Playing now

Playing now

Cálculo de bruto y neto en facturas, presupuestos y salarios

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
mobile weekend

El precio de un producto o servicio debe quedar claro desde el principio para evitar posibles quejas o malentendidos con los clientes.

  • Tanto en los precios marcados como en los presupuestos hechos a medida, se debe distinguir claramente si la cantidad estipulada es bruta o neta
  • En este post podrás aprender a distinguir entre precio bruto y neto tanto en facturas, presupuestos como en salarios

¿Cuáles son las diferencias entre precio bruto y precio neto?

  • El precio bruto de un producto o servicio es su valor real, el que el empresario determina que cubre sus costes y le deja un margen de beneficio que hace sostenible su negocio.
  • El precio neto es mayor, ya que es el precio final de venta al público, el que resulta de aplicar los impuestos al precio bruto.

Como regla general, los presupuestos se hacen sin incluir los impuestos. Esta circunstancia debe quedar claramente advertida en el mismo documento. Asimismo, el empresario debe notificar al cliente de cuáles son los impuestos aplicables:

  • IRPF cuando el objeto de pago sea resultado de una actividad proporcionada por un profesional autónomo o, por ejemplo, un local de alquiler perteneciente a un particular.
  • El tipo de IVA que corresponda según el producto o servicio en venta.
  • Otros impuestos aplicables en casos determinados.

También en la nómina

Cuando se va a contratar a un empleado también es importante distinguir entre el bruto y el neto. En este caso, son otros los elementos que diferencian estas cifras:

  • El sueldo bruto se calcula por el total del año, que se puede dividir en doce pagas o en más si incluye extras. El sueldo bruto mensual es el resultado de dividir el anual entre el número de pagas.
  • El neto incluye la retención por IRPF adaptada a cada empleado, según su situación familiar, número de hijos dependientes, etcétera.
  • El sueldo bruto incluye la parte de la cuota de la Seguridad Social que paga el empleado, pero no la que paga la empresa por él.
  • Las nóminas no tienen IVA.

También debe quedar claro si se está hablando de bruto o neto cuando se comunica a un futuro empleado cuánto va a cobrar. Lo más correcto es comunicar el bruto anual, porque el neto se puede tergiversar en función de las retenciones que realmente se apliquen, y puede conllevar sorpresas en la declaración del IRPF. Además, en cualquier caso, el neto a percibir por cada empleado depende de sus circunstancias personales.

Prueba Sage Contabilidad y Facturación

Tendrás a tu alcance una potente solución de contabilidad y facturación en modalidad cloud. Pruébala gratis sin compromiso.

Quiero una prueba gratis