Playing now

Playing now

Cómo preparar la liquidación trimestral de IVA, IRPF y pago fraccionado del IS

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
Sage

Entramos en el último trimestre del año y el 21 de octubre las empresas que presentan liquidaciones trimestrales de IVA e IRPF realizarán la presentación de las penúltimas liquidaciones trimestrales del año.

  • ¿Por qué son tan importantes las liquidaciones trimestrales de octubre? Te lo contamos en este post con contenido actualizado.
  • Damos siete consejos para la preparación de las liquidaciones trimestrales de IVA, IRPF y pagos fraccionados del IS.

«No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy», dice un refrán popular. Sin embargo, la procrastinación o postergación es un mal habito demasiado extendido. Por eso, si todavía no se ha realizado la planificación fiscal del cierre del ejercicio, con la presentación de las penúltimas liquidaciones trimestral de impuestos del año ya no tenemos excusa para seguir postergándola.

Este año, al ser el día 20 de octubre un domingo, tenemos hasta el día 21 de octubre para la presentación de las liquidaciones, un día más que debemos aprovechar para realizar una exhaustiva revisión de las liquidaciones a presentar, de forma que podamos minimizar el riesgo de que contengan errores que nos puedan salir muy caros.

Además, estas liquidaciones son muy importantes porque en las últimas liquidaciones del año nos quedamos sin margen de cara a la planificación fiscal del cierre del ejercicio y pueden ser objeto de una mayor revisión por parte de la Agencia Tributaria, sobre todo si se producen diferencias significativas con las anteriores, no justificadas por la realización de una actividad con estacionalidad.

Para la presentación de estas liquidaciones, ofrecemos siete consejos que podemos tener en cuenta.

Cuidado si nos financiamos con el IVA cobrado a los clientes

  • Cuando una empresa repercute el IVA a sus clientes, actúa como mera intermediaria de la Agencia Tributaria, debiendo ingresarlo mediante la liquidación del modelo 303 en la que se deduce las cuotas soportadas.
  • El problema radica en que las pymes y autónomos, en muchas ocasiones, utilizan el IVA repercutido como un medio de financiación, de manera que las cuotas cobradas de IVA se emplean en financiar la operativa diaria de la empresa.
  • Por ejemplo, puede darse el caso de que, si toca pagar en la liquidación, la empresa haya aplicado los recursos ingresados por las cuotas de IVA en su ciclo de explotación y no se disponga de liquidez suficiente para afrontar los pagos. Conviene, por tanto, disponer de las soluciones adecuadas para efectuar una correcta gestión de tesorería.

Contabilidad al día

  • Mantener la contabilidad al día nos permitirá conocer el resultado de nuestras liquidaciones lo antes posible y, con ello, tendremos más tiempo para analizarlas, detectar posibles errores, así como para planificar su pago si el resultado es a pagar.

Informatizar y digitalizar la empresa

No procrastinemos

  • No esperemos hasta el último momento para calcular las liquidaciones. Definamos procedimientos que permitan entregar la información necesaria con la mayor rapidez y al menor coste.
  • Si, además, utilizamos los servicios de una asesoría o despacho profesional, no esperemos al último momento para entregar la documentación al asesor, ya que así evitaremos errores y, lo que es más importante, sacaremos mayor partido al valor que el asesor puede proporcionar a la empresa.

Aprovechar las ventajas de la web de la Agencia Tributaria

  • Si nuestro programa contable no nos facilita la presentación de las liquidaciones, podemos utilizar la web de la Agencia Tributaria, que nos permite utilizar datos de declaraciones ya presentadas o consultar las liquidaciones anteriores.
  • Además, también podemos adjuntar documentación complementaria, que se registra oficialmente en el mismo momento en que la subimos a la página. No es necesario que acudamos al banco para liquidar el impuesto, ya que podemos hacerlo online una vez que hayamos presentado la liquidación en la web de la Agencia Tributaria.

Mantener actualizados en todo momento nuestros conocimientos en materia tributaria

  • Los cambios legislativos en materia tributaria son frecuentes, por lo que es conveniente mantener actualizados los conocimientos en materia fiscal y estar al tanto de las novedades que publica la Agencia Tributaria.

Aplazar el pago de los impuestos

  • Si, finalmente, toca a pagar y no tenemos liquidez suficiente, recordemos que podemos aplazar las liquidaciones de impuestos con la Agencia Tributaria sin necesidad de aval y hasta un límite de 30.000 euros.

Así que ya sabes: empieza a preparar todo lo que necesites de aquí al 21 de octubre para «no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy».

Dejar una respuesta