Playing now

Playing now

5 formas de potenciar a la próxima generación de asesorías y despachos profesionales

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

Pregunta a cualquier socio de una asesoría qué le quita el sueño. Muchos de ellos responderán que su preocupación es conservar a su plantilla, especialmente a los mejores empleados que potenciarán el crecimiento de la empresa durante la próxima década.

Muy a menudo, cuando se pregunta a los profesionales más jóvenes si quieren convertirse en socios su respuesta es no. El problema no es la falta de motivación o ambición.

La cuestión es que no pueden imaginar su futuro en una empresa que no se transforma para seguir siendo competitiva. Si creamos una visión de un negocio importante, que avanza, la próxima generación de líderes deseará formar parte de su éxito a largo plazo.

Periódicamente me reúno con los líderes del futuro de nuestro sector y les pregunto qué cambios les gustaría ver en el futuro en su profesión.

A continuación incluyo cinco recomendaciones basadas en esas conversaciones.

1. Acepta ideas nuevas e innovadoras

  • Se escucha hablar mucho sobre el miedo a la automatización, pero la automatización del trabajo relacionado con el cumplimiento normativo no asusta a los líderes de la próxima generación. Lo ven como una oportunidad de centrarse en servicios de valor añadido y convertirse en asesores estratégicos para sus clientes. Tienen el deseo de descubrir e implementar nuevas ideas e iniciativas para respaldar esa transformación.
  • Pero… ¿tu cultura fomenta esta innovación? Pide a los líderes de la próxima generación que investiguen y propongan cambios que les gustaría hacer y mantén una mente abierta para poner en práctica sus recomendaciones.

2. Mantén conversaciones difíciles

Los líderes de la próxima generación quieren saber qué se espera de ellos y no tienen miedo de asumir responsabilidades. Sé muy claro acerca de las expectativas. Si no eres claro con ellas, tu equipo se desanimará y tendrá dificultades para alcanzar el éxito.

Prueba el ejercicio de «empezar, parar, continuar» con tus líderes de próxima generación:

  • Empezar: ¿qué deberías EMPEZAR a hacer? Esta acción destaca en qué áreas no se está usando el máximo potencial de los talentos.
  • Parar: ¿qué deberías PARAR de hacer? Esta acción señala las conductas o actividades que pueden obstaculizar el camino hacia el éxito.
  • Continuar: ¿qué deberías CONTINUAR haciendo? Esta acción indica en qué áreas se están usando los talentos y en cuáles pueden ampliarse.

Pero recuerda que la responsabilidad tiene que asumirse en todos los niveles. También debes encargarte de delegar tareas, dedicando más tiempo a actuar como mentor y transmitiendo tus conocimientos y sabiduría.

Organiza entrevistas de retención del talento con tu equipo para tener una visión realista de dónde te encuentras o contrata a un facilitador externo para que averigüe lo que valora tu equipo en la empresa y lo que les preocupa de su futuro. Con toda esa información, determina qué debe cambiar para poder fidelizar al líder de la próxima generación.

3. Consigue que participen

Puede que los líderes de la próxima generación en nuestra profesión no sean los más preparados a nivel técnico ni los que facturen más horas de trabajo. Pero son los que tienen las habilidades clave que les permiten:

  • Compartir su visión
  • Pensar a lo grande
  • Formar un equipo con las mejores personas
  • Leer y crecer en consonancia
  • Tomar decisiones difíciles
  • Centrarse en lo que importa
  • Asumir riesgos
  • Delegar eficazmente
  • Dar y recibir confianza
  • Motivar a otras personas
  • Potenciar el crecimiento de la empresa
  • Asumir responsabilidades y hacer que otros las asuman

Estas habilidades no siempre se tienen por sí solas. Por eso los líderes actuales tienen que ayudar a la siguiente generación a cultivarlas haciendo que participen en comités, relaciones con los clientes y un grupo atrevido de compañeros de la misma generación. Los valiosos conocimientos que adquirirán al interactuar con sus homólogos, los clientes y la comunidad compensarán cada minuto que pasen fuera de la oficina, y podrán adquirir las habilidades necesarias para seguir potenciando el crecimiento de la empresa.

4. Confía en ellos

  • Una vez que hayan recibido los conocimientos y habilidades necesarios para lograr el éxito, hazte a un lado y deja que ellos se encarguen.
  • Depende de los líderes actuales dar el primer paso para mejorar la confianza.
  • Asume cierto riesgo y transmite confianza a la próxima generación.
  • De esta forma, se envía un mensaje importante a estos líderes emergentes y se crea un entorno más seguro para que ellos hagan lo mismo y confíen en ti.

5. Genera transparencia

  • Los líderes de la próxima generación consideran que las empresas deben tener una cultura de honestidad y transparencia. Transparencia significa en última instancia claridad y conversaciones que generen un intercambio de información, mejores decisiones, más educación y una mejor comprensión en todos los niveles de la empresa.
  • Para ser la empresa por excelencia de los líderes emergentes, comparte detalles sobre el crecimiento corporativo, finanzas, estructura de contratación, prioridades y planes. Implementa sistemas transparentes que permitan a las personas hacer preguntas de manera franca y abierta. Esta transparencia fomenta una comprensión mutua y anima a más personas a compartir y cooperar entre sí.

Nunca ha habido tanta demanda de líderes de próxima generación inteligentes y con talento. Para ser la organización que provoque su implicación y fidelidad, crea una empresa que les inspire y emocione, una empresa en la que se vean como propietarios algún día. Tus esfuerzos se verán recompensados con un aumento de la retención y la motivación de tus mejores empleados.

El contable de ayer, el asesor de hoy

Entiende cuáles han sido los cambios en el sector y cómo puedes seguir prosperando en la profesión.

Descarga gratuita

Dejar una respuesta