Playing now

Playing now

Por qué la información financiera es fundamental en una ronda de financiación [Marta Campos, Product Marketing Sage]

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
SAGE

Por qué la información financiera es fundamental en una ronda de financiación [Marta Campos, Product Marketing Sage]

Cuando las «start-ups» se preparan una ronda de financiación, saben que uno de los factores más importantes es el conocido como “Business Plan” (o plan de negocio). Y es que demostrar la viabilidad del proyecto y una correcta planificación son básicos para atraer a los inversores o “Business Angels”.

Pero cuando la empresa que busca financiación es una compañía ya establecida, y que necesita ayuda para crecer o expandir su negocio internacionalmente, la información que hay que presentar es más compleja y no siempre es fácil de obtener.

¿Qué información financiera debo preparar para una ronda de financiación?

En estas rondas de financiación, al igual que en las de las «start-ups», se debe demostrar que el proyecto que se quiere empezar, como abrir una nueva línea de negocio, lanzar un nuevo producto o comenzar la actividad en otro país, es viable y rentable. Esto lo haremos mediante un “Business Plan“ que incluya un análisis del mercado en el que hemos detectado esa oportunidad de expansión. Se trata de un informe que mira hacia el futuro, en el que demostramos que tendremos beneficio si realizamos la inversión.

Pero tan importante como mirar hacia el futuro, es hacerlo hacia el pasado. Mostrar a los inversores que somos una empresa fiable, solvente y que sabe hacer bien las cosas. Y eso lo haremos presentando datos de cómo lo hemos hecho hasta ahora, y cuál es la salud actual de la compañía.

Para ello es importante que presentemos información financiera de la compañía, que se base en 2 enfoques principales: cómo esta nuestra empresa en términos generales, y cómo hemos ejecutado en el pasado proyectos o líneas de actividad similares a las que queremos afrontar con esta inversión. No toda esta información la presentaremos en una primera reunión con los posibles inversores, pero debemos tenerla preparada para poder dar respuestas rápidas y precisas a cualquier duda que nos planteen.

Información financiera de la empresa

En esta línea tendremos que preparar informes con:

  • los resultados que ha tenido nuestra empresa en los últimos ejercicios
  • los márgenes operativos
  • la estructura de costes
  • el nivel actual y tipo de apalancamiento
  • las inversiones que se han realizado

En función del tiempo de actividad que tenga nuestra empresa y del ROI (siglas de Retorno de la Inversión) del proyecto que queramos empezar, no es necesario que incluyamos todo el histórico. Con incluir los últimos 2 o 3 años será suficiente. En caso de que los inversores quieran tener información anterior, se podrá preparar para las siguientes reuniones.

Información financiera sobre líneas de negocio

Si estamos planteando la expansión internacional de la compañía, abrir nuevas líneas de negocio o lanzar nuevos productos, y ya hemos realizado estas actividades con anterioridad, es muy importante enseñar cómo lo hemos hecho. Mostrando que somos una empresa que no sólo tiene buenas ideas y una visión acertada del mercado, sino que somos capaces de ejecutarlas con éxito, transmitiremos una imagen sólida y una seguridad al inversor de que su capital tiene muchas probabilidades de dar el rendimiento deseado.

Poder “bajar” la información financiera general de la que hablábamos en el apartado anterior al nivel de estas líneas de trabajo, es fundamental, y deberíamos completarla con informes sobre el ROI y el ritmo de crecimiento de esa línea en concreto.

La importancia de un buen BI

Ya tenemos clara la información que hay que tener lista para la ronda de inversión, pero ¿cómo puedo obtenerla de la manera más rápida y eficiente, y que además convenza a mi inversor?

Nos encontramos aquí con tres retos muy importantes:

  • Poder tener la granularidad de los datos de los que hemos hablado, con el detalle y la precisión que necesitamos
  • Tener los datos en poco tiempo
  • Presentar la información de una manera sencilla, clara y atractiva

Para tener éxito en estos tres puntos es clave contar con un potente BI («Business Intelligence»), una herramienta que nos facilite el trabajo y que permita a nuestro departamento financiero darnos toda la información que necesitamos.

Cuando iniciamos una ronda de financiación, los tiempos son clave. Hemos detectado una oportunidad de negocio en el mercado, sabemos que, si somos capaces de ampliar nuestra empresa en esa dirección, tenemos altas probabilidades de tener éxito y beneficios. Pero es fundamental ser más rápidos que nuestros competidores. Estamos en un entorno muy dinámico que nos obliga a tomar decisiones en tiempo real.

Hemos tomado la decisión de expandirnos y solicitamos a nuestro departamento de finanzas que nos ayude a preparar la información. Igual que desde la dirección se ha tomado la determinación de manera ágil, nuestro financiero debe responder con la misma celeridad. Y para ello debe contar con las herramientas adecuadas Es probable también que cuando ya estemos en la ronda de financiación, nos soliciten más datos y debemos poder darlos al momento. Cuanto más dure el proceso, más probabilidades hay de que un competidor nos adelante y perdamos la oportunidad de negocio que hemos detectado.

Tenemos los datos, nuestro departamento de finanzas ha preparado los informes, pero no podemos presentar (al menos en la primera toma de contacto) listados enormes de cifras. Queremos enamorar al inversor con nuestro proyecto y nuestra compañía, y hoy en día la imagen es un aspecto clave. Ante una situación así, ¿qué podemos hacer? Probablemente no valdrá solamente con presentar gráficos planos de una hoja de cálculo. Aquí, una presentación con gráficos dinámicos, que podamos cambiar en un solo click en base a lo que queremos mostrar, con un diseño moderno y actual, será una gran ayuda para despertar el interés del inversor y resaltar nuestros puntos fuertes.

Para ello, será necesario contar con herramientas de analítica potentes que se conviertan en tu mejor aliado cuando consigas la financiación para tu nueva línea de negocio o expansión internacional.