Playing now

Playing now

Estas son las novedades que afectarán a las cuentas anuales de las empresas en el cierre contable de 2020

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

Estas son las novedades que afectarán a las cuentas anuales de las empresas en el cierre contable de 2020

En este artículo te contamos como el cierre contable 2020 está protagonizado por algunas novedades normativas y muchas de contexto.

  • La reforma del Plan General de Contabilidad y de su versión para pymes comienza a aplicarse ya en 2021.
  • Una situación singular reclamará un esfuerzo valorativo.

El cierre contable de 2020 tiene características singulares. En principio, viene de un ciclo contable que el pasado año alteró su fechas. Todo ello viene rodeado de una situación económica y sanitaria especial, lo que reclama valoraciones contables complejas.

¡Comparte! Descubre las principales claves del cierre contable 2020.

En lo normativo, ha habido pocos cambios, toda vez que la reforma del Plan General de Contabilidad (y de su versión para pymes) es de aplicación desde el 1 de enero. En todo caso, conviene tener en cuenta estas novedades, ya que pronto se aplicarán retrospectivamente. Veamos cómo llega este cierre contable.

La primera aplicación de la Resolución de 5 de marzo de 2019

En 2019, se aprobó una resolución del ICAC que buscaba mantener una cierta sintonía NIC-UE 32. Aborda diversos aspectos relacionados con los instrumentos financieros y la contabilidad de sociedades.

Comenzó a aplicarse el 1 de enero de 2020. Por lo tanto, para aquellas empresas cuyo cierre contable coincide con el 31 de diciembre, serán las primeras cuentas anuales a las que se aplique. No obstante, hay que tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Puede haber casos en los que introduzca alguna aclaración o cambio de criterio respecto a las interpretaciones que venía haciendo el ICAC. En esos casos, no es de aplicación obligatoria a lo sucedido antes del 1 de enero de 2020.
  • Sin embargo, las empresas pueden optar por aplicar los criterios retroactivamente.
  • En aquello en lo que la norma no introduzca novedades frente a interpretaciones anteriores, sí se aplicaría a operaciones contabilizadas con anterioridad. En ese caso, puede que constatemos que ha habido un error contable.

La reforma contable de 2021

Finalmente, la fecha de primera aplicación de la reforma del Plan General Contable será el 1 de enero de 2021. Por lo tanto, no afectaría al cierre contable de aquellas empresas que cierran a 31 de diciembre. En todo caso, hay que prestar algunas consideraciones en torno a una próxima primera aplicación:

  • Los nuevos criterios de clasificación y valoración de instrumentos financieros deberán aplicarse de forma retroactiva. Por lo tanto, corresponderá realizar un ajuste por el efecto acumulado de las variaciones de los activos y pasivos. Lo imputaremos directamente en el patrimonio neto.
  • En la fecha de primera aplicación, la empresa podrá designar o revocar una designación anterior de un activo o pasivo financiero en ejercicio de la opción del valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias.

La reforma del Plan General de Contabilidad se aplica desde el 1 de enero de 2021.

Las dificultades de valoración

Uno de los aspectos más característicos del cierre contable de 2020 es la existencia de una situación económica muy particular. No hay precedentes claros y es difícil señalar posibles escenarios a los que se pueda asignar una probabilidad.

En el caso de activos como los inmovilizados materiales e intangibles, la referencia es la comparación del valor contable con el valor recuperable. Si el valor recuperable es menor que el contable, deberemos dotar una corrección valorativa. Ello requerirá calcular el valor recuperable como el mayor de los dos siguientes:

  • El valor razonable menos los costes de venta.
  • El valor en uso.
Sage

Un buen cierre contable mejora la información que los terceros reciben de nuestra empresa.

En la actualidad, el hecho es que muchos negocios tienen pocos elementos sólidos para decidir si procede dotar o revertir una corrección por deterioro:

  • La referencia a transacciones comparables en el mercado puede ser compleja en algunos casos.
  • Los suelen intentar proyectar posibles escenarios futuros en función de la información del pasado. La dificultad para señalarlos, en un contexto como el actual, y para establecer la probabilidad de cada uno puede ser grande e, incluso, en algunos casos insalvable. Además, este problema afecta tanto al valor razonable como al valor en uso.

Quizá puedan servir de ayuda los informes sobre proyecciones de posibles escenarios económicos de consultoras, organismos internacionales, etcétera. Intentan traducir lo que sabemos sobre la posible evolución de la situación sanitaria al futuro cercano de las actividades económicas. En todo caso, hay que trasladarlos a la realidad propia de cada empresa.

Los hechos posteriores al cierre 2020

Como regla general, podemos distinguir dos tipos de hechos posteriores al cierre:

  • Cuando ponen de manifiesto condiciones que ya existían al cierre, deben motivar un ajuste en las cuentas anuales, información en la memoria o ambos.
  • Si los hechos ponen de manifiesto condiciones que no existían al cierre, no procede ajustar las cuentas anuales, más allá de una posible información en la memoria.

No obstante, eso no es siempre sencillo de determinar. Puede que ahora sepamos más sobre la situación sanitaria, pero pueden faltar conocimientos sobre sus repercusiones económicas. En cualquier caso, podemos trazar una línea diferente en función de si el cambio es beneficioso o perjudicial

Hechos positivos del cierre contable 2020

Por un lado, encontramos todos aquellos que motiven una reversión del deterioro de activos. Por ejemplo:

  • Un cliente que, por la mejora de su situación, se aclare que nos va a pagar.
  • Observamos que han mejorado sensiblemente las perspectivas de unidad generadora de efectivo cuyo valor considerábamos deteriorado.
  • Encontramos un mejor uso a un local.

También hay otros hechos que pueden motivar el nacimiento de un activo, como un derecho de crédito para cobrar una subvención pública, por ejemplo.

En todos estos casos, debemos valorar si las condiciones que ponen de manifiesto los hechos posteriores al cierre ya existían antes de él. Por ejemplo, puede que nos haya llegado nueva información. Si así es, deberemos tenerlos en cuenta para realizar un ajuste en las cuentas, una anotación en la memoria o ambas cosas a la vez.

Si, por el contrario, los hechos son completamente nuevos y no reflejan condiciones existentes al cierre, debemos hacer una valoración. Deberemos tenerlos en cuenta si son muy trascendentes, si, de no informar de ellos, los usuarios de las cuentas obtendrían una información distorsionada. En ese caso, incluiremos una mención en la memoria con una estimación del efecto.

Lo que no podemos activar es la mejora de expectativas que se transforma en intangibles que no cumplen la definición de activo. Por ejemplo, observamos un incremento de clientela fiel o una mejora de la reputación por una iniciativa surgida después del cierre. Igual que si hubiese sucedido antes, no lo podemos reflejar en las cuentas.

Hechos negativos del cierre contable 2020

El razonamiento sobre los hechos negativos es semejante al de los positivos con dos particularidades importantes:

  • Así como una mejora de expectativas no siempre se traduce en incrementos del patrimonio neto, un empeoramiento siempre debe ser estudiado. Es posible que debamos dotar una corrección por deterioro. En ese caso, podríamos tener que informar en la memoria y, si las condiciones que manifiestan los hechos ya existían al cierre, ajustaremos las cuentas.
  • Si los hechos negativos motivan la intención de liquidar la empresa, entonces deberemos plantearnos dejar de aplicar el principio de empresa en funcionamiento. Por lo tanto, valoraríamos el patrimonio neto a efectos de su transmisión global o parcial o de calcular el importe resultante en caso de liquidación.

El cierre contable 2020, viene marcado por circunstancias excepcionales y por una transición normativa.