Playing now

Playing now

Promover la diversidad y la igualdad mejora la experiencia de los empleados

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post, te contamos cómo pueden las organizaciones promover la diversidad y la igualdad y hacer que sus empleados se sientan a gusto.

  • Un 56% de las empresas considera que la diversidad les ayuda a ser innovadores y a crecer como organización.
  • Entre las ventajas de promover políticas igualitarias en la compañía destaca el aumento de la productividad en los empleados.

Mejorar la experiencia de los empleados repercute positivamente en su productividad. El objetivo de las empresas ya no es solo el de hacer negocios y ganar dinero. Ahora se les exige comprometerse más con sus empleados. ¿El objetivo? Conseguir promover un mundo mejor, más justo e igualitario.

La diversidad en la empresa es un rasgo diferenciador. Las compañías consiguen atraer más talento si promueven la existencia de personas de diverso tipo, género y condición en la oficina. La mayoría de las empresas están de acuerdo en este tipo de prácticas. Hay estudios que indican que el 56% de las empresas consideran que la diversidad les ayuda a ser innovadores. Un ejemplo de ello es el informe elaborado por Global Diversity and Inclusion sobre las compañías que facturan más de 10 mil millones de dólares anuales.

Ventajas de la diversidad y la igualdad en la empresa

Adaptarse a las nuevas estructuras sociales es vital para las empresas. Los expertos aseguran que aquellas que logren adaptarse a los nuevos tiempos conseguirán sobrevivir a largo plazo. Y esto es una visión que se ha acentuado tras la reciente crisis económica provocada por la COVID-19. La diversidad y la igualdad puede proporcionar muchas más ventajas a las empresas.

1. Enriquecimiento

  • Antes de nada, hay que tener claro que la diversidad enriquece. Apostar por ella debe ser uno de los principales objetivos de las empresas. Es por eso por lo que las compañías deben centrarse en atraer talento sin importar su género, edad o raza.
  • Atraer talento de diverso tipo aporta a la compañía una mejor amplitud de miras. Se consigue que tenga un enfoque con más puntos de vista. Y se logra un abanico más extenso de opiniones a la hora de encontrar la solución a determinados problemas.

2. Eficiencia en el trabajo

  • Otra de las ventajas es la eficiencia en el trabajo. Si la empresa quiere fomentar la igualdad, debe establecer medidas de conciliación reales. A través de esto se propicia una mayor eficiencia en el puesto de trabajo. A menudo se incurre en el error de pensar que un horario flexible o una jornada reducida va a mermar la productividad.
  • Se calcula que apostar por una conciliación real repercute positivamente en el ánimo del empleado. Está, a su vez, relacionado con el incremento de la felicidad del personal y una mejor experiencia laboral. Como consecuencia, la empresa gana en productividad y eficiencia.

3. Mejora la imagen y reputación de la empresa

  • Promover la diversidad y la igualdad mejora la imagen y la reputación de la empresa. No hay mejor escaparate para una empresa que una igualdad real. En empresas de este tipo es donde quiere trabajar todo el mundo. Además, trabajar en una compañía con buena imagen genera orgullo de pertenencia al grupo. Y esto no solo repercute en la plantilla, sino también en los clientes. Cuando la imagen es positiva, los beneficios económicos también aumentan.
  • En cambio, si el compromiso no es real, la imagen de la empresa puede verse comprometida. Al final todo se sabe.

4. Atracción de talento

  • Las políticas empresariales que benefician a los empleados atraen talento. Ésta es la cuarta ventaja de promover la diversidad e igualdad en la organización. En muchas ocasiones, el salario es uno de los determinantes que impulsa a alguien a trabajar en una empresa.
  • in embargo, hay muchos más motivos que inclinan esa decisión. Algunos de ellos son las políticas de igualdad, los planes de conciliación o una apuesta por valores sociales.

5. Menos fricciones entre empleados

  • Si se quiere crear un equipo de trabajo que esté unido, la igualdad es la clave. Hay estudios que muestran que las retribuciones justas e iguales generan menos fricciones entre los empleados. Así que una de las maneras de hacerlo posible es evitando que haya dos personas en el mismo puesto que cobren diferente.
  • La desigualdad de trato siempre genera desencuentros y problemas en las empresas.

Una compañía que promueva la diversidad creará una imagen de marca positiva en el exterior y conseguirá atraer más talento.

Cómo promover la igualdad y la diversidad en la empresa

Un estudio de la consultora McKinsey revela que el 70% de las empresas con estrategias en este ámbito fracasa a la hora de implementarlas. ¿Las causas? La ausencia de un plan claro, la falta de identificación de líderes reales que promuevan el cambio y la escasa prioridad a estos planes. Para ello es importante contar con un plan para promover este tipo de estrategias. Las claves para hacerlo son las siguientes:

1. Mejora de los procesos de selección

La mejora de los procesos selectivos es fundamental para promover la igualdad y la diversidad en la compañía. Ciertos estudios han demostrado que los hombres se inscriben a ofertas de empleo cuando cumplen el 60% de los requisitos. Sin embargo, en el caso de las mujeres el porcentaje cambia. Ellas no lo hacen si no cumplen entre el 80 y el 100% de las cualidades.

Esto se debe a la confianza de uno y otro sexo, y viene determinado por factores sociales y educativos. Para evitar procesos de selección sesgados, es aconsejable no incluir largas listas de requisitos en las ofertas de empleo. La empresa debe centrarse más en los resultados. Y, a partir de ahí, escoger a los mejores candidatos.

En este sentido, una forma de minimizar sesgos en las ofertas es estructurando procesos selectivos ciegos. ¿Esto qué quiere decir? Evitar condicionar al profesional de Recursos Humanos a la hora de contratar. Para ello es importante no disponer de datos personales del candidato como la foto, edad, lugar de nacimiento, etc. Así se evitarán sesgos inconscientes.

2. Ojo a la cultura de la empresa

¿Encaja o no el candidato con la cultura de la empresa? A menudo se suele rechazar a alguien aludiendo a que no encaja con la idiosincrasia de la empresa. Sin embargo, detrás de esa afirmación hay algunas razones ocultas. De ahí que para evitarlo es importante tener claro que la mera exclusión de un candidato no se debe a razones inconscientes.

3. La clave: el testimonio del empleado

La diversidad atrae más diversidad. ¿Y si se recurre al testimonio del empleado para promocionar y promover este ámbito dentro y fuera de la empresa? Es una gran idea tratar que las minorías sean las protagonistas de la empresa. Así pueden contar su experiencia en la organización y atraer a perfiles afines a la empresa.

4. Cuidar el lenguaje y hacerlo inclusivo

Parece una cuestión menor, pero el lenguaje es un poderoso vínculo para promover la diversidad y la igualdad en la empresa. Es hora de visibilizar a personas o a géneros que se han sentido excluidos de la sociedad durante años. Hay empresas que, por ejemplo, evitan mostrar el género cuando se refieren a colectivos múltiples. Para ello recurren a guiones bajos que utilizan para sustituir la vocal correspondiente. Así consiguen hacer que sus empleados se sientan más incluidos.

5. Eventos relacionados con las minorías

Seguro que en la empresa es común celebrar fiestas como la Navidad o la Pascua, pero…¿y qué ocurre con festividades de otras culturas? Celebrarlas podría fomentar la inclusión y la diversidad en la empresa. Algunas de estas festividades podrían ser la Hannukah, el Black History Month o la semana del Orgullo Gay. Ya existen empresas que las celebran reconociendo, así, la diversidad en la compañía.

6. Crear un canal de inclusión

No hay nada mejor para promover la inclusión empresarial que un canal específico. Cuanto más presentes estén este tipo de temas en la empresa, menos probabilidad hay de que aparezcan escándalos. Así que una excelente opción es fomentar un canal que promueva la inclusión dentro de la herramienta comunicativa que utilice la compañía. Si, por ejemplo, se utiliza slack, se podría crear una sección específica para compartir noticias que fomenten la diversidad.

7. Programas de mentorización

Cuando no depende del jefe de la compañía promover la igualdad, la cosa se complica. Un 80,4% de las personas que se han sentido discriminadas laboralmente en España lo ha hecho por motivo de edad. Así lo asegura el Centro de Investigaciones Sociológicas. Y si a eso se le incluye que los nuevos grupos sociales consideran que en las organizaciones hay falta de liderazgo en este sentido, la creación de programas de mentorización se hace necesaria. La formación en este ámbito contribuirá a una apertura de miras en la empresa.

8. El diálogo, esencial

El diálogo es fundamental a la hora de contribuir al bienestar del empleado. Los líderes o responsables de la organización deben liderarlo. Hablar con los empleados, recoger propuestas y ver cuáles son las necesidades es importante para promover la diversidad y la igualdad.

Existen numerosos aspectos que influyen en la diversidad y la igualdad empresarial. Parece complicado, pero no lo es tanto ponerse manos a la obra y promover una mejora en la empresa. Las repercusiones serán muy positivas a nivel de productividad y bienestar de los empleados. Y eso a la larga redundará en mejores beneficios para la organización.