Finanzas

Estas son las ventajas del leasing para emprendedores

Sage

Descubre las características que hacen del leasing para emprendedores una vía de financiación e inversión que debes conocer y/o considerar.

  • Contablemente, el leasing suele calificarse como arrendamiento financiero.
  • Desde el punto de vista fiscal, el leasing puede representar una opción para diferir el pago de impuestos.

El leasing para emprendedores es una alternativa de financiación e inversión que no siempre está bien comprendida. Comparte algunos de los rasgos con otros contratos. Lo que puede generar confusión.

¡COMPÁRTELO! ¿Eres emprendedor? Descubre las ventajas del leasing. ¿Sabías que supone una forma de financiar el pago del IVA?

En líneas generales, podemos decir que sus ventajas pueden agruparse en torno a tres grandes cuestiones. Por un lado, posee unas características jurídicas que le dan cierta flexibilidad. Además, su fiscalidad es favorable. Por último, su contabilización se adapta a distintos tipos de empresas.

El régimen jurídico del leasing para emprendedores

El contrato de leasing para emprendedores se adapta a diferentes circunstancias. En última instancia, se puede pactar todo aquello que no vaya contra la ley, la moral o el orden público. Por tanto, es habitual que sean las condiciones de tratamiento fiscal las que marquen las características.

En todo caso, una definición cercana de lo que es el leasing es la que establece la disposición adicional tercera de la Ley 10/2014. Esta habla de contratos de arrendamiento financiero con las siguientes características:

  • Deben tener por objeto la cesión del uso de bienes muebles o inmuebles.
  • Los bienes deben haber sido adquiridos conforme a las especificaciones solicitadas por el futuro usuario.
  • El usuario debe pagar periódicamente unas cuotas.
  • Los bienes deben afectarse a explotaciones agrícolas, pesqueras, industriales, comerciales, artesanales, de servicios o profesionales.
  • Debe incluirse necesariamente una opción de compra a favor del usuario. Si este no la ejerce, el arrendador puede ceder el bien a un nuevo usuario. Aunque el bien no se haya adquirido a las especificaciones de este usuario posterior.

Por tanto, es una manera de obtener el uso de un bien que va a facilitar tus procesos sin que tengas que desembolsar el pago de una vez. Por otro lado, ofrece una mayor personalización que el arrendamiento tradicional. Ya que es el usuario el que da indicaciones al arrendador de qué bien tiene que adquirir.

Además, la entidad que financia la operación mantiene una garantía importante. Retiene la propiedad del bien hasta el hipotético ejercicio de la opción de compra. Así, va retornando progresivamente la inversión y, en todo caso, si hay un incumplimiento, el bien sigue siendo suyo. Esta es, por tanto, una forma de facilitar la operación.

Los impuestos y las ventajas del leasing para emprendedores

Desde el punto de vista del IVA, el leasing es una forma de financiar el pago del impuesto. En una compraventa, pagarías de una vez, normalmente con la entrega o el anticipo del precio. Con el leasing, el IVA va incluido en los desembolsos progresivos que vas haciendo.

En el impuesto sobre Sociedades, hay un tratamiento especial para los arrendamientos financieros con las siguientes características generales:

  • El arrendador debe ser una entidad de crédito o una entidad financiera de crédito.
  • En general, los contratos deberán tener un plazo mínimo de 2 años para bienes muebles y 10 para inmuebles.
  • Debe quedar expresado en el contrato la parte que corresponda a la recuperación del coste del bien. Excluido el valor de la opción de compra y la carga financiera exigida por ella.
  • Las cuotas que se pagan anualmente no pueden decrecer con el tiempo.
  • La carga financiera es fiscalmente deducible.
  • Puede deducirse la recuperación del coste del bien hasta una cantidad igual al resultado de aplicar el coeficiente de amortización lineal máximo multiplicado por dos (o por tres en empresas acogidas al régimen de reducida dimensión). Además, es una excepción al principio de inscripción contable. De este modo, podremos deducir hasta esa cantidad, aunque no figure un gasto en nuestras cuentas de la misma magnitud.

Aunque puedas celebrar un contrato de leasing con otras condiciones, deberás respetar todos los requisitos si quieres disfrutar del régimen fiscal especial.

Por tanto, la principal ventaja es la posibilidad que da de diferir el pago del impuesto. En muchos supuestos, el doble o triple del coeficiente de amortización lineal máximo puede suponer una amortización rápida. Además, no tiene por qué reflejarse en la misma medida en las cuentas. Esto es especialmente ventajoso en el caso de bienes en los que no se puede aplicar la amortización degresiva, como en los edificios, el mobiliario o los enseres.

El tratamiento contable del leasing 

Algunos pequeños negocios pueden beneficiarse de la posibilidad de elegir entre diversas formas de contabilizar el leasing. En función de la versión del Plan General de Contabilidad (PGC) que apliquen, el reflejo en las cuentas será uno u otro. Cuando este tipo de inversiones tiene mucho peso, puede ser el elemento determinante para decantarse por una u otra opción, si es que tienes varias.

En general, el tratamiento es bastante neutral. De hecho, si el arrendatario no ha asumido una transferencia sustancial de riesgos y beneficios, se contabilizaría como un arrendamiento operativo.

No obstante, lo normal es que un leasing tenga la calificación contable de arrendamiento financiero. La principal ventaja es el reconocimiento de un activo, lo que puede mostrar mayor tamaño del negocio. En el caso de micropymes, sin embargo, puede optarse por retrasar el reconocimiento hasta el ejercicio de la opción. Así, transmitiremos una mayor rentabilidad.

Versión normal del PGC

En versión normal del PGC, si el arrendamiento tiene carácter financiero, actuarás del siguiente modo:

  • Al inicio, registrarás un activo y un pasivo por el mismo importe. Será la menor de las dos siguientes cifras: el valor razonable del activo arrendado o el valor actual de los pagos mínimos acordados.
  • La carga financiera se determinará aplicando el método del tipo de interés efectivo.
  • Las cuotas de carácter contingente son gastos del ejercicio en que se incurra en ellas.
  • La amortización, deterioro y baja del activo sigue los criterios que le correspondan según su naturaleza.
  • La baja del pasivo sigue los criterios de los instrumentos financieros.

Versión para pymes del PGC

La contabilización es semejante a la versión normal. La diferencia principal es que el valor del activo y pasivo reconocidos inicialmente será siempre el valor razonable del activo sin incluir los impuestos repercutibles por el arrendador. A ese valor, hay que sumarle el importe de los gastos iniciales inherentes a la operación.

Criterios para micropymes

Si los bienes son amortizables, las cuotas pagadas se registran como gasto en la cuenta de pérdidas y ganancias. No se reconoce un pasivo y el activo se reconocerá en el momento del ejercicio de la opción de compra por el precio de esta. Además, se informa en la memoria.El leasing para emprendedores es una opción atractiva en muchos contextos. Y por ello conviene conocer no solo sus características, sino sus diferencias con otras alternativas de inversión y financiación.

Software de facturación

¡ADAPTADO A FACTURA ELECTRÓNICA !

  • Descubre cómo tener tus facturas bajo control con el programa de facturación adecuado:
    • Cobrarás más rápido tus facturas
    • Reducirás los errores en su elaboración
Más información
Sage