Playing now

Playing now

Tasa interna de retorno (TIR): ¿Qué es y cómo se calcula?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Las empresas y los inversores necesitan poder valorar las diferentes alternativas de inversión que se les pueden presentar. Para ello, es imprescindible saber calcular la TIR.

  • Te explicamos qué es la tasa interna de retorno y por qué es una de las formulas más utilizadas para elegir entre diferentes alternativas de inversión.
  • Conoce las diferentes formas que hay para calcular la TIR.

Para invertir en un proyecto hay dos puntos clave para los inversores, un resumen ejecutivo que les resulte atractivo y una tasa interna de retorno que garantice la rentabilidad del proyecto. Por su parte, las empresas también utilizan la TIR para saber en qué proyectos invertir.

La tasa interna de retorno o rentabilidad (TIR) también es conocida como tasa de rentabilidad interna (TRI) y como internal rate of return (IRR) para los que utilicen el inglés para su denominación.

¿Qué es la tasa interna de rentabilidad o de retorno?

La TIR es un indicador de rentabilidades de proyectos o inversiones, de manera que cuanto mayor sea la TIR mayor será la rentabilidad. Realizando el cálculo de la tasa interna de rentabilidad de diferentes proyectos se facilita la toma de decisiones sobre la inversión a realizar.

De forma simple podríamos definir la TIR como el porcentaje de ingresos o pérdidas que se obtiene como consecuencia de una inversión

Este concepto financiero se puede comparar con la tasa mínima aceptable para realizar una inversión, que sería la tasa de rentabilidad libre de riesgo, o con el tipo de interés que se aplicará a la financiación de un proyecto.

  • En el primer caso, si la TIR supera la tasa de rentabilidad libre de riesgo o el coste de oportunidad, se realizaría la inversión; en caso contrario, se rechazaría.
  • En el segundo caso, la TIR tiene que ser superior al tipo de interés de la financiación del proyecto. En este caso, la tasa interna de retorno seria la tasa de interés máxima a la que una empresa o inversor se pueden endeudar para no perder dinero con la inversión.

¿Cuál es la fórmula de la TIR?

La TIR es la tasa de descuento con la que el valor actual neto (VAN) se iguala a cero o, dicho de otra manera, la tasa que iguala la suma del valor actual de los gastos con la suma del valor actual de los ingresos previstos.

Tasa Interna de Retorno

Interpretación del resultado de la TIR

En el caso de que para realizar el proyecto o inversión se utilicen recursos propios se pueden dar las siguientes opciones.

  • TIR > 0. El proyecto es aceptable, ya que su rentabilidad es mayor que la rentabilidad mínima requerida o coste de oportunidad. Esto significa que si invirtiéramos en este proyecto ganaríamos más dinero que adquiriendo Bonos del Estado.
  • TIR < 0. El proyecto se rechaza. La razón es que el proyecto da una rentabilidad menor que la rentabilidad mínima requerida. En este caso, no tendría sentido realizar la inversión ya que ganaríamos más dinero invirtiendo en Bonos del Estado.
  • TIR = 0. En este caso sería indiferente realizar el proyecto, ya que ni ganamos ni perdemos. En situaciones con valores iguales a cero o cercanos, hay que valorar si se pueden obtener otro tipo de beneficios asociados a la realización del proyecto.

En el caso de que para realizar el proyecto se necesite financiación, tendremos que comparar la TIR con el coste del dinero, que podemos denominar k.

En este caso la rentabilidad neta del proyecto será la diferencia ente la TIR y el coste del préstamo (TIR- k).

  • Si TIR > k. El proyecto se acepta. La rentabilidad supera el coste del capital que nos ha sido prestado.
  • Si TIR < k. El proyecto se rechaza. La rentabilidad del proyecto no cubriría el coste del préstamo.
  • Si TIR = k. Se tendrían que valorar otros factores, ya que ni se gana ni se pierde.

Si nos encontramos ante la opción de valorar dos proyectos excluyentes, en principio la opción más recomendable es la que tenga una TIR más elevada, aunque también hay que considerar el riesgo, la duración y la inversión inicial de los proyectos.

Ejemplo de cálculo de la Tasa Interna de Retorno

Para realizar un proyecto, una empresa tiene que realizar una inversión inicial de 10.000€, de la que espera obtener dos flujos de caja, uno de 4.000€ el primer año y otro de 9.000€ el segundo año. Para calcular la tasa interna de retorno podemos hacerlo de dos formas:

Utilizando la fórmula de la tasa interna de retorno, para lo cual igualamos el VAN a cero:

Tasa Interna de Retorno

La TIR es la incógnita que hay que calcular y resolver. Por lo tanto, la tasa interna de retorno es igual a 0,17, por lo que la rentabilidad de la inversión será del 17%.

Utilizando una calculadora financiera o una hoja de cálculo como Excel. En Excel su cálculo es muy sencillo, para ello es necesario tener los flujos de beneficios generados por la inversión en una fila o columna, en donde el flujo inicial se pondrá con signo negativo por ser el capital inicial aportado. A continuación, se inserta en una celda la función financiera de la TIR y en los valores de la fórmula se selecciona el rango de los flujos de capital del proyecto, incluyendo el inicial.

Por lo tanto, en el caso de que necesites valorar diferentes proyectos de inversión, deberías utilizar la Tasa Interna de Retorno para elegir la mejor opción y evitar elegir un proyecto que te pueda suponer pérdidas.

Sage 50

- El programa de contabilidad
y gestión comercial para pymes

- En la nube o en local, ahora con
un 50% de descuento durante los
3 primeros meses.

Quiero más información