Playing now

Playing now

¿Qué es el wellness corporativo y cómo ayuda a tu empresa?

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Describimos qué es el wellness corporativo y cuál es el procedimiento y los retos que han de afrontar las empresas a la hora de implementarlo.

  • El wellness corporativo es una apuesta de futuro con grandes beneficios personales y empresariales a largo plazo
  • Gestionar el grado de implicación de los trabajadores suele ser el reto más importante en la implementación de programas de wellness corporativo

Cada vez son más las compañías preocupadas por la salud y el bienestar de sus empleados. Lo hacen por impulsar la productividad y mejorar el ambiente laboral. También les mueve la necesidad de aportar su granito de arena a una sociedad más sana y mejor. E, incluso, tiene beneficios en la proyección externa como puede ser una mejor percepción de potenciales candidatos a trabajar en la empresa.

¡Comparte! Aprende qué es el wellness corporativo y por qué llama la atención de un número de empresas cada día mayor.

Muchas empresas aceptan este reto como algo primordial, tanto que llegan a implementar programas que fomenten hábitos de vida más saludables. Actúan en ámbitos como la dieta o el ejercicio físico.

 

Es importante contar con espacios y ambientes de trabajo que permitan a los empleados hacer pausas durante su jornada laboral.

¿Qué es el wellness corporativo?

Podríamos definir el wellness corporativo como un programa pensado para mejorar el bienestar empresarial, que incide en diferentes áreas de los trabajadores con el objetivo de mejorar su salud física y estado anímico. Para ello, se trabajan los siguientes campos:

  • Área física, donde se plantearán acciones para la mejora de la alimentación apostando por menús más equilibrados. También se ponen en marcha programas para la realización de más ejercicio físico o para reforzar el descanso reparador.
  • Área mental y emocional, donde se intentará mejorar el ánimo con el que los empleados se enfrentan a la jornada laboral, los picos de trabajo o el ambiente laboral en la empresa.

Cómo se implanta el wellness corporativo: paso a paso

Para mejorar estas áreas, las empresas ponen en marcha programas de bienestar, empezando por una fase de diagnóstico que nos indique las necesidades de nuestra organización. Hay que conocer aspectos como la alimentación o actividad física que realizan los empleados para ver qué tipo de medidas hay que implantar.

El wellness corporativo supone una inversión en productividad, compromiso y mejora del clima laboral en las empresas

En base a los resultados obtenidos, hay que elaborar un plan de acción que puede incluir, por ejemplo:

  • Mejoras en los menús que se ofrecen a los empleados en caso de tener comedor o cafetería.
  • Cambios en la oferta de máquinas de vending para introducir frutas.
  • Alimentos saludables en el comedor de la empresa.
  • Programación de actividades y eventos para que participen todos los empleados o, al menos, el mayor número posible.

Articular un adecuado sistema de control es fundamental para el éxito de un programa de wellness corporativo

Posteriormente, es necesario hacer un seguimiento de las medidas implantadas para ver si están cumpliendo o no los objetivos, pero también  para analizar si los empleados se han sentido involucrados en los cambios y están participando en las actividades programadas.

Beneficios de un programa de wellness en la empresa

No se trata de un gasto. Más bien, estamos hablando de una inversión que la compañía hace en la salud de sus empleados. La puesta en marcha de este tipo de planes tiene un impacto casi inmediato en determinadas áreas como pueden ser:

  • Mejora de la productividad, que en algunos estudios cifran en torno al 30%. Se logra un impacto directo en dos de cada tres empleados, ya que este tipo de programas facilitan que el trabajador tenga una mayor capacidad creativa a la hora de resolver problemas y aportar soluciones en su día a día.
  • Reducción del absentismo, dado que una mejora en la salud impacta de forma directa sobre las bajas por enfermedad, las ausencias por problemas de salud, etc. Pero también palía pequeños malestares en la espalda, resfriados, etc. que provocan problemas de concentración en el día a día.
  • Mejora del compromiso entre el empleado y su organización. Si el trabajador se siente cuidado y valorado no querrá cambiar de empresa. Aquí también podríamos hablar de cuestiones como el orgullo de pertenencia a una empresa.
  • Reducción del estrés que tiene que ver con una mejora del clima laboral, más facilidad para trabajar en equipo como consecuencia de realizar actividades físicas juntos que no tienen que ver estrictamente con el trabajo.
  • Mejora de la imagen de la empresa que ve cómo sus empleados se convierten en los mejores embajadores de la marca.

El wellness corporativo no es un gasto, es una inversión muy rentable para las empresas

Todos estos factores implican una mayor satisfacción laboral, una mejora de la motivación y una ayuda para lograr los objetivos estratégicos fijados por la empresa. Sobre el papel todo son beneficios, pero ponerlo en marcha tiene un coste y además hay que lograr que los empleados participen, lo cual no siempre es fácil.

 

Sage
Se estima que en 2020 más de un 55% de las empresas considerarán el invertir en un programa wellness corporativo. Fuente: Estudio “Working Well”.

Cómo lograr que los empleados participen en el programa de wellness corporativo

Está claro que este tipo de propuestas no atraerán por igual a todos los empleados. No es lo mismo cambiar los hábitos alimenticios de una persona de 50 años que de un trabajador de 30. Lo mismo a la hora de proponer actividades físicas. En principio, los programas de mejora de la salud atraen más a los millennials y generación Z, que son los que reclaman algo más que sueldo en las empresas.

¡Comparte! Conoce cómo atraer a los empleados a las actividades de wellness corporativo ofertadas.

Por otro lado, no puede ser algo obligatorio, ya que, si el trabajador siente que un programa de actividades físicas es una tarea más de su trabajo, que les obligan a hacer en contra de su voluntad, o declinan o lo harán con el mínimo esfuerzo para no ser sancionados. Otros empleados, sin embargo, pueden sentirse apasionados con la idea y hacer un efecto imán para que los demás participen.

Muchas organizaciones apuestan por crear un programa de recompensas o reconocimientos que animen a participar a todo el mundo. Si, además, añadimos un poco de flexibilidad que permita a los empleados organizarse para tener más tiempo libre para invertir en estas actividades, el éxito estará casi garantizado.

Por último, tiene que existir una buena política de comunicación, para que todo el mundo esté informado de las actividades, se difundan las realizadas y se dé a conocer quiénes han logrado mejores resultados o han participado con más éxito. Esta comunicación tiene que ser de ámbito tanto interno como externo, ya que supone una mejora de la imagen de marca que también debemos cuidar.