Sistema RED – La Seguridad Social digitaliza al autónomo

Publicado · 4 minutos de lectura

No nos resulta nada extraño, hoy en día, ver a un electricista, un abogado, la propietaria de un pequeño comercio, o a una psicóloga con un aparato electrónico -sea móvil, ordenador portátil o tableta- para desempeñar parte de su trabajo. El mundo se está digitalizando a pasos de gigante y con él se está transformando nuestro modo de concebir las relaciones económicas y sociales.

Los autónomos deberán estar incluidos en Sistema RED el 30 de septiembre de este año, como fecha límite.

Por ello, y como parte de la llamada “revolución tecnológica”, los servicios dirigidos a la sociedad, aparte de estar interconectados muchos de ellos, han pasado de estar en la esfera física a la digital. En este sentido está actuando el Gobierno, para adaptarse a los nuevos modos de trabajo y, a su vez, agilizar sus sistemas internos de gestión. La Seguridad Social no ha quedado fuera de estos cambios y en los últimos años también se ha adaptado a la aparición de las nuevas tecnologías y al auge de los servicios por vía telemática, con el nacimiento y desarrollo de su portal web y la Sede Electrónica, así como la constante incorporación y optimización de sus servicios de Internet.

En esta ocasión y, siguiendo con la digitalización de las cotizaciones, la Seguridad Social incorpora a los trabajadores autónomos en el Sistema RED. Éste es un servicio que ofrece la Tesorería General de la Seguridad Social a empresas, agrupaciones de empresas y profesionales, para intercambia r información y documentos a través de Internet; de este modo, permite el acceso a datos de empresas y trabajadores, así como la remisión de documentos de cotización, afiliación y partes médicos.

Hasta ahora, el autónomo hacía todos sus trámites con la Seguridad Social presencialmente, ya fuera por su cuenta o a través de su asesor. Sin embargo, con su incorporación en el Sistema RED, se consiguen eliminar los desplazamientos hasta las oficinas del Ministerio de Empleo, y también el uso del papel -abusivo en muchas ocasiones-. De este modo, además de potenciar la eficiencia, la cercanía, la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, este sector de usuarios podrá realizar sus gestiones con mayor agilidad y comodidad; el cambio bien podría compararse a pasar de una oficina física a una oficina virtual donde el autónomo puede dirigirse sin horarios, sin esperas y desde donde quiera.

Si bien la Orden ESS/214/2018, de 1 de marzo que establece la mencionada obligatoriedad, entra en vigor el próximo 1 de abril, da un plazo de seis meses para que se incorporen todos los autónomos en el Sistema RED. Por esto, no será hasta el 30 de septiembre de este año que todos los trabajadores por cuenta propia dejen definitivamente el papel e introduzcan otra parte más de su trabajo en las tecnologías que usan a diario, acomodando y desahogando una parte de su vida profesional.

¡Tuitéalo! La Seguridad Social da un plazo de seis meses para el acceso al Sistema RED si eres autónomo (desde el 1 de abril).

Sin embargo, merece la pena remarcar que este cambio no es nuevo para todos los autónomos. Los trabajadores por cuenta propia que tienen empleados a su cargo están incorporados en este sistema desde el año 2013, ya sea para la transmisión de los datos de sus trabajadores como de los suyos propios. Desde entonces se dio también la posibilidad de incorporación del resto de autónomos, si bien no era un imperativo para ellos, con lo que la Seguridad Social ha mantenido las comunicaciones en papel junto con las electrónicas. El cambio que establece la Orden, por lo tanto, afecta a todos los trabajadores autónomos que no tengan contratados a empleados, cerrando la obligatoriedad de inclusión en el Sistema RED de todo este colectivo.

Según estadísticas del Ministerio de Empleo, a 31 de diciembre de 2017 había cerca de dos millones de trabajadores autónomos inscritos en los diferentes regímenes por cuenta propia de la Seguridad Social. El 21,8% de ellos tiene empleados a su cargo que, atendiendo a lo mencionado, previsiblemente están incorporados en Sistema RED y comunican sus bases de cotización en Sistema de Liquidación Directa. Estos datos sugieren una importante fracción de este colectivo aún pendiente de incorporar, una masa sustancial de cotizantes que cambiarán sus modos de gestión en los próximos meses.

Este cambio viene precedido de la reciente modificación de la Ley de Autónomos, que tuvo lugar el pasado 1 de enero. Entre otras novedades, destaca la introducción de nuevas bonificaciones y reducciones tanto en sus propias cuotas como en las de sus empleados y familiares que tengan contratados, además de la deducibilidad de ciertos gastos. Asimismo, esta misma ley estipuló una serie de medidas relacionadas con los derechos de maternidad y paternidad que han entrado en vigor el pasado 1 de marzo. Si a esto le sumamos las nuevas bases máximas de la Orden de Cotización para 2018 y la posible aprobación de los Presupuestos Generales del Estado con probables cambios en la cuota mensual de los autónomos, se puede apreciar que éste es un año de cambios para este colectivo, muchos de los cuales animan al emprendimiento, poniéndoles más fácil su labor profesional y haciendo más accesible el inicio de una actividad por cuenta propia que tiene un marcado rumbo hacia su adaptación con las nuevas tecnologías.

En un mundo tecnológico que avanza a un nivel más rápido que el nuestro de adaptación y, más aún, el de las administraciones públicas, no se puede dejar escapar la confluencia de la vida profesional con las obligaciones legales que ésta conlleva. La Seguridad Social no pierde el hilo, y en esta ocasión digitaliza al autónomo.

¿Eres autónomo y/o tienes un negocio emprendedor? Sage Business Cloud te ofrece soluciones de contabilidad y facturación online, sencillas y sin límites que te ayudan a tomar mejores decisiones.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta