Playing now

Playing now

¿Qué es el principio de no compensación y el netting entre facturas?

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

Acercamos las claves legales, financieras y de gestión de la tesorería y la contabilidad del netting entre empresas de sus saldos acreedores y deudores.

  • El netting no supone una contradicción del principio contable de no compensación
  • El netting es cada vez más utilizado por su seguridad para ambas partes

Nos debemos el uno al otro, ¿quién paga antes? Nos acabamos de conocer y no tenemos plena confianza en que, si uno paga primero, el otro cumpla después. ¿Por qué no hacemos un netting? Esta situación es relativamente habitual en muchas empresas en las que un cliente es a su vez proveedor, motivo por el que quien tiene la deuda de mayor importe puede descontar las facturas que se le deben.

Hay quienes hacen el netting por las bravas, pero también hay quien hace las cosas mejor y redacta un pequeño contrato en donde se detallan las deudas de ambas partes y la liquidación a realizar.

La regulación de la compensación

Según el artículo 1195 del Código Civil, se podrá producir el pago por compensación en aquella situación en la que dos personas son, por derecho propio, recíprocamente deudoras y acreedoras la una de la otra.

En el artículo 1196 se especifican los requisitos necesarios para que se pueda proceder a la compensación de deudas, siendo los siguientes:

  • Que cada uno de los obligados lo esté principalmente, y sea a la vez acreedor del otro.
  • Que ambas deudas consistan en una cantidad de dinero, o, siendo fungibles las cosas debidas, sean de la misma especie y también de la misma calidad, si ésta se hubiese designado.
  • Que las dos deudas estén vencidas.
  • Que sean líquidas y exigibles.
  • Que sobre ninguna de ellas haya retención o contienda promovida por terceras personas y notificada oportunamente al deudor.

El principio de no compensación

El principio contable de no compensación indica que, salvo que una norma disponga de forma expresa lo contrario, no podrán compensarse las partidas del activo y del pasivo o las de gastos e ingresos, y se valorarán separadamente los elementos integrantes de las cuentas anuales.

Por tanto, el principio de no compensación hace referencia a la compensación de partidas, no a la forma que se saldan las cuentas entre empresas, ya que cuando se materialice el pago será cuando se den de baja los saldos deudor y acreedor, respectivamente contabilizados con la entrada o salida de tesorería según sea el caso.

Otra cosa distinta, es que, sin practicar la liquidación de facturas, en nuestra contabilidad compensemos saldos deudores con acreedores y dejemos reflejada solo la diferencia resultante.

Si alguien, pensando en el principio de no compensación, paga una deuda y luego no cobra el importe que le deben, aparte de la pérdida monetaria, es probable que tenga que dar detalladas explicaciones a la dirección de la empresa por su manera de proceder. Para evitar situaciones de este tipo, es muy conveniente estar muy atentos a la situación y evolución de las facturas y la tesorería y tener las herramientas para hacerlo de la forma más sencilla.

¿Existe alguna limitación fiscal a la hora de realizar un netting en efectivo?

Según la Agencia Tributaria, en respuesta a una consulta vinculante, en el caso de que se suscriba un contrato de cuenta corriente para la recíproca concesión de créditos en operaciones comerciales sin que sus partidas puedan hacerse efectivas hasta las fechas en la que el contrato fija el cierre y liquidación del saldo final, el pago dinerario resultante es la liquidación del saldo de la cuenta. Por ello, el único pago dinerario que se encuentra sometido a las limitaciones a los pagos en efectivo de 2.500 euros es el resultado de la liquidación de dicho saldo.

Por lo tanto, la compensación es un mecanismo más para la extinción de las obligaciones. Quizá no sea el más común, como sí lo es el pago o cumplimiento, pero es un medio a nuestro alcance para hacer una gestión de cobros y pagos más ágil.

Dejar una respuesta