Playing now

Playing now

On-premise o cloud: ¿qué ERP elegir para tu empresa?

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

A la hora de adquirir un nuevo software de gestión empresarial (ERP), lo primero que tendrás que decidir es cómo quieres implementarlo. Podrás elegir entre un ERP on-premise o cloud, según tus necesidades.

  • Así, tendrías dos opciones: en modalidad cloud computing (en la nube) o en las instalaciones de tu empresa (lo que se denomina on-premise).
  • La mayoría de los proveedores de software ofrecen ambas cosas. Sin embargo, cada vez más compañías optan por la versión en la nube (es decir, por un ERP SaaS).

Con este artículo queremos darte respuesta a unas sencillas cuestiones en torno a qué es y para qué sirve un programa de gestión empresarial (ERP).

¡Comparte! Y conoce las diferencias entre un ERP on-premise o cloud computing.

ERP: definición en tres preguntas

¿Qué significa ERP?

Antes de elegir un ERP será necesario comprender qué es esta herramienta y las posibilidades que ofrece.

Para entenderlo bien, empecemos por explicar este acrónimo. Incluso los menos anglófonos se las arreglarán para traducir esta terminología al “lenguaje de Molière”: ERP son las siglas de Enterprise Resource Planning.

¿Qué es un ERP?

Sin embargo, esta precisión lingüística no es suficiente para entender lo que realmente cubren estas herramientas digitales.

  • Un ERP es un software que permite gestionar eficazmente todos los procesos operativos de una empresa. Su fuerza radica en la integración de todas las funciones de gestión.
  • El software ERP es capaz de coordinar la gestión de existencias y pedidos, la contabilidad, las relaciones con los clientes, la gestión comercial, la cadena de suministro

¿Cuáles son los dos tipos de ERP?

Los empresarios que quieran equiparse con una solución de este tipo se enfrentan a una elección: ERP en las instalaciones (on-premise) frente a ERP en la nube.

En pocas palabras, el ERP en el lugar es una compra de una licencia para la instalación en los servidores del sitio.

Este es el formato histórico para este tipo de software, pero veremos que la tendencia es más favorable al ERP SaaS, para el Software as a Service. Este paquete de software está alojado en la nube y la empresa paga una suscripción para beneficiarse de un servicio integral y de sus actualizaciones periódicas para optimizar el rendimiento.

ERP

En este artículo te explicamos qué significan las siglas ERP y si te conviene elegir un ERP on-premise o cloud.

¿Por qué elegir un ERP?

Para tener una base de datos única

Todos los usuarios del ERP te dirán que tiene numerosas ventajas. Incluso se han vuelto indispensables tanto en las PYMES como en las grandes empresas. En efecto, permiten centralizar en una sola base de datos toda la información relativa a las tareas cotidianas de los distintos empleados de la empresa.

Para cumplir con la normativa legislativa

Estas soluciones innovadoras son cada vez más eficientes y también garantizan el cumplimiento de los reglamentos financieros. Por ejemplo, al elaborar las nóminas, se integrará la posible nueva legislación, y sus departamentos de contabilidad y recursos humanos no podrán aplicar los métodos que no sean correctos.

Para aumentar las ventas

La utilización de un software de gestión empresarial (ERP) permite acceder a una gran cantidad de información en tiempo real. Esto garantiza una mejor racionalización de las diversas operaciones que se realizan en los departamentos de una empresa.

Y, en definitiva, con esto se facilita la gestión comercial.

EJEMPLO
  • Un responsable comercial se conecta desde el domicilio de un cliente y averigua si el producto que requiere la atención del cliente está disponible, en pedido o permanentemente agotado.
  • Todos los servicios están así coordinados con un mismo objetivo: vender más.

Para adaptarse a las necesidades de los empleados

Optar por un software de gestión integrada ofrece así a la empresa la posibilidad de establecer una organización ajustada que implica un mejor control de los costes, gracias al suministro de información homogénea y permanentemente sincronizada. Y en un momento en que el teletrabajo es cada vez más popular entre los trabajadores, el ERP desempeña un papel decisivo en la vinculación de todos los equipos (incluso si están dispersos por todo el mundo).

ERP on-premise vs nube: ¿quién es el ganador?

Hasta hace poco, la implantación de un ERP en las instalaciones era la norma. Según el estudio de Syntec Numérique/IDC 2019, representa el 78% del mercado. Sin embargo, el SaaS ERP está experimentando un meteórico aumento: +24%.

Otros datos de mercado (informe de Panorama Consulting Solutinos) revelan que el ERP en la nube se ha convertido en el más popular en 2018 con una tasa del 64%, en comparación con el 36% de ERP en las instalaciones. ¿Cómo se explica esta tendencia?

En un momento en que la movilidad se está convirtiendo en la norma en la forma de trabajar, la nube está ganando terreno. Se puede acceder a un ERP mediante un simple navegador web con acceso a Internet, es decir, desde casi cualquier lugar y en cualquier momento, y no sólo desde el ordenador de la oficina. Y este acceso puede ser concedido y personalizado a cada empleado de la empresa.

Haciendo zoom en un ERP SaaS

Para tomar la decisión correcta, hay que descifrar las ventajas y desventajas de un ERP.

PRIMERA VENTAJA – Una solución de software que se adapta a la vida empresarial

Por supuesto, esto es así al activar el servicio, pero también será posible a medida que su empresa evolucione. Una solución más flexible, por lo tanto, ideal para las empresas jóvenes que se espera que crezcan a lo largo de los años.

Te beneficiarás de un programa a medida, perfectamente adaptado a la gestión de la información, ya sea muy pequeña o muy grande e independientemente del número de usuarios de la solución. Es posible que surjan necesidades adicionales de forma inesperada, y el modo de gestión en tiempo real te permitirá beneficiarte de una reactividad récord.

SEGUNDA VENTAJA – Software y movilidad

Internet en todas partes todo el tiempo. Lo estamos viviendo hoy con el despliegue del 5G: el rendimiento del software a través de Internet será aún mayor.

EJEMPLO
  • Un jefe de equipo de producción en la fábrica, un vendedor en las citas con los clientes, un operador en el departamento de contabilidad en las oficinas administrativas de la empresa, un repartidor en la carretera…
  • Todo el personal podrá acceder a Internet con la posibilidad de conectarse al ERP. Podrán comprobar la disponibilidad de los productos en tiempo real, consultar las estadísticas de ventas, controlar el nivel de producción previsto e introducir los datos sociales de la empresa.

En resumen, una interdependencia permanente que no podrá ofrecer la compra de una licencia para un sistema de gestión empresarial “in situ”. Es la nube y el backup fuera de los servidores de la empresa lo que ofrece esta increíble flexibilidad, un instrumento que se está volviendo indispensable en nuestras sociedades modernas.

TERCERA VENTAJA – Más y más seguridad para un ERP en la nube

La seguridad de los datos también es un elemento importante en la elección de programa de gestión empresarial. En efecto, contendrá los datos financieros, probablemente los secretos comerciales. Pero también información sobre los empleados, listas de clientes… en resumen, una gran cantidad de datos sensibles a proteger.

Si alguna vez hubo alguna duda sobre la seguridad de los datos cuando se envían y almacenan a distancia, ya no es el caso hoy en día. Los vendedores han hecho grandes progresos en la aplicación de normas estrictas para garantizar esta seguridad. Salvaguardias que a menudo son más importantes de lo que una sola empresa puede permitirse para sus propios servidores. Un desarrollo que explica la locura por el ERP SaaS en los países occidentales.

CUARTA VENTAJA – Diferencias de precio

En términos de precios, aquí también la nube puntúa más alto. El precio de una versión local suele incluir una tasa de licencia (normalmente basada en el tamaño de la empresa o en el número de usuarios simultáneos), además de tasas recurrentes por concepto de apoyo, capacitación, actualizaciones y seguridad.

Además, es posible que tengas que instalar servidores para soportar el nuevo dispositivo si no los tienes o si no tienes suficiente espacio. Esto puede representar una gran inversión para la compañía cuando todo tiene que ser establecido. Mientras que, en el caso de una instalación en la nube, el precio basado en una suscripción mensual o anual incluye el uso del software y de los servidores, y a menudo incluye el soporte, la capacitación y las actualizaciones.

Esto permite un mejor control de un presupuesto operativo conocido de antemano, sin tener que invertir.

QUINTA VENTAJA – Mejor gestión de la cadena de suministro

Con la transformación digital y la inteligencia artificial, el comercio, y el comercio electrónico en particular, ha cambiado mucho en los últimos años. Las expectativas de los consumidores aumentan en cuanto a los plazos de entrega y la flexibilidad en la recepción de paquetes.

Como resultado, los flujos logísticos se están estrechando y la gestión de la cadena de suministro se está volviendo más compleja. Ante la competencia internacional, es necesario adoptar las herramientas más sofisticadas para optimizar la actividad. Al optar por un ERP en la nube, una empresa proporciona una fuerte respuesta a sus empleados e indirectamente a sus clientes. El software de gestión integrado permitirá evaluar la eficiencia de la cadena de suministro, identificando los puntos complicados y las vías de mejora, de forma continua.

En definitiva, todo son ventajas a la hora de optar por un software ERP en la nube. Y, una última: el valor de un programa ERP en la gestión de las relaciones con los clientes. Un “plus” a la hora de generar experiencias positivas, tan necesarias en tiempos de crisis.