Playing now

Playing now

9 razones por las que las empresas buscan buenas personas para trabajar

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

El mercado laboral está cambiando, las empresas se están cansando de los trabajadores tóxicos y buscan buenas personas. Explicamos por qué.

  • Se necesitan líderes que dirijan y practiquen con el ejemplo, en lugar de jefes a los que hay que dar todo hecho
  • Aportan más las buenas personas que los trabajadores tóxicos que dedican una buena parte de su jornada laboral a intrigar y generar mal ambiente de trabajo

Antonio fue a la entrevista de trabajo dispuesto a conseguir el trabajo de jefe que tanto ansiaba. Por fin acariciaba esa tan luchada promoción interna. Sin embargo, no solo no consiguió el ascenso, sino que una semana después lo citaron para presentarle el finiquito, y es que lo que Antonio no sabía, era que su empresa estaba cambiando, y ya no buscaban un jefe, sino un buen líder.

El nuevo responsable de recursos humanos se quedó horrorizado cuando Antonio alardeaba de cómo les iba a meter caña a sus antiguos compañeros para incrementar la producción. En realidad, lo que la empresa buscaba era cambiar precisamente un modelo productivo en el que los trabajadores estaban desmotivados y las bajas laborales se sucedían.

¡Comparte el post! Y descubre como cada vez son más las empresas en las que los valores tienen mayor peso que las capacidades intelectuales.

Los tiempos cambian, hay que adaptarse a las nuevas circunstancias. Muchas empresas ya no buscan jefes, buscan líderes. Además, las estructuras organizativas verticales de muchas empresas se tambalean, mientras que nuevas empresas con estructuras más horizontales triunfan, sobre todo en aquellas en las que el talento no necesita ser dirigido, pues cada uno sabe lo que tiene que hacer, o en aquellas en las que la creatividad no se dirige, sino que brota espontáneamente, se moldea en equipo y se canaliza hacia los clientes.

Pero el cambio de roles en la dirección no es el único, muchas empresas se han cansado de mantener a trabajadores tóxicos, de manera que la principal cualidad que buscan es que el trabajador sea buena persona. Y lo hacen, principalmente, por los siguientes motivos:

Valores

Las buenas personas tienen valores, no todo vale para conseguir los objetivos. Las personas que pierden sus valores para conseguir sus objetivos son una especie en extinción en muchas empresas y forman ya parte del pasado, pero no del futuro.

Trabajo en equipo

Para trabajar en equipo todos tienen que remar en la misma dirección, las buenas personas reman al unísono o, por lo menos, lo intentan con todas sus fuerzas para estar alineados con el equipo y finalmente se reparten el éxito. Las personas que ponen palos en las ruedas al trabajo de otros y, lo que es peor, luego, si pueden, por detrás intentan apropiarse de los éxitos ajenos, no son buenas personas y cada vez tendrán más difícil hacerse con un hueco en una empresa.

Honradez

Una persona que se apropia de bienes o información de la empresa no es una buena persona. Las empresas buscan por encima de todo, personas honradas en las que poder confiar.

Pensamiento positivo

El pensamiento positivo es motivador para el entorno del trabajador. Un trabajador con pensamientos positivos los contagiara a sus compañeros, mientras que otro con pensamientos negativos puede socavar la moral de su entorno.

Impacto de las redes sociales y en la imagen de la empresa

Las malas prácticas en las empresas con los clientes o compañeros de trabajo pueden tener una importante repercusión en redes sociales y socavar la imagen de la empresa. De tal manera que, por poner un ejemplo, un video de un jefe maltratando o acosando a un trabajador puede poner punto final a una empresa, ya no solo por sanciones o indemnizaciones, sino porque sus clientes pueden buscar otras empresas para comprar.

Sinceridad

Aportar opiniones sinceras es un plus y una de las virtudes de una buena persona es que aporta su opinión de manera sincera. En contraposición se encuentran las personas que dicen lo que piensan que sus superiores quieren oír.

Ayudan

Una buena persona siempre estará dispuesta a ofrecer su ayuda a cualquier compañero si ve que la necesita y sin necesidad de que se la pida.

Aceptan sus errores

Una mala persona ocultará su error y, si puede, intentará responsabilizar a otros de él, mientras que las buenas personas asumen sus errores y procuraran aprender de ellos. Las buenas personas se centran en la solución del problema, no en buscar los culpables a los que responsabilizar de cualquier problema que surja.

Generan buen ambiente de trabajo

Muchos trabajadores anteponen el buen ambiente de trabajo a mejores condiciones salariales. Si generamos una mejora del clima laboral y ofrecemos a los trabajadores salario emocional, no solo saldrán más baratos, sino que serán más productivos. Las empresas que no son capaces de enamorar a sus trabajadores tienen que comprarlos ofreciendo mayores remuneraciones.

Cada vez son más las empresas en las que los valores tienen mayor peso que las capacidades intelectuales. Si ponemos el símil de un equipo de futbol, no se busca tener un par de figuras y el resto del equipo de relleno, se busca un equipo que trabaje de manera cómoda y eficaz, en el que todos aporten al cumplimiento de los objetivos.

Dejar una respuesta