Playing now

Playing now

Emprendedor de responsabilidad limitada, cómo protegerse del deporte de emprender

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

La publicación de la ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización reúne una serie de políticas de fomento del emprendimiento entre las que se encuentra la regulación del emprendedor de responsabilidad limitada (ERL), nueva figura que minimiza en cierto grado los riesgos futuros del empresario individual en el ejercicio de una actividad productiva, dando respuesta a la histórica petición de cobijo que vienen solicitando los colectivos de empresarios y profesionales autónomos.

Así, el concepto de responsabilidad universal introducido por el código civil por el que el empresario individual responderá con sus todos sus bienes presentes y futuros frente a las responsabilidades contraídas con terceros en el ejercicio de su actividad económica baja la guardia permitiendo al emprendedor de responsabilidad limitada desvincular su vivienda habitual del alcance de las acciones de sus acreedores.

Requisitos del inmueble

La vivienda habitual protegida, ya sea propia o común, no debe tener un valor superior a 300.000€ (450.000€ cuando la vivienda este situada en poblaciones de más de 1 millón de habitantes) no pudiendo estar afecta a la actividad económica realizada por el propio emprendedor.

Obligaciones

Será decisión voluntaria del empresario individual el adoptar la forma de emprendedor de responsabilidad limitada para lo cual habrá de inscribirse como tal en el Registro Mercantil correspondiente a su domicilio así como identificar en el Registro de la Propiedad la desvinculación de su vivienda habitual a las deudas derivadas de su actividad productiva. Ambas gestiones pueden llevarse a cabo de forma telemática mediante la actuación de un Punto de Atención al Emprendedor (PAE) en un periodo máximo de 12 horas hábiles por un coste total de 64 euros.

Por contra, el emprendedor de responsabilidad limitada estará obligado a formular, depositar y, en su caso auditar, las cuentas anuales correspondientes a su actividad emprendedora con el considerable aumento de las cargas administrativas que esto supone. El incumplimiento del depósito en plazo de las cuentas anuales, durante el séptimo mes siguiente al cierre del ejercicio, supondrá la privación del derecho de protección de la vivienda habitual si bien el posterior cumplimiento de esta obligación restablecerá esta pérdida.

Los emprendedores de responsabilidad limitada que tributen en régimen de estimación darán cumplimiento a estas obligaciones mediante el depósito de un modelo estandarizado de propósito fiscal y mercantil.

Alcance de la limitación

La protección de la vivienda habitual del empresario no será extensible a las deudas contraídas con anterioridad a la inscripción del emprendedor de responsabilidad limitada, a aquellas derivadas de su actividad personal y no profesional ni a los créditos de derecho público de los que sea titular el empresario individual.

Asimismo no podrán beneficiarse de la protección de su vivienda habitual aquellos empresarios o profesionales que hayan actuado con fraude o negligencia grave en el cumplimiento de sus obligaciones con terceros.

Conclusión

Una de las principales líneas de actuación para la estimulación de la actividad emprendedora está constituida por la creación de nuevas formar de emprendimiento como son las sociedades limitadas de formación sucesiva y las miniempresas o empresas de estudiantes, que, junto con el emprendedor de responsabilidad limitada, además de una inyección de flexibilidad y amplitud, aportan al sistema mayor variedad en las condiciones de acceso al autoempleo mientras se reactiva la capacidad empleadora del tejido empresarial.

Dejar una respuesta