Listen to

Listen to

[PODCAST] Consejos básicos para afrontar los miedos del emprendedor

Escucha nuestros podcasts en

Estrategia y Gestión

[PODCAST] Consejos básicos para afrontar los miedos del emprendedor

Sage

¡No te pierdas ningún episodio!

Suscríbete a Sage Advice Podcast

¡No te pierdas ningún episodio!

Suscríbete a nuestro canal a través de tu e-mail para recibir
cada nuevo podcast en tu bandeja de entrada.

SubscríbeteSubscríbete

En este episodio de Sage Advice Podcast, «Gestión empresarial como clave del éxito», desvelamos un tema que intriga a muchos: los miedos del emprendedor. ¡No te lo pierdas!

  • Salir de la zona de confort, el fracaso, las trabas administrativas o las cuestiones legales son algunas de las cuestiones que más preocupan a la hora de aprender.
  • Es algo razonable que surjan los miedos del emprendedor, pero debes ser capaz de racionalizarlo para que te guíe por una senda de aprendizaje.

Si miras a tu entorno, seguro que conoces a gente que ha montado un negocio y les ha ido razonablemente bien. Parece que tienen superpoderes, pero son, en realidad, personas de carne y hueso que han gestionado sus conocimientos y emociones para dar lo mejor de sí mismas. A continuación, conocerás cuáles son los principales miedos del emprendedor.

¡TUITÉALO! No te pierdas el podcast de Joan Boluda sobre «Consejos básicos para afrontar los miedos del emprendedor».

1. Miedo a salir de la zona de confort

El primer miedo del emprendedor es el de salir de la zona de confort. Es como quien compra una bicicleta y solo va con ella de casa al trabajo. Un día, puede descubrir que hay muchos caminos que quizá no conozca, pero a través de los cuales puede disfrutar y aprender. El emprendimiento es igual.

Si prefieres siempre lo malo conocido antes que lo bueno por conocer, quizá montar un negocio no sea lo tuyo. Pero tienes que pensar que merece la pena indagar un poco. Todo lo desconocido lo es hasta que dedicas un tiempo a formarte e informarte sobre ello.

Quizá uno de los momentos más emocionantes de un negocio es cuando empiezas a hacer los planes. Sí, es normal, tienes miedo y piensas en lo que podría salir mal. En realidad, es una respuesta adaptativa que te guía hacia la búsqueda de soluciones.

2. Miedo al fracaso

El fracaso es una experiencia no solo de emprendimiento, sino vital. Es muy difícil hacer nada en la vida si crees que un traspiés te sepultará para siempre. Pero, aunque la idea se demuestre desacertada o mal ejecutada, es posible que saques algo positivo.

Quizá, gracias a un fracaso emprendedor conozcas a personas que van a ser importantes en tu vida profesional o personal. Algunas inversiones podrían ser reenfocadas a otra actividad en la que, esta vez sí, puedas tener éxito.

Los aciertos, que, seguro que los tendrás, también te ayudarán a continuar con tu camino con más conocimiento.

3. Miedo a Hacienda

Luego, llega ‘el coco’: Hacienda, ese organismo terrible que te puede engullir con sus sanciones. La realidad es mucho menos inquietante. Solo es cuestión de aprender qué normas debes cumplir y cuál es la manera más sencilla de hacerlo.

Afortunadamente, existe una legión de profesionales especializados que saben cómo hacer más fácil la vida fiscal de los emprendedores. Además, la tecnología está logrando procesos muy fluidos e inteligentes que te ayudarán a planificar mejor y optimizar tu factura fiscal.

Son muchos los miedos del emprendedor. Desde miedo a Hacienda, a no tener clientes o a las trabas administrativas.

4. Miedo a no tener clientes

Después, toca sacar a la luz a unos seres que pueden parecer invisibles: los clientes. En general, la ‘pócima mágica’ que hará que lleguen hasta tu negocio es la confianza. Se trabaja día a día, sabiendo posicionar tu marca en su mente, dirigiéndote a cada segmento con una adecuada estrategia de producto, precios, publicidad y distribución.

5. Miedo a las finanzas

También tienes que sacar de tu cabeza el miedo del emprendedor relacionado con el ámbito financiero. En ese terreno, quizá como en ningún otro, deberás aprender a gestionar riesgos. Y eso, en definitiva, supone estudiar muy bien los escenarios y ver qué iniciativas desarrollarías en cada uno de ellos.

Con ello, destriparás tu miedo. Lo racionalizarás y te ayudará a valorar qué atrevimientos compensan y cuáles conviene descartar. Una herramienta que te ayuda a tener una visión global de tu empresa y de su estado financiero es Sage Contabilidad y Facturación, un software que te permite tomar decisiones acertadas gracias al control de los básicos de tu negocio en tiempo real (ventas, flujos de caja, gastos, pagos del IVA…).

6. Miedo a las trabas administrativas

Aunque todo vaya bien, quizás dirijas tus miedos hacia las trabas administrativas. Pueden parecer como una trampa de trámites, requisitos y prohibiciones en la que puedes quedar atrapado.

Sin embargo, es mucho más constructivo tratar de entenderlos. Rodéate de buenos asesores tanto jurídicos como técnicos de las diferentes materias. Intenta captar la filosofía de cada trámite para insertarla en las decisiones de tu negocio. Si, por ejemplo, te piden requisitos para abrir tu local o para desarrollar obras en él, piensa qué es lo que la norma quiere proteger y cómo puedes responder de la mejor forma.

7. Miedo a los trámites legales

Algo semejante pasa con el miedo legal. Las normas suelen tener sus matices. A veces, puede resultar inquietante no saber si un juez o tribunal nos dará la razón en algún asunto dudoso. Sin embargo, siempre habrá debates abiertos, jurisprudencia que afecta a tu negocio y enfoques que hay que estudiar.

Al buscar un buen abogado que mitigue esos temores, tienes que fijarte en ciertas características. Ha de saber negociar con otras partes para llegar a contratos beneficiosos. Tiene que encontrar soluciones para evitar ir a juicio. Ha de argumentar bien tus derechos en un juzgado o tribunal. Debe contar con una gran capacidad para hacerte entender las posibles consecuencias jurídicas de tus decisiones y de encontrar respuestas para cada escenario.

8. Miedo a la morosidad

Y, una vez hayas disipado preocupaciones, con un negocio ya funcionando, llegan las temidas facturas con retrasos en el pago. Sí, son frustrantes, pero no estás indefenso. Puedes prevenirlas y actuar frente a ellas.

Debes estudiar muy bien cuándo debes rodear una venta de garantías para su cobro y qué perfiles de clientes tienden más a la morosidad. Progresivamente, aprenderás a lidiar con estas situaciones y comprenderás mejor los procedimientos que puedes seguir.

Es decir, que tengas miedo al emprender es razonable, un signo de que eres consciente de la responsabilidad que supone. Pero debes ser capaz de racionalizar el miedo para que te guíe por una senda de aprendizaje. Montar un negocio es una experiencia enriquecedora y mucho más si se tiene una buena idea. No te quedes paralizado por tus temores y busca las respuestas a cada uno de ellos.

ESCUCHA MÁS PODCASTS

Suscríbete desde aquí a nuestro canal de podcast en Apple iTunes. ¡Y recuerda que puedes escucharnos también en otros canales como Ivoox o Spotify!

Suscríbete a Sage Advice Podcast

¡No te pierdas ningún episodio!

Suscríbete a nuestro canal a través de tu e-mail para recibir cada nuevo podcast en tu bandeja de entrada.

Suscríbete
Sage