Playing now

Playing now

La obligación y la conveniencia de mantener actualizado el Libro Diario

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
consumidor online

El Libro Diario es un libro contable donde se recogen, día a día, los hechos económicos de un negocio. La anotación de un hecho económico en el Libro Diario se llama asiento, y mediante estos “asientos”, se registran todas las operaciones de la empresa o negocio.

Una característica importante sobre esta forma de registrar las operaciones, es que se sigue el sistema de partida doble, por el que cualquier operación afectará a dos cuentas a la vez, una en forma de “debe” y otra en forma de “haber”.

El Libro Diario, junto con el Libro de Inventarios y Cuentas Anuales, es un libro obligatorio para toda empresa, que debe estar legalizado mediante su presentación en el Registro Mercantil local que corresponda y que debe mantenerse al día.

En el caso de los autónomos, aunque no es obligatorio, pues éstos solo están obligados a llevar un registro adecuado de facturas emitidas y recibidas, es conveniente por varias razones:

  • Es una vía para llevar un seguimiento contable del negocio a partir del cual tener una visión y conocimiento del estado de éste.
  • En caso de que el negocio vaya creciendo y, en un momento dado, pase a ser una empresa, ya hemos llevado un registro que facilitará las cosas y  el arranque inicial de la contabilidad de la empresa.

Aunque su denominación de “Libro” nos lleva a pensar en un cuaderno o libro con las hojas pautadas en blanco para hacer anotaciones, en la actualidad, esta forma de ir registrando las operaciones del negocio está completamente obsoleta.

La eficiencia de llevar el Libro Diario mediante una aplicación de contabilidad online, aporta claridad a las cuentas del negocio y otra serie de ventajas derivadas de la automatización que la tecnología puede aplicar a las cuentas del negocio.

En el día a día de un pequeño negocio, hay poco tiempo para tareas de gestión y administración. Además, lo más habitual es que el emprendedor o el gerente del negocio no tenga suficientes conocimientos de contabilidad. Y si el Libro Diario y otras obligaciones contables no se llevan de forma adecuada, nos estamos exponiendo a sanciones y otros problemas derivados de no conocer exactamente el estado económico del negocio.

Tanto para una pequeña empresa como para un autónomo, es común contar con los servicios de una asesoría para ayudarles con esta parte de la gestión. Pero, al fin y al cabo, la asesoría se sirve de las anotaciones en el Libro Diario para elaborar y generar la contabilidad y la gestión fiscal de éstos. En definitiva, cualquier negocio actual, necesita contar con una herramienta de contabilidad online que automatice los asientos en el Libro Diario según se vayan registrando Facturas y movimientos en las cuentas bancarias.

Y si no te gusta complicarte la vida, la herramienta de contabilidad online para la pyme más sencilla e intuitiva que vas a encontrar es Sage Contabilidad y Facturación. ¡Pruébala gratis 30 días!