Playing now

Playing now

Así quiere prevenir el fraude en la Seguridad Social el Ministerio de Trabajo

Volver a los resultados de búsqueda

Logotipo de Sage Advice
Sage AdviceConsejos útiles sobre gestión empresarial y actualidad legal
SubscríbeteSubscríbete

Analizamos la composición del Observatorio de Lucha contra el Fraude a la Seguridad Social, así como los objetivos que pretende cumplir y el impacto que puede tener en las empresas.

  • El observatorio pretende ser un instrumento de colaboración entre diversos organismos administrativos y agentes sociales
  • Sus actuaciones deben traducirse en una mejor lucha contra el fraude a la Seguridad Social.

El pasado 19 de junio el Ministerio de Trabajo emitió una orden ministerial que ponía en marcha el Observatorio para la Lucha contra el Fraude a la Seguridad Social. Se trata de un órgano creado con el objetivo de prevenir y luchar contra el fraude, así como recuperar recursos que pierde la Seguridad Social.

El organismo creado tiene su antecedente en uno similar del año 2006. No podrá suponer un aumento presupuestario para su funcionamiento y los recursos destinados por la Tesorería de la Seguridad Social, Inspección y diferentes organismos que lo componen tienen que salir de las propias instituciones. El objetivo es coordinar políticas, crear recomendaciones o impulsar modificaciones normativas.

Composición y funciones del Observatorio de lucha contra el fraude a la Seguridad Social

En este organismo colaborarán la Tesorería General de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Instituto Social de la Marina, el organismo estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el Servicio Jurídico de la Administración de la Seguridad Social y las organizaciones sindicales y empresariales más representativas. Se integrará en la Tesorería General de la Seguridad Social y dependerá directamente de su Dirección General.

El funcionamiento será en pleno y comisiones provinciales. El pleno se reunirá dos veces al año de forma ordinaria. De forma extraordinaria lo hará a iniciativa de su presidente o cuando lo soliciten al menos un tercio de sus miembros. Por su parte, las comisiones provinciales se reunirán al menos cuatro veces al año de forma ordinaria. En este caso elevarán sus conclusiones, propuestas o recomendaciones al pleno.

Dentro de sus funciones destacan:

  • Análisis de actuaciones y comportamientos que puedan tener carácter fraudulento y no estén dentro del plan anual de objetivos de la Tesorería e Inspección. Por ejemplo, si está establecida la lucha contra la temporalidad o los falsos autónomos ya como objetivo, no será objeto de análisis por este organismo.
  • Establecimiento de estándares y protocolos de actuación de la inspección o actuaciones de oficio de la Tesorería de la Seguridad Social.
  • Coordinación y propuestas de mejora para impulsar o profundizar en las medidas de prevención.
  • Análisis de la normativa vigente para eliminar posibles lagunas o zonas grises.
  • Divulgación de los resultados.

El pleno, así como las comisiones provinciales tienen tres meses para constituirse, por lo que deberán estar en funcionamiento en septiembre.

Objetivos del Observatorio contra el fraude

El Observatorio para la Lucha contra el Fraude a la Seguridad Social tiene como objetivos:

  1. Impulso de acciones y mecanismos de prevención, detección y corrección del fraude a la Seguridad Social.
  2. Análisis de datos para identificar posibles conductas irregulares y de fraude, especialmente las relacionados con la percepción indebida de beneficios y prestaciones de la Seguridad Social. Con ello se quiere promover medidas de prevención.
  3. Contribuir a la planificación de objetivos conjuntos entre la Tesorería General de la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
  4. Seguimiento de las acciones emprendidas, de los resultados que se obtengan y de los recursos invertidos.
  5. Divulgación y sensibilización.

Por su composición puede ser un organismo muy útil, ya que no solo se trata de coordinación entre diferentes administraciones que tienen competencias en la materia, sino que también están presentes organizaciones sindicales o representantes de empresas, que son conocedores de las prácticas en su sector, incluso cuando alguna de ellas pueda ser irregular.

¿Cómo afecta a las empresas?

Ahora mismo, nada cambia, ya que el organismo no estará en marcha hasta el mes de septiembre. De momento, los grandes objetivos en la lucha contra el fraude a la Seguridad Social seguirán siendo los mismos.

No obstante, el observatorio empezará a analizar datos para descubrir otras posibles vías de fraude. Tengamos en cuenta que, por ejemplo, las técnicas actuales se han refinado mucho en la detección de patrones ocultos a los que quizá hasta ahora no se les daba demasiada importancia y que, probablemente, acaben mostrándose como elementos clave en la lucha contra el fraude de la Seguridad Social.

Por su parte, las empresas que lo están haciendo todo correctamente, deben seguir en la misma línea. Tienen que estar pendientes del cumplimiento normativo, de la disposición de herramientas para el correcto manejo de la información laboral y relacionada con la Seguridad Social y, si es posible, anticiparse a los retos que la normativa laboral pueda deparar para el futuro.

Las que se mueven en zonas algo más indefinidas o están aprovechando algún resquicio legal, tendrán que estar atentas a las propuestas del observatorio por si tuvieran que hacer alguna modificación en sus políticas de cotización o contratación.

A medio plazo, hay que tener en cuenta que uno de los objetivos del observatorio es mejorar los resultados de recaudación, afiliación y prestaciones de la Seguridad Social, por lo que hay que esperar que sean más estrictos en determinadas áreas en las que se pondrá el foco y, posiblemente, se establezcan sanciones que sirvan como ejemplo para que otras empresas que puedan operar de forma similar corrijan sus actuaciones.

Por lo tanto, si nuestra empresa está realizando prácticas dudosas, conviene valorar algunos aspectos como, por ejemplo:

  • Hasta qué punto se están convirtiendo en un foco de atención prioritaria.
  • Cómo se van clarificando las dudas a través de los criterios jurisprudenciales.
  • Cerciorarnos de que tenemos toda la información preparada para afrontar una posible inspección cubriendo nuestras obligaciones y haciendo uso de nuestros derechos.
  • Estudiar las posibles líneas de defensa en caso de que la inspección nos resulte desfavorable.
  • Planificar posibles transiciones hacia otras prácticas.

Las actuaciones del observatorio serán una referencia más que nos ayudará a guiar nuestro comportamiento en la dirección más adecuada.

Dejar una respuesta