Playing now

Playing now

La pequeña empresa en 2021: ¿Qué dicen las encuestas?

Estrategia y Gestión

La pequeña empresa en 2021: ¿Qué dicen las encuestas?

sage

Los cambios normativos y el alza de precios han sido las principales preocupaciones de la pequeña empresa en 2021, según las encuestas.

  • La pequeña empresa en 2021 ha iniciado una leve recuperación, más notable conforme mayor es el tamaño de la empresa.
  • Las perspectivas para 2022 son mejores, aunque estarán muy influenciadas por cambios fiscales previstos y el aumento de precios, especialmente en el ámbito energético.

Hemos accedido a diferentes encuestas a autónomos y pymes para evaluar el estado de la pequeña empresa en 2021 y cuáles son sus retos de cara a 2022. El alza de los precios es el principal obstáculo que afrontarán en 2022. El sector industrial y las empresas exportadoras se muestran optimistas y tienen buenas perspectivas. Los autónomos, sin embargo, aseguran que todavía están lejos de recuperar su actividad.

Autónomos: los más pesimistas

Dos de cada tres trabajadores por cuenta propia aseguran estar lejos de recuperar su actividad, según el Barómetro del mes de septiembre de 2021 que realizó la Asociación de Trabajadores Autónomos ATA.

Según esta encuesta, entre los profesionales que no se han recuperado, la mitad añade que su caída es mayor del 50% con respecto a lo que facturaban antes de marzo de 2020, fecha de inicio de las restricciones por la pandemia. Uno de cada cuatro autónomos añade además que no se recuperarán hasta dentro de dos años.

Tres de cada cuatro autónomos aseguran que no es buen momento para subir el Salario Mínimo Interprofesional.

Retos para autónomos en 2022

El Barómetro también analiza cuestiones que afectarán directamente a los autónomos en 2022, como es el caso del aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

En este sentido, la mitad de los profesionales considera que no es el momento, por la subida de costes que supone para sus actividades. Además:

  • Un 10% de autónomos sí entiende que hay que subir el SMI
  • A un 30% de estos profesionales no les preocupa la cuestión, puesto que sus empleados ya están cobrando por encima del Salario Mínimo

En cualquier caso, y preguntados por si es un buen momento para subirlo (más allá de su situación personal), tres de cada cuatro responden que no.

La encuesta también pregunta a estos pequeños empresarios qué factores ponen en peligro sus negocios:

  • El 30,2% de los encuestados afirma que su negocio puede cerrar por los
  • El 26,4% señala como principal amenaza la subida de la luz.
  • Un 16,2% cree que la falta de ayudas para frenar la crisis por la pandemia es la principal cuestión que repercute negativamente en su actividad.
  • Un 15,5% señala como primer problema la subida del Salario Mínimo.
  • Y un 8,1% cree que las medidas y restricciones para frenar la COVID-19 son las que más afectarán a su negocio.

Cotización por ingresos reales

Otro cambio que se avecina en 2022 afecta a las cuotas a la Seguridad Social. En este caso, el colectivo está dividido:

  • 35% está a favor de cotizar por ingresos reales.
  • 34% en contra.
  • 30% no sabe / no contesta.

Los autónomos afrontarán por tanto un periodo de cambios a lo largo de 2022. Con modificaciones en aspectos tan fundamentales para su actividad como el Salario Mínimo, que impactará en sus cuotas y en las que abonan a sus empleados.

Las empresas y autónomos se verán afectados por cambios en impuestos y en sus cuotas a la Seguridad Social, que se calcularán en función de sus ingresos reales.

También se prevén cambios en impuestos y en sus cuotas a la Seguridad Social, que se calcularán en función de sus ingresos reales. Modificaciones que derivan en la necesidad de contar con programas de facturación, contabilidad y gestión que mantengan actualizados estos parámetros para, al menos, minimizar el impacto en el ámbito administrativo, trámites, documentación, etc.

Invertir en pandemia y competitividad en pymes

La encuesta de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) pregunta a pequeños y medianos empresarios si serán capaces de invertir durante la pandemia.

El 43% responde que no. Además, el 46% de las pymes asegura que su primer problema es precisamente no haber podido invertir para ganar competitividad.

Otro freno para ser competitivo es el alto coste que supone para ellas afrontar los cambios que consideran necesarios (según declaran un 38% de pymes). Mientras que el sobreendeudamiento es el primer obstáculo para ser más competitivas para un 32,5% de las encuestadas.

Resulta llamativo que solo un 10% habla de falta de cualificación del personal como freno para ser más competitivas.

ICI: encue

El Índice de Clima Industrial (ICI) recoge las impresiones de empresarios del sector industrial sobre su actividad y perspectivas. El último indicador, correspondiente al mes de diciembre de 2021 se eleva 2,1 puntos respecto al mes anterior.

Se sitúa en máximos de los últimos veinte años. Lo que permite concluir que en el sector industrial las perspectivas para los próximos meses son positivas, a pesar de la pandemia y del alza generalizada de precios.

El sector industrial declara en esta encuesta un saldo positivo en pedidos y expectativa de producción. El Índice de Clima Industrial cayó 30 puntos al inicio de la pandemia. Recuperó niveles precovid al comenzar 2021, y ahora se sitúa en máximos desde el año 2000.

Sage

Datos de la Encuesta de Actividad Exportadora facilitados por la Secretaría de Estado de Comercio.

Encuesta sobre las empresas exportadoras

Para medir las perspectivas de las empresas exportadoras tenemos la encuesta ISAE (Indicador Sintético de Actividad Exportadora). En las entrevistas realizadas a empresas que venden fuera de España se recogen principalmente tres datos:

  1. Balance de pedidos en el trimestre.
  2. Perspectiva de pedidos a tres meses vista.
  3. Perspectiva a doce meses vista.

En el tercer trimestre de 2021 dicho indicador se situó en 9,1 puntos, manteniendo una expectativa positiva para todos los periodos que se analizan (el actual, a tres meses vista y a doce meses vista). En esta encuesta hay varios aspectos positivos:

  • Hay una percepción positiva de la demanda externa.
  • Una sensación de ser competitivos en calidad.
  • Y de que se cuenta con los recursos humanos necesarios para exportar.

En el otro lado de la balanza, tenemos algunos de los elementos ya citados por otras encuestas: el precio de las materias primas, el precio del petróleo, y la competencia internacional en precios.

En resumen, las encuestas sobre la pequeña empresa en 2021 reconocen retos importantes en 2022, marcados principalmente por posibles cambios normativos (Seguridad Social e Impuestos, Salario Mínimo Interprofesional, etc.), y por el alza de los precios.

Aunque también se vislumbra una perspectiva de crecimiento en 2022, que irá a más conforme vaya transcurriendo el año.