Playing now

Playing now

Estrategias para fomentar el liderazgo femenino en las empresas

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Reflexionamos sobre las claves para fomentar el liderazgo femenino con Cristina Vicedo, Selva Orejón y Sora Sans, tres mujeres líderes de la era digital.

  • La educación y concienciación de la sociedad para que exista una igualdad real en las empresas son claves.
  • Te contamos la visión que tienen mujeres que lideran su propia empresa sobre el liderazgo femenino.

Pese a que las mujeres suponen la mitad de la población mundial en edad de trabajar, solo una mínima parte se ha insertado en el mercado laboral. Y ¿cuántas de ellas ocupan puestos de dirección?

De acuerdo al ranking de los CEO de la Fortune Global 500 son muy pocas. Apenas un 10% de los integrantes de este listado son mujeres. Pero, ¿cuál es la razón? ¿Qué podemos hacer para fomentar el liderazgo femenino en las empresas? Reflexionamos sobre las claves para conseguirlo con mujeres que lideran su propia empresa.

Romper el ‘techo de cristal’

Para Cristina Vicedo, las mujeres aún se encuentran con el denominado “techo de cristal” cuando ascienden dentro de una empresa. A ella le pasó. Es la CEO y fundadora de la agencia creativa de branding, comunicación y marketing, Sincerely. Cristina nos cuenta que se ha encontrado con las “clásicas barreras” a la hora de ascender a puestos de dirección.

“Ascendí a directora general sin aumento salarial y ganando un 30% menos que el anterior director general de la misma empresa, que era hombre”, relata. Además, cuando accedió a dicho cargo también se encontró con “falta de confianza en el liderazgo por ser mujer”, a pesar de que los resultados avalaban su labor.

Sage

Liderazgo femenino y conciliación familiar

En esta misma línea, la CEO de Bulevip, Sora Sans, advierte que hace falta una mayor evolución en países como España. “Yo personalmente nunca he sentido que me condicione ser mujer, pero sí creo que aún tenemos que avanzar mucho”. A su juicio, habría que evolucionar en el ámbito salarial y en aspectos como la conciliación familiar y profesional. “Estoy convencida de que podemos hacerlo y de que el futuro es el equilibrio dentro de la riqueza que nos proporciona la diversidad”, añade.

En ciertos sectores asociados a lo digital, como en el tecnológico, hay un menor porcentaje de mujeres en puestos directivos. Aun así, según Sans, ya se está evidenciando “un incremento en el mundo del e-Commerce, llegando a existir equipos con cierta equidad”.

La otra cara de la moneda la representa Selva Orejón, CEO de OnBranding y profesora en la Escuela de Policía del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña. A Selva “nunca” le ha perjudicado a lo largo de su carrera profesional el hecho de ser mujer. “No me ha generado ningún problema ni en España ni fuera. Al contrario, me ha influido en positivo, siempre aprendo mucho de mis compañeros”, añade.

Fomentar el liderazgo femenino

Sin embargo, Orejón es de la opinión de que el éxito de una empresa será mayor si se fomenta dentro de la organización el liderazgo femenino. “Es importante tener como prioridad la inclusión de mujeres líderes”, asegura. A su vez explica que, tanto si las personas tienen hijos como si no, ella siempre cuenta en su equipo “con personas que de forma natural sean autónomas en su forma de encarar la vida y que aporten”. Considera que ya sea una multinacional o una pyme “es un auténtico beneficio tener a personas con dotes de liderazgo, y es importante potenciar su formación”.

La formación de mujeres líderes debe comenzar en una edad temprana. Para Vicedo es importante educar “desde el colegio y la familia”. Y es que, tal y como señala, el liderazgo es “una aptitud y una actitud. Las aptitudes se pueden aprender y mejorar con el tiempo, la actitud depende de uno mismo y, en el caso de las mujeres, es nuestra principal barrera”.

Debe partir de la sociedad promover conductas inclusivas que no perjudiquen a las mujeres que aspiren a puestos directivos. De hecho, la CEO de Sincerely cree, además, que la diversidad e inclusión es algo que, como decía su abuela, “hay que mamarlo”. Sin embargo, alienta a las mujeres a “cambiar de actitud” y a tener confianza en sí mismas para enfrentarse al miedo y romper estereotipos.

Sage

Educación en el respeto e igualdad de oportunidades

Igual opinión comparte Sora Sans para quien la educación es un factor fundamental a la hora de propiciar la igualdad de oportunidades. “Todo comienza con la educación en el respeto y la igualdad de oportunidades, tanto en los centros educativos como en los hogares y esto debe ser desde el inicio”.

La empresaria de Bulevip insta a cuidar “muy bien los mensajes que transmitimos y los que reciben las nuevas generaciones, que son el futuro”. Además, señala que “es fundamental continuar luchando por mejorar las políticas de conciliación”.

Las empresarias coinciden en que aún existe un gran porcentaje de mujeres que renuncian a puestos de responsabilidad al ser estos “incompatibles con su faceta como madres”. Es por ello por lo que Sans advierte de la importancia de crear una conciliación real para poder contar con mujeres en los puestos de liderazgo.

La educación, clave para el liderazgo femenino

La educación es la clave para conseguir que cada vez más mujeres puedan alcanzar puestos directivos en empresas de cualquier sector. Vicedo hace una reflexión en este sentido. Según ella, las respuestas de por qué no se ha conseguido una inclusión plena en el ámbito laboral se encuentran en “la historia y en nuestro pasado”.

La empresaria pone de manifiesto que, cuanto más se tarde en inculcar que las mujeres son igualmente válidas que los hombres en puestos directivos, más se tardará en conseguir que se produzca un cambio de mentalidad. “Lo que ha tardado tiempo en enseñarse y en educarse, tarda un tiempo en ser un hábito natural y admitido por todos”.

Sage

¿Cómo conseguir mayor diversidad en las cúpulas empresariales?

Según la responsable de Sincerely, todo apunta a que hay que conocer bien qué objetivo se persigue en la empresa y darse cuenta de que “a mayor riqueza de ideas, mayor innovación, mayor competitividad profesional y mayor crecimiento económico”.

La fundadora de OnBranding aboga por instruir mejor a las mujeres. Hacerlo “disminuiría el nivel de preocupación general de la sociedad”. Y es que el hecho de “sentir carencia o carestía hace que no nos podamos ocupar de cuestiones tan básicas e importantes como es el cuidado propio o la relación con el otro”. Pone como ejemplo países en los que se vive “con naturalidad” y en los que gracias a eso “las personas pueden dar mucho más de sí mismas”.

El empoderamiento de la mujer en ese ámbito y en el digital consiste en tener “educación, tolerancia, respeto y sentido común. Cualquiera de ellas son armas potentes como seres humanos, para marcar una gran diferencia, independientemente del sexo de la persona”, añade Vicedo.

Los perfiles más preparados

A pesar de todo, sea cual sea el puesto laboral a desempeñar, las empresarias mantienen los pies en la tierra y advierten que “hay que optar siempre por los perfiles más preparados”. La cuestión se sitúa en que, en muchos casos, es el perfil de ellas el mejor para el puesto.

Sans, por ejemplo, pone de manifiesto que ya se ha demostrado que es “positivo” contar con presencia femenina en los Consejos de Administración. “Siempre debemos buscar a los perfiles más preparados y que mejor encajen con el puesto a desempeñar, independientemente de si son mujeres u hombres. En eso consiste el equilibrio real”, argumenta.

Sin embargo, eso no exime de que, a ella, como al resto de empresarias, les gustaría que el porcentaje de mujeres y hombres en puestos de liderazgo “fuese más equitativo”, aunque consideran que se trata de una “cuestión de tiempo y evolución”.