Playing now

Playing now

Los retos de las empresas en los próximos meses

Volver a los resultados de búsqueda

Sage

En este post, te contamos cuáles son los principales retos a los que se enfrentarán las empresas los próximos meses para sacar adelante a sus negocios.

  • 2020 ha sido un año de cambios en el que las empresas se han tenido que digitalizar e impulsar su negocio online.
  • Ofrecer una mejor experiencia de usuario es clave de cara a fidelizar a los consumidores que llegan de manera digital.

La situación provocada por la Covid-19 ha hecho sufrir al tejido empresarial, afectando no solo a las pequeñas y medianas empresas y también para las grandes corporaciones. La realidad actual también ha hecho que éstas tengna que reinventarse. Una reinvención que muchas empresas deberán completar en los próximos meses si quieren sobrevivir.

A lo largo del año, según el último barómetro Cepyme, cerca del 98% de las empresas ha reducido sus ingresos. Para la mitad de ellas la causa ha sido la falta de demanda de sus productos o servicios. Para superar la crisis económica provocada por la pandemia, la mayoría de expertos coincide en la necesidad de digitalizar el tejido emprendedor.

Falta de innovación

No obstante, el de la digitalización es solo uno de los retos a los que se enfrentarán las empresas españolas en los próximos meses. Aunque quizá sí que es uno de los desafíos más importantes de las compañías españolas. Datos de Eurostat muestran que España está lejos de alcanzar a otros países europeos a nivel de innovación. Hace un par de años, el porcentaje de empresas innovadoras españolas era del 36,9%, frente a un 57,7% en Francia.

El porcentaje de empresas innovadoras en España es del 36,9% frente al 57,7% que hay en Francia.

Lo mismo sucede a nivel inversor, donde en España la I+D supone un 26% del PIB frente a la media europea, que se sitúa por encima del 50%.

Hacerle frente a la digitalización

Se estima que la digitalización podría aumentar en un 11% los ingresos de las empresas españolas. Así lo apunta un informe de la Sociedad Digital 2019, editado por Fundación Telefónica. Además, una quinta parte de los costes podría reducirse si las empresas se digitalizaran.

A pesar de que un 23% de las pymes ya trabaja en la nube usando el cloud computing, solo un 9% de las microempresas lo hace. En este sentido, la mayoría no emplea el big data para conocer mejor a sus consumidores.

Desde Cepyme han reclamado en varias ocasiones a las administraciones que se involucren en el desarrollo digital de las empresas y que lleven a cabo acciones concretas. La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa considera que habría que invertir más en tecnología, talento e información.

La crisis económica

La economía ha sido uno de los ámbitos más afectados por la Covid-19. Las empresas lo han vivido en primera línea. El cierre de los negocios durante meses ha provocado efectos devastadores en el tejido empresarial. Hay compañías que han tenido que despedir a sus trabajadores, otras han tenido que pedir ayudas para subsistir. Algunas de ellas se han visto abocadas al cierre.

La Covid-19 ha provocado una segunda recesión desde la última crisis económica de 2008. De ahí que uno de los retos de las empresas sea responder a esta situación. Los efectos económicos no se han hecho esperar. De hecho, un 70% de las empresas hará recortes publicitarios. Un 67% dejará de contar con agencias de comunicación y un 53% eliminará sus patrocinios.

Frente a esas circunstancias, las marcas han probado un nuevo canal que les ayudará a impulsar sus negocios. Se trata del canal digital. La pandemia les ha hecho darse cuenta de que la mayoría de los clientes están online. Por eso, si se quiere llegar a los clientes potenciales, hay que explorar nuevas plataformas digitales.

A nivel de redes sociales, las compañías que quieren llegar a un público más joven están invirtiendo más en redes como Tik Tok. Pero no solo eso, pues hacer una incursión en formatos como el vídeo o en plataformas mobile son otros de los retos que tienen por delante las empresas.

Darle vida al e-commerce

La pandemia ha reconvertido el formato habitual de compras. El confinamiento y el cierre obligado de comercios impulsó la digitalización. Con ella llegó el auge del comercio electrónico. Algunas empresas optaron por impulsar sus páginas web y hacer de estas tiendas virtuales para poder subsistir mientras duró el cierre comercial.

Sin embargo, los hábitos de consumo a nivel digital no han disminuido una vez que han podido volver a abrir las tiendas físicas. Es más, diversos informes apuntan a que se mantiene y que incluso se ha incrementado el nivel de compras online.

Así pues, otro de los grandes retos de las empresas es ver como se convierte en una pieza esencial de sus negocios la página web. En ese sentido, la venta directa al consumidor será cada vez algo más normal. Esto abre la puerta a nuevos retos en el proceso de venta. A partir de ahora el punto de ‘encuentro’ entre el consumidor y la marca serán el pedido, el packaging y la entrega en el domicilio.

Sage

La página web será una pieza clave de cara a conseguir más clientes y para fidelizar a los actuales.

Consumidores a golpe de clic

Hasta hace no mucho, el consumidor era aquel cliente que entraba en el comercio y que se decidía a comprar o no un producto. Desde la pandemia, las empresas, sean del sector que sean, tendrán que prestar más atención a aquel usuario que accede a su página web.

Y es que los internautas se han convertido en consumidores a los que también hay que cuidar. Las empresas deberán procurar ofrecer un servicio óptimo tanto a nivel físico como virtual. A pesar de que el consumo online se incrementó durante los meses de confinamiento, hay expertos que creen que éste seguirá subiendo en 2021.

De hecho, un 52% de las empresas asegura que prevé cambiar sus estrategias de marketing en los próximos meses. El objetivo será ofrecer un mejor servicio a los clientes y una óptima experiencia de compra. No debe haber diferencias entre comprar en un local físico o hacerlo en una tienda online.

Cambios en el mercado, la volatilidad

La globalización y la digitalización de cualquier negocio ha roto las barreras tradicionales. Al poder vender productos por Internet, se ha acabado con la localización de los productos o servicios. Y es que, hoy en día, una empresa de Barcelona puede vender sus productos a alguien que viva en Galicia, por ejemplo.

Eso lleva aparejadas ciertas dificultades. Una de las principales tiene que ver con la volatilidad e inestabilidad del mercado. Hay más competencia, por lo que las marcas deben saber cómo hacerle frente.

Según un estudio de Warc, el 78% de las empresas considera que hoy en día es importante fijar bien el propósito de las marcas. Dentro de esos propósitos, las marcas deben prestar atención a la sostenibilidad y a factores como la inclusión o la diversidad. El 49% de ellas reconoce no contar con una política de inclusión y diversidad.

Esto lleva a pensar que muchas empresas deberán trabajar su estrategia de cara a conectar mejor con la sociedad. Aquí contar con un buen departamento de marketing será un elemento crucial de cara a comunicar todas esas acciones.

El 78% de las empresas considera esencial fijar bien el propósito de sus marcas, según un estudio de Warc.

Higiene y seguridad sanitaria

La pandemia también ha marcado un antes y después en la sociedad. No solo los ciudadanos se han dado cuenta de la importancia de la higiene, sino que las empresas se han concienciado de ello también.

El último reto que tendrán que afrontar será una apuesta decidida por la higiene y la seguridad sanitaria. Ya hay consumidores que optan por comprar en empresas que cumplan con todas las garantías sanitarias. Así que con la vista puesta en esto, las empresas deben trabajar en cuidar la salud de sus empleados y de sus clientes.

Un 91% de los encuestados por Warc reconoce que este aspecto tendrá en los próximos meses un buen reflejo en sus planes de marketing. Así que uno de los grandes retos de las empresas será cuidar este aspecto a partir de ahora.

En definitiva, la situación actual provocada por la Covid-19 ha supuesto grandes cambios, la mayoría de ellos inesperados. Las empresas de todo el mundo han tenido y están teniendo aún que adaptarse a esta transformación empresarial.

La digitalización, la atención al cliente de manera virtual, promocionarse más en redes sociales o cuidar la salud son aspectos que ahora más que nunca las compañías tendrán en cuenta.