Playing now

Playing now

Siete cosas que se pueden hacer para que en vacaciones no nos pase como a Ryanair

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

El derecho de los trabajadores a disfrutar de vacacionesse regula en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores y en los Convenios Colectivos, siendo este un derecho al que no se puede renunciar por una contraprestación económica, según se establece en el Estatuto de los Trabajadores.

El problema es que las vacaciones de los empleados alteran la operativa habitual de la empresa, por lo que en muchos casos los empresarios y los responsables de recursos humanos de las empresas tienen que hacer encajes de bolillos para mantener el servicio a los clientes.

La falta de planificación, los conflictos entre empleados y empresas, huelgas declaradas y de celo, son situaciones que en muchos casos acaban afectando a los clientes de manera negativa, algo que no debería suceder.

¡Comparte! La planificación de las vacaciones es vital: así es como evitarás cualquier problema.

Casos reales

En el mes de septiembre han saltado a los medios de comunicación dos casos que, aunque diferentes, han afectado a los clientes de dos compañías de transporte diferentes. El primero se hacía eco de la sentencia del juzgado de los social nº 22 de Madrid que avalaba el despido del maquinista del metro que dejó tirado su convoy, porque su turno se había excedido en 58 segundos; mientras el segundo lo protagonizaba la cancelación de 2.259 vuelos de la compañía Ryanair por una mala planificación de las vacaciones de los pilotos. En el primero de los casos, los pasajeros del metro se quedaron esperando en sus vagones; en el segundo, los pasajeros no llegaron a embarcar en las aeronaves, pero sufrieron (y siguen haciéndolo) un importante trastorno.

El propio presidente de Ryanair, Michael O’Leary, tuvo que salir a dar explicaciones, declarando que la «la habían liado» con las vacaciones de los pilotos, ya que los pilotos tenían una gran cantidad de días pendientes atrasados, debido a que en el verano habían estado muy ocupados.

Para evitar que a tu empresa le pase lo mismo, hay una serie de pautas que se pueden seguir:

Facilitar la comunicación entre la empresa y los empleados

Es importante que los empleados tengan claro cuáles son los momentos en que no se pueden marchar de vacaciones y que las empresas faciliten a los trabajadores ya desde principio de año canales de comunicación para conocer sus preferencias de los empleados de cara al disfrute de sus vacaciones.

Cerrado por vacaciones

Muchas empresas eligen cerrar sus puertas u operar con servicios mínimos durante ciertos periodos, de manera que se concentran las vacaciones de la plantilla en esos periodos. Las grandes empresas de producción, por motivos de organización y producción, suelen cerrar en agosto y colgar el letrero de cerrado por vacaciones.

Programación y planificación

Si se realiza una buena programación de las vacaciones, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, tendremos seis quincenas, por lo que de cada seis personas podemos tener siempre cinco trabajando y funcionar casi al cien por cien.

¿Es bueno dar un mes entero de vacaciones?

Dar un mes entero de vacaciones permite desconectar al trabajador del trabajo, pero a la vuelta de sus vacaciones puede acumular una carga considerable de trabajo, puesto que en muchos casos solo se realizan las tareas más urgentes e importantes de los que se ausentan durante ese tiempo de asueto.

¿Tiene estacionalidad la empresa?

Hay empresas estacionales que hacen el agosto en el verano, bien turísticas, de abastecimiento de estas o, por ejemplo, los fabricantes de turrones en Navidad. Muchas de estas empresas realizan contrataciones temporales para reforzar estos periodos, por lo que es inimaginable que los trabajadores, por mucho que lo deseen, puedan disfrutar de vacaciones en los días de máxima actividad de la empresa.

Formularios de solicitud

Las solicitudes deben realizarse por escrito, recogiendo la firma del trabajador, y la empresa debe a su vez dar respuesta por escrito al empleado con los días que le son otorgados. Salvo causa sumamente justificada y de fuerza mayor, la empresa debe respetar su compromiso con los empleados, ya que estos pueden haber reservado viajes y haberse coordinado con sus cónyuges.

Programas de gestión que recojan la programación de las vacaciones

La programación debe estar accesible para todos los responsables de los departamentos, gerentes y responsables del departamento de RRHH, para que tengan presente en todo momento con que recursos humanos pueden contar.

Dejar una respuesta