Cómo afecta a un autónomo el cambio en la tributación de módulos a estimación directa

Publicado · 2 minutos de lectura

Tanto ganas, tanto pagas. La estimación directa es así, la tributación está en función de los ingresos y los gastos. Para muchos autónomos, el obligado cambio del régimen de tributación por módulos, que se ha producido el 1 de enero de 2016, les puede sonar a lío monumental, o a pagar más impuestos. Pero no tiene por qué ser así, depende del resultado de la actividad.

En el régimen de módulos, si el resultado de la actividad es bueno, el autónomo sale beneficiado; pero, si por el contrario el resultado no es positivo, los impuestos a pagar son los mismos, ya que en módulos se paga una cuota fija que se establece anualmente en función de una serie de parámetros, tales como la superficie en metros cuadrados del local comercial, la potencia eléctrica contratada o el número de empleados, etc. Esto supone que, en períodos de descenso de la actividad, aquellos acogidos a este Régimen Especial tienen que pagar lo mismo que en aquellos momentos en los que la actividad es mayor.

Qué obligaciones y derechos trae consigo el cambio de módulos a estimación directa

El cambio de tributación de módulos a estimación directa, además de adaptar la tributación a la realidad de la actividad del autónomo, implica la obligación de realizar liquidaciones de IVA trimestralmente (modelo 303), pagando por la diferencia entre el IVA repercutido, asociado a las ventas y el IVA soportado por las compras.

La entrada en vigor del nuevo Régimen para los autónomos supone también que estos tendrán que llevar al día la contabilidad de su negocio, ya que cada tres meses estarán obligados a generar los modelos oficiales de liquidación IRPF (131), dejando de tributar en función de una cuota fija, para tributar en función de la actividad real del trimestre.

Además, al final del ejercicio, deberán presentar los resúmenes anuales de IVA (390) e IRPF (190), así como el modelo 347 de declaración de operaciones con terceros de más de 3.005,60€, antes del 28 de febrero.

Por otra parte, la tributación por estimación directa permite a los autónomos deducirse todos los gastos asociados a la actividad, siempre que se cumplan los requisitos para deducir las facturas.

Ejemplo práctico de cambio de tributación del régimen de módulos a estimación directa

Como podéis ver, Sage ha preparado, con la ayuda de Pepe el albañil, una pequeña presentación para explicar de una manera sencilla y gráfica los puntos clave para un autónomo del cambio de tributación de nódulos a estimación directa. De igual manera, esta compañía cuenta con las herramientas necesarias para que ese cálculo sea lo más simple posible. Pincha a continuación y lo comprobarás.

Subscríbete a la newsletter de Sage Advice

Recibe nuestros consejos más recientes directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Dejar una respuesta