Playing now

Playing now

Omnicanalidad: ¿cómo mejora la experiencia del usuario?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post, te contamos qué es la omnicanalidad en los pagos y cómo sirve a las empresas para mejorar la experiencia del usuario.

  • Un 72% de los internautas de entre 16 y 70 años utiliza internet como canal de compra.
  • Las plataformas digitales permiten integrar varios medios de pago en una misma tienda virtual.

La onmicanalidad llegó para quedarse. Y lo hizo para mejorar el servicio que se presta a los internautas a través de plataformas digitales. Y es que, según los resultados del VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020, un 72% de los internautas españoles entre 16 a 70 años utiliza internet como canal de compra. Eso supone que 22,5 millones de personas compran habitualmente por Internet. ¿Cómo se puede mejorar su experiencia de compra? A través de la omnicanalidad en los pagos.

La mayoría de los e-commerce permite ya a los usuarios realizar compras en sus plataformas recurriendo a una gran variedad de modalidades de pago. Eso es lo que se conoce como la omnicanalidad en los pagos. Se trata de la integración de diferentes canales de pago en una sola pasarela de pagos.

A través de la omnicanalidad se facilita al usuario la compra. Y es que gracias a esta integración el cliente percibe mayores facilidades al realizar sus compras online.

Sage

En este artículo te contamos cuáles son las ventajas de la omnicanalidad.

Las ventajas de la omnicanalidad

Cada vez existe una mayor competencia en el mundo comercial. La globalización y el auge del comercio electrónico ha llevado a las empresas a poner los medios necesarios para facilitar a los consumidores sus compras online. Un ejemplo de ello es el uso de pasarelas de pago. A través de ellas se mejora la experiencia del usuario, ya que desde una misma página puede completar la transacción utilizando o bien tarjeta de crédito o paypal o por otro método de pago.

Entre las ventajas de emplear la omnicanalidad destaca que evita el abandono del carrito de compra. La mayoría de ellas llegan a término. Muchos clientes optan por abandonar su petición si no disponen de facilidades a la hora de realizar la compra. Esas barreras desaparecen con la omnicanalidad.

Con la omnicanalidad en los pagos se evita el abandono del carrito de compra y se consiguen más conversiones.

Por otro lado, se consigue una mayor flexibilidad y confianza por parte de los usuarios. Un buen e-commerce es aquel que pone a disposición de sus clientes todos los medios disponibles para facilitar sus compras. Este tipo de prácticas lo que hace es que favorecen la confianza que han depositado los clientes en la compañía.

De igual modo, la omnicanalidad en los pagos propicia que haya una mejor tasa de conversión. Cuanto mayor sea la experiencia de compra del usuario, es más probable que se incremente el valor de la cesta media y, por ende, el porcentaje de conversión.

Además de eso se generan ventas cruzadas entre canales. Esto es, el cliente puede hacer un pedido por Internet, pagarlo a través de la página web y luego ir a recogerlo a la tienda física. O viceversa, el usuario puede hacer una compra en la tienda física y luego optar por devolverlo a través del portal web.

Los pagos más fáciles y rápidos son los que se realizan a través de un solo clic. Se trata de una forma ágil y sencilla de incentivar la compra por parte del usuario.

Los pagos se realizan de una forma más ágil y sencilla.

Por otro lado, la omnicanalidad en los pagos evita también los riesgos de fraude a la hora de realizar la devolución. Y, del mismo modo, contribuye a mejorar la experiencia del usuario.

Retos en la omnicanalidad

Una mejor experiencia de usuario siempre ayudará a la imagen de marca. El branding es un elemento esencial para atraer nuevos clientes y fidelizar a los que ya se tienen. El hecho de tener todo conectado a través de la misma plataforma permite ofrecer más flexibilidad a la empresa consiguiendo un mayor prestigio.

Sin embargo, a día de hoy sigue suponiendo un reto para muchas empresas el integrar distintos medios de pago en su página virtual. En vista de los problemas que plantean algunos e-commerce, las plataformas de pago se han adelantado para facilitar la tarea de la omnicanalidad.

Es el caso de compañías como PayPal ofrecen servicios como Home Depot en ciertos países como Estados Unidos. Hay otras como Google que tratan de posicionar su Google Wallet para las compras online, algo que también hacen empresas como Visa.

Aportar un valor diferencial a la hora de poder hacer los pagos es, sin duda, uno de los retos de los e-commerce y de las pasarelas de pago. Y es que se debe garantizar que la diversidad de medios de pago no repercuta negativamente en la experiencia del usuario.