Playing now

Playing now

Cómo realizar una factura multidivisa

Volver a los resultados de búsqueda

sage

Si te has propuesto internacionalizar tu empresa, debes saber que tendrás repercusiones en tu contabilidad.

  • Te contamos cómo es la contabilidad cuando exportas y cómo se hace una factura multidivisa.

Con el auge de Internet y de los negocios digitales, las empresas pequeñas y medianas se han animado a internacionalizar su negocio como una forma de crecer y de aumentar las ventas.

Desde el momento en que vendas productos o servicios en un país extranjero, deberás elaborar una factura multidivisa. Para elaborarla vas a tener que considerar:

  • A quién le facturas (empresario, profesional o particular).
  • Dónde reside tu cliente (en la Unión Europea o fuera de la Unión Europa).
  • Qué vas a facturar (servicios o bienes y productos).
  • En qué momentos facturas, ya que las monedas fluctúan cada día y el tipo de cambio puede variar.

¿Qué es una divisa?

Aunque podemos identificar la divisa como una moneda extranjera, realmente se trata de un concepto mucho más amplio que abarca cualquier medio de pago y posiciones en moneda extranjera.

En definitiva, se trata de una medida que acuerdas con tu cliente o proveedor en el extranjero.

Las divisas que más se utilizan son:

  • El euro
  • El dólar estadounidense
  • El yen
  • La libra esterlina
  • El franco suizo

Todas estas monedas varían su cambio cada día y eso influirá en la factura que elabores, ya que deberás determinar el tipo de cambio a aplicar.

¿Qué tener en cuenta al elaborar una factura multidivisa?

Estos son los consejos que puedes seguir:

  • Acuerda con tus clientes o proveedores extranjeros qué moneda se va a utilizar y qué tipo de cambio se aplicará en la transacción.
  • Puedes facturar en una moneda distinta al euro, pero la factura la deberás registrar en euros en tu contabilidad.
  • Analiza el tipo de cliente y lugar de realización de la operación para saber si se aplica o no el IVA (lo vemos con detalle en otro apartado).
  • Haz los ajustes contables que sean necesarios para conciliar cuando recibas el pago de la factura. Puede ocurrir que el tipo de cambio varíe desde que se emite la factura hasta que se realiza el pago.
  • Utiliza un programa de contabilidad online como Sage Contabilidad y Facturación, ya que incluye la posibilidad de elaborar facturas multidivisa incluyendo toda la información necesaria para evitar errores. Analizamos esa información a continuación.

¿Qué datos debes incluir en una factura multidivisa?

El contenido de una factura multidivisa es parecido al de una factura normal con una serie de peculiaridades. Estos son los elementos que debe contener:

  • Fecha y nombres de comprador y del vendedor.
  • Detalle del producto o servicio.
  • Moneda o divisa que se utiliza.
  • Código ISO de la moneda, son siempre tres letras, por ejemplo, para dólares estadounidenses es USD y para euros EUR (lo puedes consultar aquí).
  • Precio por unidad y total de la mercancía en la divisa pactada.
  • Tipo de cambio aplicado, que será el que figure publicado en la página del Banco de España.
  • Forma y condiciones de pago.
  • Referencia al pedido o factura proforma.

¿Se aplica o no IVA en la factura multidivisa?

Esta es la gran duda que te surgirá cuando elabores una factura para un cliente extranjero. Vamos a analizar las diferentes posibilidades, por un lado, el caso de cliente que pertenece a la Unión Europea (intracomunitario) y, por otro, el caso de un cliente de un país de fuera de la Unión Europea.

  • Cliente comunitario que es un profesional o una empresa. Para poder facturar debes darte de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) mediante el modelo 036.
  • Factura por prestación de servicios. No se incluye el IVA siempre que tanto tu empresa como tu cliente estéis dados de alta en el ROI. La no inclusión del IVA tiene como resultado lo que se llama una inversión del sujeto pasivo y, en este caso, es el destinatario de la factura quien debe tributar en su país. No obstante, si el servicio se presta en España se aplica el IVA español.
  • Factura por entrega de bienes o productos. Se emite sin IVA ya que tributa en el país de destino.
  • Clientes comunitarios particulares.
  • Factura por prestación de servicios. Se considera como una operación nacional (española), salvo que se trata de servicios de telecomunicaciones, televisión o electrónicos, que se entiende que se realizan en el país de residencia del cliente por lo que deberá incluir el IVA del país de destino.
  • Factura por entrega de bienes. Está sujeta al IVA en España.
  • Facturación de una exportación. En este caso, la operación se realiza con un cliente que no es comunitario y la operación está exenta de IVA en cualquier caso.

Como has podido ver, la factura multidivisa es fácil de elaborar si conoces los requisitos que debes cumplir y utilizas un programa de facturación que te ayude a cumplirlos.