Playing now

Playing now

8 claves de éxito para montar (y mantener) un negocio en los tiempos que corren

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Ser nuestros propios jefes, libertad de horarios, poner en marcha un proyecto personal, ejercer una profesión vocacional… Son muchas las razones que nos pueden llevar a abrir un negocio. Pero parece que, ante un mercado laboral saturado en el que cada vez es más complicado mantenerse estable, cada día son más los que se lanzan a poner en marcha su propia empresa.

No obstante, y pese a que tanto las instituciones públicas como las privadas están realizando una fuerte apuesta por los emprendedores, es necesario mantener los pies en la tierra y tener en cuenta que iniciar un negocio es complicado (y más aún mantenerlo).

Y no estamos hablando de negocios punteros en tecnología, start-ups o empresas en Internet. Algo que puede parecer tan sencillo como montar una tienda de ropa o montar un restaurante tiene mucha más miga de lo que solemos creer. En los tiempos que corren, es necesario estudiar y planificar cada paso, prestar especial atención a detalles que, en muchos casos, dejamos pasar por alto y, sobre todo, poner mucho sentido común.

Tanto si tienes pensado montar un bar, abrir una peluquería o una clínica veterinaria, toma buena nota de éstas sencillas claves que te ayudarán a montar, pero sobre todo a consolidar, tu negocio:

1. Trato al cliente: es un aspecto fundamental y que nunca hemos de descuidar. Nuestros clientes han de sentirse cómodos y  atendidos en todo momento, aunque dejándoles suficiente espacio y autonomía. Debemos encontrar la forma de “conectar” con nuestra clientela y fidelizarla. El objetivo no se reduce a que tengan una buena experiencia, sino que quieran repetir.

2. Ambiente acogedor: Algo que muchas veces se pasa por alto y que, finalmente, queda grabado en las cabezas de aquellos que visitan nuestro establecimiento. Es importante cuidar los olores, los ruidos, la iluminación o la temperatura de nuestro local. Prueba a buscar un hilo musical acorde con tu negocio 8spotify da muchas posibilidades), un mobiliario cómodo y funcional y cuida la decoración, ya que marcará la personalidad de tu establecimiento.

3. Tiempos de espera: Es fundamental saber gestionar de forma adecuada los plazos en los que podremos atender a nuestros clientes: darles cita en un periodo de tiempo aceptable, reducir los tiempos de espera dentro de nuestro establecimiento a la hora de ofrecer atención personalizada, ofrecer un servicio o, simplemente, efectuar los cobros. Esto te ayudará a evitar que se marchen con la sensación de haber perdido el tiempo o, lo que es pero, sin haber efectuado sus compras.

4. Relación calidad – precio: Hay que ser realista. A no ser que tengas una estrategia de marketing basada en el precio (ya sea por exceso o por defecto), debes intentar ajustar al máximo la calidad de los productos o servicios que ofreces con el precio que marcas. Aunque es algo subjetivo, hay que conseguir que los clientes se vayan satisfechos, pero recuerda que tampoco has de perder dinero.

6. Ubicación, promoción y marketing: Para un negocio físico, una buena ubicación es fundamental. Intenta hacer un estudio de mercado previo y analiza a tu competencia. No es necesario tirar la casa por la ventana para ello, pero determinará en gran medida el éxito de tu negocio. Además, es muy recomendable que idees un plan de marketing y promoción para dar a conocer tu negocio. A no ser que te encuentres en un lugar de gran afluencia turística, es muy complicado conseguir esos primeros clientes que luego podrán dar referencias sobre tu establecimiento.

7. La gestión de proveedores es una tarea que ha de realizarse de forma meticulosa y estudiada. De ella dependerá el coste variable de tu materia prima, que probablemente será tu principal partida de gasto, así como la calidad del producto y su disponibilidad.

8. Apuesta por la formación del personal: te permitirá estar al día en las tendencias y adaptarte mejor a las demandas del mercado, la formación no es un gasto, es una inversión.

Cómo reducir los costes de tu empresa

Si quieres montar tu negocio en casa, te explicamos qué gastos puedes deducirte así como algunos consejos que has de seguir antes de empezar.

Descarga gratis

Dejar una respuesta