Playing now

Playing now

El contable de ayer, el asesor de hoy (e-book)

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete
sage

En este informe con contenido actualizado, hacemos un repaso a la realidad de la profesión de asesor contable. Un post en el que se muestra cómo las asesorías y despachos profesionales están en constante modernización en las últimas décadas, yendo directamente a la par con el auge de la tecnología.

  • Descubre la opinion de más de 3.000 asesorías y despachos profesionales de todo el mundo en el informe actualizado a 2019.
  • El 90% de los profesionales considera que se ha producido un cambio cultural en los procesos contables.

El futuro de la profesión de asesor contable puede generar una sensación desconcertante. La realidad actual es muy diferente a la existente hasta hace poco tiempo. Como resultado, se mezclan los temores y las buenas expectativas en un contexto que plantea diversos retos.

Para arrojar luz sobre el futuro de la profesión, Sage ha entrevistado a más de 3.000 asesorías y despachos profesionales de todo el mundo, elaborando con dicha información una guía de descarga gratuita. Se trata del e-book «El contable de ayer, el asesor de hoy 2019″. En él se ofrece información y consejos prácticos para los profesionales del sector de hoy en día.

En pocas palabras, las cosas están cambiando de una manera que probablemente no hemos experimentado desde hace 40 años, cuando se produjeron innovaciones como los ordenadores personales o la desregulación de los mercados financieros.

Existen numerosos motivos que explican esta metamorfosis cultural, pero, en definitiva, el informe “El contable de ayer, el asesor de hoy 2019” indica que ya se está produciendo como respuesta a los cambios que tendrán lugar durante la próxima década.

El contable de ayer, el asesor de hoy

Una guía actualizada a 2019, con datos y contenidos prácticos para los asesores contables de hoy en día.

Descarga gratis

Hazte la siguiente pregunta: ¿de verdad crees que tus procesos contables en 2030 serán igual que ahora, teniendo en cuenta todos los cambios sociales y tecnológicos que se están produciendo?

¿Qué vas a hacer para estar preparado?

Una profesión en desarrollo

Un 90 % de los asesores contables de todo el mundo está de acuerdo en que se ha producido un cambio cultural en el sector de la contabilidad, asesorías y despachos profesionales. Únicamente el 10 % no comparte esta opinión.

¿Qué está pasando? Los datos de la encuesta sugieren que el cambio cultural está parcialmente motivado por los clientes y el mercado, que juntos están exigiendo mucho más que las tareas tradicionales de cálculos numéricos y cumplimiento de la normativa que hasta hace poco han determinado la contabilidad.

Echemos un vistazo a los datos:

Sage

Vamos a profundizar en las implicaciones que algunos de estos datos tienen para tus procesos contables.

Ofrece al mercado lo que necesita

Podríamos decir que el motivo menos específico de los enumerados, las necesidades del mercado, hace referencia prácticamente a cualquier cosa que un cliente nuevo o existente solicite de los procesos contables.

Por supuesto, puede ser la gestión de impuestos al final del ejercicio, pero cada vez más se refiere a servicios de consultoría, cuya naturaleza se centra en el asesoramiento, por lo que se observa cómo el aumento de las necesidades de los clientes se considera un punto representado en el gráfico anterior.

Sin duda tu despacho profesional se fundó en su momento para satisfacer las necesidades del mercado. En caso contrario, no habría llegado muy lejos.

Adáptate a las necesidades actuales del mercado

¿Pero hasta qué punto estás adaptado a las necesidades actuales del mercado?

Hay una forma sencilla de averiguarlo, comparar tus procesos contables con los de otra asesoría o despacho nuevo que haya empezado a operar recientemente en tu zona. En parte puede ser tan sencillo como averiguar qué servicios ofrecen consultando su material de marketing o su página web.

¿En qué centran sus esfuerzos? ¿Están especializados? Y en caso afirmativo, ¿por qué crees que es así?

  • Pero también debes ser consciente de tu enfoque de negocio, es decir, de tu cultura. Por ejemplo, hoy en día cada vez más empresas nuevas funcionan en entornos totalmente digitales. Además, algunas de ellas ni siquiera tienen una oficina física para el personal, que trabaja de forma remota.
  • Para algunos puede parecer un enfoque radical, pero, para otros, es la norma. Permite a los nuevos despachos ahorrar dinero y, en consecuencia, reducir los costes de los clientes, que aprecian un planteamiento tan avanzado ya que ellos podrían encontrarse en la misma situación.
  • También podrías plantearte qué forma adoptaría una asesoría si empezara a funcionar hoy. Resulta impensable que la tecnología no ocupe un lugar central en todas sus facetas.
  • Y en la época actual de digitalización de impuestos y nóminas, deberías pensarte dos veces poner en marcha procesos con clientes que giren en torno a procedimientos en papel y cajas de recibos entregadas físicamente. ¿Esperarías una lista de clientes 100 % digital?

Está claro que todo esto es muy radical, y probablemente no sea sensato ni deseable adaptarlo a una asesoría existente. ¿Pero qué aspectos puedes convertir en cambios prácticos en tus procesos? Al menos, puede que debas iniciar un debate con tu personal sobre los objetivos del negocio durante los próximos años.

Cómo reaccionar ante las cargas burocráticas

La mayoría de asesores contables son conscientes de una cadena de hechos familiar: los gobiernos desarrollan una nueva legislación, que impone nuevas presiones a las empresas, que a su vez acuden a su asesor contable para que les ayude como mínimo a comprenderla y, con frecuencia, a abordarla.

¿Está empeorando el panorama normativo?

  • En las últimas décadas hemos sido testigos de numerosos escándalos financieros, que han forzado la reacción de los órganos legislativos. Aun así y, puede que irónicamente, muchos de estos mismos órganos de las mayores economías occidentales han intentado al mismo tiempo reducir la burocracia.
  • Quizás la consecuencia directa haya sido una reestructuración de la situación normativa, más que una reducción o, incluso, un aumento.
  • Aun así, el aumento o las modificaciones de las normativas continúan siendo un factor básico de negocio para los contables y, cada vez más, también un motor de innovación, ya que las distintas normativas desafían a los contables a mantener el control de la situación.

Tal como refleja el informe “El contable de ayer, el asesor de hoy 2019” de este año, asesorías y despachos de todo el mundo están de acuerdo en que esto forma parte del cambio cultural.

Sin duda tu negocio está especializado en cambios normativos pero, ¿se mantiene al día de los cambios que tus clientes exigen? ¿Podéis tú o tu personal acceder a la formación necesaria para aprender lo que necesitáis saber?

Basándonos en las conclusiones del informe hay preguntas que no solo se deben formular periódicamente, sino también investigar a fin de aplicar cambios inmediatamente.

Aprovecha al máximo la digitalización

Ya hace casi medio siglo que la tecnología y la contabilidad caminan de la mano, con la calculadora electrónica que permitió a este sector entrar en la era moderna, y la informática en la nube, la IA y los bots como las tecnologías de vanguardia que cambian los fundamentos del trabajo de los contables.

Aun así, la adopción tecnológica no avanza lo suficientemente rápido, o al menos eso es lo que afirman los contables entrevistados en el informe “El contable de ayer, el asesor de hoy 2019”. El 85 % de los contables considera que la profesión en su país tiene que acelerar el ritmo de la adopción tecnológica para mantener su competitividad internacional.

Cuando se les preguntó por el retraso de las empresas, entre los motivos se incluye la falta de tiempo y dinero para invertir en la transformación digital (13 % y 38 % de los encuestados, respectivamente), aunque el 25 % de las empresas indica que les detiene la falta de experiencia.

Pero, sin duda, los asesores contables tienen una cosa clara: la tecnología cambia las reglas del juego. Generaciones de contables ya lo han experimentado. Ofrecer excusas en lugar de adoptar la nueva tecnología es un paso atrás.

Sage

De nuevo, la solución consiste en mantener la digitalización como una prioridad en todo momento. No se puede tratar como algo que se hace una vez y de lo que luego puedes despreocuparte, porque actualmente la tecnología evoluciona a tal ritmo que se comercializan productos nuevos y útiles cada poco tiempo.

Por ejemplo, ¿qué sabes del blockchain y el cambio hacia los libros contables descentralizados? ¿Qué sabes sobre la manera en que la automatización e procesos está cambiando de manera sustancial los trabajos administrativos de nivel bajo en la profesión? Si todo esto te suena a chino, tienes un problema importante que no dejará de empeorar a medida que pase el tiempo.

Infórmate sobre las tecnologías e intenta concebir cómo afectarán a tus procesos y herramientas existentes. Por ejemplo, busca datos sobre la forma en que las tecnologías están empezando a implementarse en las empresas. Podrías incluso realizar inversiones prudentes en formación y tecnología, pero asegúrate de alinearte con tus clientes ya que, en última instancia, son ellos los que se beneficiarán de estos cambios.

Adáptate a los cambios generacionales

Se ha hablado largo y tendido de la generación de los millennials. Nacidos entre 1983 y 2000, la oficina del censo de los EE. UU. informa de que es la mayor generación contemporánea de este país por edad. 2018 ha marcado el primer año en que los nacidos en el siglo XXI han alcanzado la mayoría de edad.

Los millennials nacieron en un mundo de tecnología por lo que, instintivamente, recurren a ella sin pensar para todas sus actividades. No solo eso, según un informe de Sage (Walking the Walk) y a diferencia de generaciones anteriores, los millennials tienen un conjunto único de valores.

Por ejemplo, el 62 % de los emprendedores millennials afirma que ha sacrificado beneficios para mantenerse fiel a sus valores personales, y el 66 % dice que da prioridad a su vida personal por encima del trabajo. Dos tercios de los emprendedores millennials creen que pondrán en marcha más de un negocio durante sus vidas.

Sage

El hecho de que actualmente están fundando empresas es el motivo de que estén afectando a la profesión de asesor contable y ayudando a crear el cambio cultural. Necesitan servicios de contabilidad, pero saben lo suficiente como para ocuparse por sí mismos de la operativa diaria.

Valoran más a los asesores contables como socios empresariales orientados a los servicios para que les guíen por los procesos y dificultades de la vida empresarial.

¿Puede tu asesoría proporcionarles ese servicio? Si la respuesta es no, ¿cómo puedes realizar los cambios necesarios para poder hacerlo y, por tanto, mantener tu relevancia en el mercado?

Pero el cambio no solo afecta al tipo de clientes. Cada vez más los millennials se están incorporando a los procesos contables. Aquí también podemos encontrar ventajas considerables. ¿Qué mejor manera de animar a las empresas dirigidas por millennials a que se conviertan en tus clientes que contar con tus propios empleados millennials con los que puedan identificarse y que compartan sus valores?

Debes asegurarte de sacar partido de los millennials, ya que el estudio muestra que sus expectativas de desarrollo profesional son altas, y no toleran bien los trabajos de bajo nivel.

Conclusión

Actualmente se está produciendo una tormenta perfecta de desafíos que afectan profundamente al mundo de la contabilidad, de una manera que no hemos presenciado en décadas. De hecho, puede que sea la primera vez que vemos algo así.

Los asesores contables sufren la presión de tener que adaptarse y evolucionar, lo que podría conllevar cambios radicales. Casi sin duda implicará una evaluación integral de tus procesos y actitudes.

Pero, tal como demuestra nuestro estudio, no hay otra opción si quieres preparar tus procesos contables para la nueva década.