Playing now

Playing now

Foro de Davos: el papel de las pymes en un mundo fracturado

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

La pasada semana tuvo lugar en Davos el Foro Económico Mundial 2018. Como cada año, en esta localidad suiza, se han reunido líderes empresariales, políticos, sociales e intelectuales relevantes. Uno de los temas centrales es cómo construir un futuro compartido en un mundo fracturado.

Sin embargo, aún falta en el Foro de Davos una visión muy importante: la de las pymes. Están repartidas por todo el planeta y representan muy bien la diversidad de nuestro mundo actual.

Un futuro compartido en un mundo fracturado

La preocupación por un mundo fracturado tiene dos fuentes principales. La primera es la tensión geopolítica. Y no solamente estamos hablando de conflictos entre diferentes países, sino también de la incapacidad para llegar a acuerdos. La segunda es la tensión interna dentro de cada estado: conflictos sociales y políticos e incluso dificultades de convivencia. En casos extremos, pero por desgracia más frecuentes de lo que nos gustaría, hay guerras, terrorismo, violencia, etc.

La necesidad de un futuro compartido surge de una realidad incontestable: vivimos todos en el mismo planeta. Necesitamos convivir, crear relaciones positivas, al mismo tiempo que cuidamos de la sostenibilidad ambiental y social.

El fundador del foro, Klaus Schwab, ha venido expresando su preocupación por que nuestra incapacidad colectiva para asegurar un crecimiento inclusivo y preservar nuestros recursos escasos pone en riesgo múltiples sistemas globales simultáneamente. Cree que las respuestas a ese reto deben tomar como referencia el destino de la humanidad como conjunto.

¿Qué pueden aportar las pymes a la construcción de un futuro compartido?

Las pymes pueden ayudar a “coser” muchas “heridas”. Su papel es muy importante por diversas razones.

Las pymes representan la diversidad

Pocas organizaciones pueden comprender mejor la diversidad que las pymes. En primer lugar, porque el número de pymes es tan elevado y repartido por todo el planeta que podemos encontrar emprendedores y equipos humanos con toda clase de características.

En segundo lugar, las propias pymes lanzan soluciones al mercado que pretenden satisfacer a públicos diversos. Pocas pymes se dirigen a públicos muy homogéneos. Uno de sus principales retos es aplicar su conocimiento, esfuerzo, medios materiales y organización al servicio de necesidades muy distintas. Es decir, deben comprender los efectos de la diversidad en las necesidades de las personas y organizaciones.

El proceso de internacionalización de las pymes

Cada día más pymes se internacionalizan. Muchas comienzan con ventas o prestaciones de servicios online. Más adelante se plantean si tienen un proyecto que pueda ser llevado a otros países con inversiones y contratación de personal destinado en esos lugares, además de la búsqueda de socios, proveedores y financiación ajena en el extranjero.

En ese proceso de internacionalización, un punto importante es aproximarse a la diversidad. Se manifiesta claramente en las diferencias de rasgos culturales, patrimoniales, demográficos, de experiencias vitales de la población, etc. Y no menos importante es comprender la diversidad que exista en el seno del propio país de destino. También hay que entender la distancia que puede separar a la normativa de los países de origen y destino. La internacionalización de una pyme puede ser entendida como un curso avanzado de comprensión de la diversidad.

El análisis que las pymes hacen de las tendencias

Las pymes tienen su propia vida interior en la que la referencia al entorno exterior es constante. Deben plantearse cómo evolucionar, cómo mejorar sus procesos y sus productos. Una de las principales fuentes de inspiración es, precisamente, el análisis de tendencias.

La gran pregunta que se realizan cada día millones de emprendedores en todo el mundo es cómo pueden hacer aquello que todos quieren hacer, pero adaptado a las características y potencialidades de su empresa. Eso requiere comprender la diversidad tanto del público como del propio equipo humano que trabaja en ella.

El peso de las pymes en el empleo y la producción

Cualquier solución que pretenda construir un futuro compartido en un mundo fracturado debe pensar en su implementación. Es difícil imaginarse una iniciativa que en algún momento no pase por las pymes. Como empleadores, clientes, proveedores… las pymes están presentes en la vida del conjunto de la población.

Por ese motivo, se produce una adaptación mutua entre las pymes y la evolución del entorno. Ellas buscan adaptarse al entorno, pero también contribuyen a modelarlo.

Las pymes, la diversidad y el futuro

Por estos motivos, resulta cada día más patente que el futuro es imposible sin las pymes y que éstas son capaces de integrar la diversidad y necesarias para generar un crecimiento inclusivo.

Además, las pymes que no sepan abordar el reto de la diversidad, en un entorno tan complejo y cambiante como el actual tendrán enormes dificultades para sobrevivir. Lo que hoy puede ser una solución para un público de características muy definidas puede dejar de serlo en poco tiempo.

Los líderes empresariales, políticos e intelectuales han hablado. Muchos han participado en el Foro Económico Mundial de Davos. Sin embargo, es necesario complementar esa visión con las aportaciones que hacen las pymes en su actividad diaria.

Dejar una respuesta