Playing now

Playing now

7 puntos a tener en cuenta en la penúltima liquidación trimestral de IVA del año

Volver a los resultados de búsqueda

Para las empresas que presentan liquidaciones trimestrales de IVA, el modelo 303 del tercer trimestre tiene más importancia de lo que parece.

  • Conoce todo lo que debes tener en cuenta antes de presentar el penúltimo modelo 303 del año.
  • Aprovecha esta liquidación de IVA para realizar la planificación del cierre fiscal del ejercicio.

Si la Covid-19 no modifica de nuevo el calendario de la Agencia Tributaria, en el mes de octubre llega el tercer trimestre de liquidaciones periódicas, entre las cuales se encuentra el modelo 303 de liquidación de IVA.

La correcta presentación de las liquidaciones periódicas de IVA tiene gran importancia en las empresas, ya que con la implantación del SII, la progresiva digitalización de la Agencia Tributaria y la utilización del big data, esta tiene cada vez más fácil detectar irregularidades en las liquidaciones de IVA que presentan las empresas, sobre todo una vez concluido el año con la presentación del modelo 390 y la declaración informativa de operaciones con terceras personas con el modelo 347.

Además, este año la Agencia Tributaria pretende recuperar el tiempo perdido durante el confinamiento y está realizando una gran cantidad de revisiones de liquidaciones tributarias, lo cual trae por el camino de la amargura a los responsables fiscales de las empresas y a los asesores fiscales.

De cara a la presentación del modelo 303 del tercer trimestre, es importante que tengamos en cuenta los siguiente:

1. Plazo de presentación

Las fechas de presentación son entre el 1 y el 20 de octubre, ya que el día 20 cae en martes y no coincide con sábados, domingos o festivos.

Además, conviene recordar que el plazo para realizar la domiciliación del pago concluye 5 días antes.

2. Planificación fiscal

La penúltima presentación del modelo 303, supone la entrada en la recta final del ejercicio fiscal, por lo que, para evitar quedarse helados con la última liquidación, que se presenta en enero, es conveniente revisarla en profundidad y realizar una planificación fiscal de cara al cierre del ejercicio.

3. El Brexit todavía no afecta a esta liquidación

Aunque el Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero de 2020 y ahora es oficialmente un tercer país para la UE, todavía nos encontramos en un período transitorio que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2020.

Durante este período transitorio, todavía no cambia nada para las empresas, tanto en la UE como en el Reino Unido; y no hay ninguna repercusión en las aduanas ni en la fiscalidad.

No obstante, conviene recordar que, a partir del 31 de diciembre de 2020, si finalmente el Reino Unido abandona la Unión Europea, las operaciones con el Reino Unido pasarán a ser importaciones o exportaciones y si afectará a las liquidaciones que se realicen a partir de esta fecha.

4. Planificar inversiones para el último trimestre del año

Con tres liquidaciones de IVA realizadas en el ejercicio, el resultado de la última no debería de ser una sorpresa. Si se estima un buen resultado del ejercicio y una liquidación a pagar de IVA en el cuarto trimestre, se pueden planificar inversiones para este último periodo del año que reduzcan el IVA a pagar.

5. Anticipar gastos

El anticipo de inversiones nos puede reducir la liquidación de IVA a pagar, pero su impacto en la cuenta de resultados puede ser reducido, ya que solo disminuirán el gasto en la parte proporcional de amortización imputable al ejercicio. Si se estima un buen resultado del ejercicio y una liquidación de IVA a pagar, hay ciertos gastos, como material de oficina, publicidad, servicios profesionales, etcétera que se pueden planificar y anticipar para el último trimestre de año.

6. Revisar la liquidación

Es preciso cotejar los libros mayores de las cuentas de IVA con los libros registros de IVA. Hay que asegurarse de que no hay facturas duplicadas, huecos en las series de numeración, errores en la contabilización de las facturas y que todos los campos requeridos en los libros registros se encuentran debidamente cumplimentados.

7. Proyectar el resultado del ejercicio

Con la penúltima declaración del IVA del año presentada y la contabilidad cerrada del mes de septiembre, podremos proyectar con bastante exactitud el resultado del ejercicio. Así, dispondremos del último trimestre para intentar incrementar las ventas si el resultado no es bueno, o para realizar determinados gastos si se quiere rebajar la factura fiscal por el impuesto sobre sociedades.

La anticipación es una de las claves que nos permiten llevar nuestras obligaciones fiscales al día. Si, además, disponemos de las herramientas que permitan generar los modelos de forma rápida y sencilla, mejoraremos nuestra gestión y nuestros procesos administrativos, contables y fiscales serán más eficientes.

Consejos para cerrar tu año contable y fiscal

Descarga tu guía gratuita en PDF para conocer:

- Las claves para un buen cierre
contable y fiscal.
- Cómo afecta el COVID-19 a la
presentación de las cuentas anuales.

Descarga gratis