Icono de lupa

Programas de Sage Foundation

Sage Foundation participa en diversos programas de desarrollo que ofrecen asistencia y financiación a más de 1000 entidades sin ánimo de lucro.

Programas exclusivos de Sage

Sage Foundation reúne a gente de todo el mundo para ayudar a las comunidades locales y fomentar un cambio positivo. Sage Foundation se inspira en los conocimientos, la experiencia y la pasión de su gente. Ofrece a los empleados, clientes y partners la oportunidad y capacidad para abordar los grandes desafíos a los que se enfrentan comunidades de todo el mundo.

A través de nuestros programas exclusivos, Sage Empowering Women, Sage Inspiring Youth y Sage Serving Heroes, el modelo filantrópico que adopta Sage Foundation se centra en aportar tiempo, capacidad e inversión a programas benéficos destinados a jóvenes, mujeres y militares veteranos, que nos permitan llevar a cabo acciones significativas en las comunidades en las que trabajamos.

2 millones de dólares para organizaciones benéficas en 2022

Hemos culminado con éxito el $1 Million Challenge que el CEO Steve Hare nos propuso. Ese reto unió a compañeros de todo el mundo y ha ayudado a miles de personas a través de las 1000 organizaciones sin ánimo de lucro que han participado. Sin embargo, no queremos detenernos ahí. Tan pronto como logramos la meta del millón de dólares, Steve Hare anunció un objetivo aún más ambicioso: un desafío el doble de grande. Esta vez vamos a recaudar 2 millones de dólares para organizaciones sin ánimo de lucro con 2022 como fecha límite (y queremos llegar a esta cifra lo antes posible).

Sage Foundation NPO Success

Sage Foundation está comprometida con el apoyo a organizaciones sin ánimo de lucro (ONG). Por ello, en su día lanzamos Sage Foundation NPO Success, un programa que ofrece descuentos en suscripciones de Sage Business Cloud y que permiten ahorrar tiempo, limitar costes, reducir errores y cumplir con la normativa.

Casos prácticos

Estos son solo algunos de los proyectos que Sage Foundation se enorgullece de apoyar:

 

En 2016, el director financiero de Sage, Steve Hare, se comprometió a algo arriesgado.

Afirmó que, si le patrocinaban, haría algo que no le gustaba nada: correr. Y no se refería a una carrerita ocasional: se comprometió a correr 500 km (no del tirón, obviamente).

El objetivo era recaudar fondos para Cramlington Voluntary Youth Project (CVYP), una pequeña organización benéfica que ofrece un abanico de oportunidades para ayudar a los jóvenes en el noreste de Inglaterra. CVYP ofrece servicios seguros y accesibles que responden a las necesidades de jóvenes de distintas edades y aptitudes. Cada semana trabajan con cerca de 250 jóvenes.

Steve no era en absoluto un "runner" y más bien se definía como un mero espectador en asuntos relacionados con el deporte. “Sí, claro, voy al gimnasio e incluso alguna vez me he atrevido a hacer esquí acuático en vacaciones, pero eso es todo”.

Su familia y amigos no estaban muy convencidos del plan. “La gente recibió mi propuesta con una mezcla de escepticismo y preocupación por mis articulaciones”.

El truco estaba en empezar poco a poco, sin excesos, alternando carreras con paseos. No siempre fue fácil, sobre todo entre la lluvia y el frío del invierno. Para Steve, la clave fue recordar por qué lo hacía. “Cada vez que busques una excusa para abandonar, debes recordar por qué corres. Como dicen en el mundillo empresarial: encuentra tu porqué”.

En poco tiempo, Steve no fue el único en encontrar ese "porqué": lo que empezó como una captación de fondos personal acabó ampliándose a todo el equipo de finanzas de Sage y, con el tiempo, al resto del mundo. 

Para hacerse una idea, 500 km son casi

cinco maratones…

56 veces la longitud de la Gran Muralla china…

y 73 veces la longitud del Nilo.

Ahora Steve se ha marcado una nueva meta: elevar el dinero recaudado para CVYP a 150.000 GBP y ayudar a Sage Foundation a alcanzar el ambicioso objetivo de dos millones de dólares. El dinero recaudado servirá para que la asociación pueda construir un nuevo centro recreativo que ofrezca a los jóvenes sin recursos de la zona la oportunidad de montar en bici, hacer camping, practicar el tiro con arco, navegar, hacer deportes acuáticos, rutas de senderismo y otras actividades, en muchos casos, por primera vez.

Una cosa está clara: correr ya no es cualquier cosa para Steve.

Únete ya al reto $2 Million Challenge de Sage.

 

En el Día internacional de Nelson Mandela en Sudáfrica, se pide a los ciudadanos de este país que donen 67 minutos de su tiempo para ayudar a sus comunidades. Los empleados de Sage se tomaron muy en serio esta llamada a la acción y organizaron un día de voluntariado con Afrika Tikkun, una organización benéfica que trabaja para que los niños y los jóvenes de hoy sean ciudadanos productivos el día de mañana. Los empleados de Sage dedicaron el día a trabajar con niños en Diepsloot, una zona empobrecida al norte de Johannesburgo. Diepsloot tiene una alta tasa de desempleo juvenil y carece de programas de desarrollo infantil. Unido al estatus socioeconómico de la zona, los residentes se enfrentan a la desintegración de las estructuras familiares y tienen dificultades para acceder a un futuro mejor. En colaboración con Afrika Tikkun, los empleados de Sage establecieron lazos con los niños mediante actividades amenas y educativas.

“¿Cómo mides la sonrisa de un niño cuando vive en la más absoluta miseria? ¿Cómo le ayudas a olvidar esa situación durante un día?”, se pregunta Joanne van der Walt, directora del programa Sage Foundation en África. “Estoy encantada de haber podido trabajar juntos, vivir la satisfacción del voluntariado y lograr un cambio en las vidas de estos niños”. Los voluntarios impartieron un taller de Orientación laboral en línea con el modelo de asistencia “Cradle to Career” (De la cuna a la carrera profesional) de Afrika Tikkun. Durante el taller, los empleados de Sage hablaron de cómo gestionar una marca personal en redes sociales, cómo diseñar un CV eficaz y qué pasos seguir para tener éxito en una entrevista de trabajo. Además, los voluntarios ayudaron a niños de entre 4 y 8 años a decorar cupcakes con coberturas y golosinas para darle un toque dulce y creativo a la jornada. “Volveremos a colaborar con Afrika Tikkun”, afirmó Joanne. “Fue la manera perfecta de ayudar a quienes más lo necesitan en el Día Internacional de Nelson Mandela, y a nuestros empleados les encantó la experiencia de trabajar con niños”.