones alimenticias decretados por un juzgado, etc.

¿Cuál es la estructura de una nómina?

Las principales partes de una nómina sería las siguientes:

  • Encabezamiento, donde aparecen todos los datos de la empresa: nombre, domicilio social, CIF y número de la Seguridad Social de la empresa (código cuenta de cotización). Y también todos los datos del trabajador: nombre, dirección, NIF, número de la Seguridad Social, grupo profesional y grupo de cotización.
  • El periodo de liquidación de la nómina y el total de días.
  • El devengo, que se compone de las percepciones salariales y no salariales que hemos visto anteriormente.
  • Las deducciones que se aplican a la nómina.
  • La parte destinada a la firma y sello de la empresa y al recibí del trabajador.

Infografía Deducciones nómina