Playing now

Playing now

Diferencia entre margen de ganancia bruta, neta y de contribución

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

En este post podrás descubrir el significado de los términos margen de ganancia bruta, neta y contribución, y cuáles son las principales diferenciales entre ellos.

El margen de ganancia es uno de los principales indicadores para medir la rentabilidad de una empresa. Por ello, es preciso comprender que existen diversas variaciones. Es fundamental conocer la diferencia entre margen de ganancia bruta, margen de ganancia neta y margen de contribución.

En este artículo explicamos todos los detalles de estos términos para que puedas entender cuál es el grado de representatividad de cada uno de ellos. No se trata de indicar cuál es el más importante, sino de comprender que cada uno de ellos tiene su utilidad en función del contexto empresarial en que se encuentran.

¿Qué es el margen de ganancia bruta?

El margen de ganancia bruta es el cálculo más simple que puedes hacer para determinar cuánto estás ganando con la venta de un producto. Además, muchos utilizan esta técnica mucho más simple para averiguar el precio medio que se debería cobrar por un producto o servicio en concreto.

Para entender mejor el margen de ganancia bruta, vamos a ver un ejemplo.

  • Vamos a suponer que vendes un producto por 44 €
  • Para su fabricación, el gasto en materias primas y mano de obra ascendió a un total de 22 €
  • Tendremos, por tanto, un margen de ganancia bruta de 22 €
  • En ese caso no hemos tenido en cuenta otros gastos complementarios como el transporte, por ejemplo
  • En nuestro ejemplo, tenemos que los 22 € corresponden al 50% del valor del producto

No obstante, esto no significa que este dinero que sobra vaya a ir directo a la caja de tu empresa.

¿Qué es el margen de ganancia neta?

El margen de ganancia neta es un cálculo un poco más complejo, porque incluye una serie de factores. En líneas generales, podemos definir el margen de ganancia neta de un producto o un servicio como aquello que realmente sobra después de descontar el coste de materia prima, mano de obra y gastos eventuales.

Volvamos a nuestro ejemplo.

  • Un producto vendido por 44 € tiene un coste de 22 € correspondiente a materia prima y mano de obra
  • No obstante, otros gastos administrativos, como los impuestos y el transporte, hacen que acabes gastando 9 € más
  • Por lo tanto, el resultado da 13 €
  • Observa que el margen de ganancia neta siempre es menor que el margen de ganancia bruta
  • Esto se debe a que, en este caso, hemos restado todos los importes correspondientes a gastos complementarios, desde la producción hasta la entrega real del producto
  • Por lo tanto, por cada producto de 44 € que vendes, acabas ganando 13 €

¿Qué es el margen de contribución?

Por último tenemos el margen de contribución. Este margen hace referencia a los importes complementarios que deben descontarse del valor total recibido, pero que siempre pueden calcularse directamente. Es necesario, en este caso, conocer el porcentaje de contribución de cada uno de ellos caso por caso.

Vamos a volver a nuestro ejemplo.

  • Vamos a suponer que el producto fue comercializado por un vendedor que recibió una comisión por la venta
  • Esta comisión puede variar dependiendo de cada vendedor y, por ello, debe considerarse como un coste variable
  • Al restar los costes variables del importe bruto recibido se obtiene el importe final que realmente irá a parar a la caja de tu empresa
  • Por ello, es fundamental que el importe del producto sea suficiente para cubrir todos los gastos que éste origina
  • En caso contrario, perderás dinero en cada transacción de venta

¿Cómo se pueden controlar los márgenes de ganancia y el margen de contribución?

Aunque no se trata de una tarea complicada, mantener el control efectivo de los márgenes de ganancia de un gran volumen de productos requiere mucha atención.

Actualmente, no recomendamos que hagas cálculos manualmente. Es mejor utilizar un software de gestión financiera y contable.

Estas aplicaciones y estos servicios en Internet permiten acceder a los resultados en tiempo real. Solo tendrás que introducir los importes de venta y el sistema calculará automáticamente el montante sobrante. De la misma forma, se puede encontrar el precio idóneo para un producto por medio de la fijación dinámica del precio, ajustando las variables.

Esto evita que tu empresa cometa errores o no sepa reaccionar a posibles fluctuaciones en los costes variables de los productos. Se trata de una forma segura de garantizar que tu empresa siempre está comercializando los productos con un margen de ganancia mínimo en cualquier condición.

Controla el precio de venta ideal

Todos estos factores que hemos mencionado anteriormente son fundamentales para que tu empresa pueda encontrar el mejor valor de venta para un producto.

No siempre es una misión fácil, ya que es necesario conciliar una serie de factores como el precio medio del mercado, los márgenes de ganancia y los costes de explotación. En muchas situaciones, vender más barato solo para ganar a la competencia puede representar una pérdida de dinero si no existe una estrategia que respalde esa decisión.

Existen empresas, por ejemplo, que seleccionan algunos productos para que sirvan de «cebo» para atraer a consumidores y hacer que después compren otros artículos. En este caso, algunos artículos se comercializan a precio de coste, es decir, sin margen de ganancia o casi sin margen. No obstante, esta estrategia requiere mucha atención para que tu empresa no acabe «pagando por trabajar».

El trabajo de fijación de precios debe ser llevado a cabo por personas especializadas en el tema.

Así, utilizar un software de contabilidad y facturación es esencial para reducir al mínimo los errores y dar más agilidad al proceso, pero contar con personas que comprendan la composición de los precios como parte estratégica del trabajo de la empresa también es importante.

Ahora que ya sabemos cuáles son las diferencias entre margen de ganancia bruta y neta, y margen de contribución, será mucho más fácil pensar en la estrategia de tu negocio, ¿no crees?

Contabilidad para todos

Conoce los ciclos de contabilidad básicos, qué procesos automatizar, cómo gestionar la tesoría y mucho más.

Descarga gratuita

Dejar una respuesta